Google+ Followers

Nuestros visitantes

Nuestro archivo

Nuestros seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Servicios ofrecidos

  • Conferencia: Stephen King y la lectura de terror en el aula.
  • Conferencia: La promoción de lectura y las TIC´s
  • Conferencia: El rol del maestro en la promoción de lectura
  • Conferencia: El papel del lobo en los cuentos de hadas
  • Conferencia: Lectura autónoma, lectura competente
  • Conferencia: Del mito a la ciencia ficción, una historia
  • Taller de intervención de textos en el aula.
  • Taller de narración oral.
  • Taller de lectura para padres y docentes
  • Taller de lectura en voz alta para padres y docentes.
  • Taller sobre manejo de Bullyng.
  • Organización de clubes de lectura en colegios.

Ads 468x60px

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores

Featured Posts

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "

Entradas populares

Recent Posts

jueves, diciembre 31

Autor: Dr. Steven C. Schlozman
Ilustrado por: Andrea Sparacio
Traducido por: David Cruz Acevedo
Editorial: books4pocket
Recomendado para: Jóvenes lectores
Novela

     A partir de The walking death el mundo de los zombis se convirtió en todo un fenómeno que abarca todos los públicos y géneros, desde la LIJ hasta la novela romántica. Sin embargo, son pocos los productos que han alcanzado un buen estándar de calidad, incluyendo, por supuesto, a la magnífica Guerra mundial Z de Max Brooks. Sin embargo, tener una esposa que delira por todo aquello que tenga incluida la palabra zombi (creo que eso no me deja muy bien parado la verdad) ha hecho que de alguna manera me contagie.
      Con todo, mi relación con Autopsia zombi no ha sido fácil. Por cuestión de peso renuncié a traerme el libro de España hace algunos años y desde entonces lo he buscado por cuanta página de pdf´s he podido sin ningún éxito. Al final, vencido y apocado, me decidí a pedirlo a La madriguera del conejo en Bogotá, aunque la idea de hacer este tipo de pedidos no me ha entusiasmado. Aclaro, no he tenido malas experiencias, solo que me gusta hacer las visitas a las librerías y comprarme de manera directa el libro.
     Autopsia zombi cumple con el objetivo principal de su título, realizar un acercamiento biológico al fenómeno zombi, establecer posibilidades plausibles de su existencia. Incluso llega a establecer como el fenómeno del cine y la televisión contamina de alguna manera las observaciones científicas del proceso de la enfermedad. A través de las palabras de su protagonista, el Dr. Stanley Blum, el menos capaz de los doctores, el lector se va a enterando de las características anatómicas de un zombi, y como la OMS se ha ido haciendo cargo de una pandemia que solo ha dejado en pie a un tercio de la raza humana. La única oportunidad en este apocalipsis es encontrar una vacuna que pueda detener la expansión de la enfermedad.
     Dos elementos sin embargo me molestaron durante la lectura. El primero de ellos es cuando una neurocientífica le pide al Dr. Slum hacer unas secciones del hipocampo para su estudio.
     Intenté que no me temblara la mano mientras movía el escalpelo por el hipotálamo. Necesitamos cortes muy finos para poder examinarlos. (p. 80)
     El problema con esta situación tiene que ver con la verosimilitud del relato y es que este tipo de cortes no se hacen como cortando carne para un asado; se debe realizar una preparación con parafina y luego ubicar el órgano trabajado en una herramienta que permite hacer cortes micrométricos.
     La segunda tiene que ver con las ilustraciones de Andrea Sparacio. En este caso es muy importante tener en cuenta el lector al que va dirigida la edición. Todo el libro busca construir la idea verosímil de una experiencia científica, describe de hecho porque el libro tiene ilustraciones construyendo un médico, un personaje secundario, que puede hacer muy buenas ilustraciones. Sin embargo la mayoría de ellas tiene un enfoque más expresionista que anatómico, contrastando incluso con algunas de las observaciones realizadas por el narrador.
     Con todo, estos son solo detalles que no consiguen entorpecer el conjunto de esta construcción, el libro atrapa al lector y no permite que lo suelte hasta que ha terminado incluso con los agradecimientos del autor, logrando de esta manera atrapar incluso a los lectores que non seguidores del fenómeno zombi.       

