Google+ Followers

Nuestros visitantes

Nuestro archivo

Nuestros seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Servicios ofrecidos

  • Conferencia: Stephen King y la lectura de terror en el aula.
  • Conferencia: La promoción de lectura y las TIC´s
  • Conferencia: El rol del maestro en la promoción de lectura
  • Conferencia: El papel del lobo en los cuentos de hadas
  • Conferencia: Lectura autónoma, lectura competente
  • Conferencia: Del mito a la ciencia ficción, una historia
  • Taller de intervención de textos en el aula.
  • Taller de narración oral.
  • Taller de lectura para padres y docentes
  • Taller de lectura en voz alta para padres y docentes.
  • Taller sobre manejo de Bullyng.
  • Organización de clubes de lectura en colegios.

Ads 468x60px

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores

Featured Posts

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "

Entradas populares

Recent Posts

sábado, julio 25

Autor: Carol Dunlop, Julio Cortázar
Ilustrador: Stéphane Hébert
Editorial: Muchnik Editores
Recomendado para: jóvenes lectores
Libro juego – Novela

     Hace algún tiempo Danny me regaló Fantomas contra los vampiros multinacionales de Julio Cortázar, con una advertencia, es malo. La advertencia me sorprendió porque había considerado que aún en sus textos más flojos Cortázar era un gran escritor, alguien que conseguía darle una vuelta a la cotidianidad para forzar su propia comprensión de lo real sobre el lector. Sin embargo, al final tuve que darle la razón a Danny, Fantomas contra los vampiros multinacionales es un texto insoportable, sin que lo puedan salvar ni siquiera su integración con las historietas. La razón que lo hace insoportable es porque no termina de ser un panfleto político ni un texto narrativo, es un horrible híbrido que no termina de afincarse en un terreno o en el otro, en donde ni siquiera puede sentirse la ternura y la poesía de otros textos de Cortázar. Con este antecedente en contra, sabiendo que Los autonautas de la cosmopista hace parte de la segunda fase de Cortázar, la fase de su compromiso político con la izquierda latinoamericana, me enzarcé en su lectura y la sorpresa no pudo haber sido mayor.
De acuerdo con google maps el camino de París a Marsella toma un tiempo de 6 horas 55 minutos en automóvil o tres, y 6 días 11 horas si el recorrido se hace a pie. Dunlop y Cortázar se las arreglaron para romper las reglas de tiempo, el espacio y la ley (de acuerdo con Cortázar el tiempo máximo permitido de estadía en la autopista era de dos días) para vivir de acuerdo con sus propias reglas de juego, 33 días; 33 días en los que contraviniendo el propio objetivo de una autopista, llevar de A a B a un viajero en el menor tiempo posible, la pareja de esposos se detuvieron todo lo que tuvieron cada dos parking, en su fiel Fafner.
El resultado no sólo es hermoso sino magistral, el tiempo vivido en la autopista no resulta solo en una contracepción contra todo lo establecido, en un manifiesto de lo que implica la vida y el escape del tiempo, sino en un verdadero tiempo poético en los que los autores se instalaron, con el fin de demostrar que el viaje era posible hacerlo en un máximo de tiempo, sino, lo confesarán casi al final los autores, descubrir que Marsella existía,
Tal vez la primera incitación a tan ardua empresa nos vino del hecho de que todos los viajeros que parten de París por la autopista vulgarmente llamada “del sur”, lo hacen en el supuesto de que al término de su viaje serán depositados en la entrada de Marsella. Este supuesto, apoyado por mapas y otros medios de conocimiento, no resiste el menor análisis serio (…¿Existe Marsella? (…) Marsella existe, y es tal como la muestra Marcel Pagnol. Pero sólo existe porque la expedición ha verificado su existencia, y no por las razones que el vulgo acepta sin análisis previo. (pp. 237-238)

   Aunque, como se dijo al principio, Los autonautas de la cosmopista se instala en esta segunda fase de la escritura de Cortázar, y los elementos políticos se presentan en diversos momentos (nadie puede ser ajeno a su tiempo), el relato se centra en la parodia de expedición seria, documentada a través de múltiples fotografías (que el tiempo o la edición de la época han convertido casi en borrones), es en principio un testimonio de amor y del escape que ambos propiciaron para huir de los demonios, como la Osita y el Lobo los llamaron, que los estaban acosando, que cobrarían la vida de Carol antes de que el libro se publicara y la vida de Julio dos años después.

     De esta manera Los autonautas de la cosmopista se convierte en un testimonio de que el establishment puede ser vencido sin necesidad de hacer un panfleto político, sino a través de la poesía.
  1. ...Creo... que lo leí hace ya demasiado tiempo.

Publicar un comentario