Google+ Followers

Nuestros visitantes

Nuestro archivo

Nuestros seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Servicios ofrecidos

  • Conferencia: Stephen King y la lectura de terror en el aula.
  • Conferencia: La promoción de lectura y las TIC´s
  • Conferencia: El rol del maestro en la promoción de lectura
  • Conferencia: El papel del lobo en los cuentos de hadas
  • Conferencia: Lectura autónoma, lectura competente
  • Conferencia: Del mito a la ciencia ficción, una historia
  • Taller de intervención de textos en el aula.
  • Taller de narración oral.
  • Taller de lectura para padres y docentes
  • Taller de lectura en voz alta para padres y docentes.
  • Taller sobre manejo de Bullyng.
  • Organización de clubes de lectura en colegios.

Ads 468x60px

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores

Featured Posts

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "

Entradas populares

Recent Posts

EL SALVAJE

Author: Diego Fernando Marín
martes, enero 31

Escrito por: David Almond
Ilustrado por: Dave McKean
Traducido por: Gonzalo Quesada
Editado por: Astiberri Ediciones
Recomendado para: Lectores en marcha
Libro ilustrado

     Esta es una historia sobre la ira. Esta, también, es una historia sobre la sublimación.

     Me gusta la ira. Me gusta porque es un sentimiento que suele ser juzgado y condenado. Debemos ser buenas personas, comprensivos, tolerantes, juiciosos, tranquilos. No debemos dejarnos llevar por la ira, la santa ira, la buena ira.

     Me encanta encontrar libros que traten sobre este sentimiento. Recuerdo ahora Fernando furioso, aunque tiene un final aleccionador, nos dejamos llevar por la ira y luego olvidamos porque nació, de donde nació. Su importancia. En contraste, Donde viven los monstruos redime la ira, y el lector de entonces se quedó buscando moralejas donde no debería haberlas. Max es el rey de todos los monstruos, se lo merece, se lo ganó a pulso. Si hay una parte que me gusta de Un monstruo viene a verme, es aquella en donde Conor O´Malley destroza sistemáticamente la casa de su abuela. Luego Conor hablara con su madre, y esta, en lugar de censurarlo, lo incita a ello, a expresar su ira, sus sentimientos, cuando quiero, do quiera.

     Sin tener problemas de ira, reconozco que es un sentimiento que he acogido de manera satisfactoria, que late en mí, que está presto a salir, que me impele. Es el sentimiento que me acompaña cuando escribo.

     El espíritu de El salvaje es el espíritu de la ira. Blue Baker, un niño que ha perdido su padre inventa una historia que es protagonizada por un salvaje. Una historia de esas que dan miedo, donde hay “sangre, tripas y aventuras” (p. 12). Blue Baker sabe que los finales felices no son la moneda más frecuente de cambio. Así que Baker comienza a contar la historia de un niño salvaje que ni tan siquiera sabe hablar, un salvaje que mata personas y se las come, un salvaje que vive en el mismo lugar donde él, que a veces lo observa y que se fija también en quien lo acosa. Porque, por supuesto, Blue Baker, quien ha perdido a su padre, tiene un compañero que lo acosa y quien también tendrá un encuentro con el salvaje; un encuentro que trasciende las páginas del cuento de Baker. Y, sin embargo, ese encuentro es atemperado por Baker, contenido, controlado, sublimado. Cada página escrita por Baker sublima su ira y la lleva a un lugar más alto; convierte su sombra en algo que va más allá del simple desahogo, lo convierte en arte.

     Eso, precisamente, es El salvaje, una obra de arte. A eso ayudan las ilustraciones de Dave Mckean, quien se solaza en la figura del salvaje, su encorvado cuerpo semidesnudo, sus rasgos primitivos, su ternura, su felicidad. Una de las mejores ilustraciones, que sintetiza todo esto que he mencionado, es aquella en donde el salvaje cabalga hacha en mano un cerdo gigantesco bajo la luz de la luna.


     ¿Qué es El Salvaje? La ira hecha arte en palabras y trazos. La buena ira, la santa ira.