LAS CORRECCIONES

Author: Diego Fernando Marín
martes, diciembre 29

Autor: Jonathan Franzen
Traducido por: Ramón Buenaventura
Editorial: Seix Barral
Recomendado para: Grandes lectores
Novela
     Hay tres formas de entender el término corrección en este libro. AL menos tres que haya captado. El primero de ellos, el más evidente se relaciona con la corrección de un guion, el segundo con la corrección entendida como un concepto propio del mercado bursátil y que tiene que ver con un movimiento contrario al esperado y, tercero, como una forma de construirse en oposición a un modelo, a una forma de vida al lado de la cual se ha construido la propia.
     Las correcciones  de Jonathan Franzen es un libro implacable con sus personajes, los Lambert, una típica familia norteamericana en donde todos terminan siendo derrotados, de una u otra forma; en donde todos son aplastados por el mundo en el que se hallan inmersos. Así, el patriarca, un hombre correctísimo se ve hundido en el Parkinson y la demencia senil poco a poco, arrastrando a su esposa con él. Por otro lado tenemos a los tres hijos: Chip, un académico que no tiene ningún sentido de responsabilidad ni de noción de futuro; Gary, quien se sumerge en la depresión y la rabia; y, por último, Denise, una brillante chef con una vida sexual conflictiva y desorientada en torno a una sed afectiva que no sabe situar en nada ni nadie.
     Por otro lado, no es un libro donde sucedan cosas, pues la mayor parte de los acontecimientos tienen lugar dentro de las cabezas de los personajes, rescatando de esta forma la novela psicológica. Es notorio, en este orden de ideas, como los pensamientos, reflexiones, ideas maníacas, se emplean para reflejar un mundo cambiante que va deteriorando a todos con el paso del tiempo.

     Las correcciones es así mismo una novela cebolla, de esas que se terminan de leer pero a las que al volver a ellas se puede encontrar un nuevo cúmulo de significados, de relaciones y diálogos a pie de página, con el lector y con el mundo.   

LA LUZ DÍFICIL

Author: Diego Fernando Marín
lunes, diciembre 28

Autor: Tomás González
Editorial: Alfaguara
Recomendado para: Grandes lectores
Novela

     La lectura es intemporal. Es decir, no se lee por moda o porque haya una obligación de hacerlo; no hay tampoco un modelo exclusivo de lector; no es mejor lector quien lee a Neil Gaiman que quien lee, aunque me duela decirlo, a Paulo Coelho. Hay mejores escritores, pero aquello que leemos no nos hace mejores o peores. Ser lector, al contrario de lo que se piensa, no nos hace necesariamente ser mejores ni más sabios ni emplear una mejor ortografía. Hay que recordar que Hitler tenía una muy buena biblioteca. Ser lector no garantiza tampoco que seas más feliz que otros o más experimentado o más profundo. Y, por lo general, llegamos a ciertos libros cuando lo necesitamos, cuando estamos preparados – a nivel espacial, temporal, emocional- para ello. Por eso a veces estamos más preparados para leer La montaña mágica, mientras otras solo queremos refugiarnos en el mundo de Olafo el amargado o en Caras.
La luz difícil fue publicado en el 2011 y desde ese momento ha sido una de las obras más comentadas de González, llevando a que muchas de sus obras fueran reeditadas y las nuevas más difundidas por el público. Su argumento es sencillo pero alcanza niveles insospechados de reflexión, donde otros autores hubieran buscado hurgar en la sensiblería, González prefiere la lucidez. Así, nos relata la espera de David a que su hijo Jacobo logre terminar con su vida a través de la eutanasia. Dicho así la historia es baladí, pero González convierte el hecho en un agujero negro que le permite reflexionar alrededor de toda la galaxia de emociones y hechos que se configuran a partir de ese suceso, no solo en ese momento sino a través del tiempo.
Uno de los más bellos momentos lo constituye la reflexión de David, ya viejo, abandonando su oficio de lector, intentando dictar una parte de su libro a Ángela, la persona quien lo acompaña ahora que está solo, ya muerta su esposa.
Otra ves debi acostarme un rato, porque ya no beia. Me puse la toaya humeda sobre los ojos, para descansarlos. Estaba contando antes que a la una de la mañana nos habiamos reunido en el comedor. Nos quedamos allí sin hablar mucho y al final desidimos llamar a los muchachos y hablar con todos ellos. Habló Debreah, habló James, les dieron ánimos… (p. 88)
Sin embargo, antes de alzarse desde la posición del hombre letrado en contra del mal uso de la ortografía, David se convierte en su defensor, encuentra la belleza en ella, le preocupa, empero, que lo distraiga.
Me encantó la ortografía de Ángela. ¡Cómo nos conmueve, cuando menos lo pensamos, la belleza! Claro que ahora a mí todo parece conmoverme y veo (o beo) belleza por todos lados. (…)pero al repasar un poco el texto, para ver dónde sigo, joyas como beia, desidimos y toaya –y no lo digo con ironía- con seguridad me van a distraer y voy a perder el hilo de lo que estoy contando. (…) Para que Ángela no se ofendiera porque no iba a dictarle más, le expliqué lo mejor que pude que als toallas con ye me quitaban un poco la concentración.
-Para mí una toalla con ye o elle, don David, es la misma toalla – respondió. (pp. 88-89)
No sobra decir, por último, que se puede alzar un dialogo entre La luz difícil, desde la ficción, y Lo que no tiene nombre, desde la no ficción, acerca del tema del duelo, de la pérdida de los hijos. Dos formas diversas de ahondar en una misma problemática.

BOOGIE EL ACEITOSO

Author: Diego Fernando Marín

Autor e ilustrador: Roberto Fontanarrosa
Editorial: Ediciones de la flor
Recomendado para: jóvenes lectores
Cómic book


     Las festividades de fin de año se hallan marcadas por los buenos deseos, la paz, la bienaventuranza y el humor. Quizá sean esas las mejores razones para acudir, en una suerte de equilibrio, a Boogie el aceitoso.
Boogie fue publicado en 12 cómic books, que siguen las aventuras y desventuras de un mercenario norteamericano, homófobo, misógino, xenófobo y simpatizante de cualquier forma de violencia.  Así,  a través del humor negro Boogie profundiza en las razones políticas, económicas y sociales que hacen del mundo el lugar oscuro en el que vivimos.
     La mayoría de las tiras ocupan un espacio de 5 páginas, en dónde hay una rica interacción entre los personajes, donde se puede asistir al encuentro y muerte de una amable viejecita que parecía adorarlo, asesinada por Boogie porque “sabía demasiado”; o el momento en que un niño celebra ser abofeteado por el mercenario al que admira porque es lo coherente con el personaje. Quizá este último sea el rasgo más relevante de Boogie, es coherente. No se arrepiente de lo que es. Odia de igual manera a todos. Es feliz, a su manera, con sus compañeros de armas, a quienes conoció en la Guerra de Vietnam; es feliz usando a las mujeres y mandándolas luego a paseo, sin mentirles en ningún momento. Sirve a quien le paga.  Todas estas son razones para aquellos que hartos de las fiestas buscan lecturas más refrescantes, más acordes con la realidad.      
lunes, diciembre 14

Autor: Jonas Jonasson
Traducido por: Sofía Pascual Pape
Editorial: Salamandra
Recomendado para: Grandes lectores
Novela


     ¿Qué les espera a nuestros ancianos?, ¿qué es lo mejor que ellos pueden esperar después de sus vidas, intensas, plenas o aburridas?; ¿el olvido?, ¿el silencio?, ¿el lento desvanecimiento en un ancianato?, ¿la imposibilidad de tomar decisiones?  Allan Karlsson, centenario experto en explosivos, decide que esas posibilidades no son dignas de él, así que escapa por la ventana y se dedica a vivir una nueva aventura.
     La magia de este relato radica en la construcción del carismático Karlsson, quien tiene a su favor un pasado pleno de inverosímiles encuentros que abarca a Stalin, Franco, Truman y Einstein – el tonto-, entre una gran, muy grande galería de personajes. Amen a esto, los encuentros y desencuentros que Karlsson, lo ayudarán a salvarse por los pelos en más de una ocasión, de manera tal que los hechos de su pasado le facilitarán los sucesos de su presente.
   El abuelo que saltó por la ventana y se largó no es sólo un thriller tremendamente divertido, es un recordatorio de que la vida no se acaba en la tercera edad, de que aunque el cuerpo pueda traicionarnos la mente ágil y la imaginación desbordante son nuestro mayor tesoro. Así mismo debe tenerse en cuenta que se trata de uno de esas obras en las que el autor se permite jugar con espacios y personajes históricos, sacándole jugo a cada encuentro y desencuentro. En resumen, uno de esos libros magníficos que tan sabrosos son en época de vacaciones.     

LAS REGLAS DEL VERANO

Author: Diego Fernando Marín
domingo, diciembre 13

Autor e ilustrador: Shaun Tan
Traducido por: Carles Andreu y Albert Vitó
Editorial: Barbara Fiore Editora
Recomendado para: Lectores en marcha
Libro Álbum

     El concepto de verano es difuso para quienes vivimos en la zona tórrida,  pues solo tenemos la idea de calor y lluvias, los fenómenos del Niño y de la Niña y un clima cada vez más inestable. Aún más, los tiempos de vacaciones para los estudiantes de Colombia están divididos en Calendario A y Calendario B, unos empiezan en enero y otros en agosto. Sin embargo la noción de verano como espacio de descanso, de vacaciones, si se haya bien instaurado. Así que Las reglas del verano, bien pudo haberse traducido por Las reglas de las vacaciones, aunque bien es cierto que algo de su sonoridad, de su metáfora se perdería.

     Podría asumirse que el verano no tiene reglas, algo así como el Calvinbol (Ver Calvin & Hobbes), que es un sábado eterno como bien atestiguaría Enriqueta (Ver Enriqueta & Fellini), que es como una T.A.R.D.I.S. (Ver Dr. Who). Sin embargo, en esta época cada vez confusa, en donde los celulares cada vez nos arrebatan más nuestro tiempo, tal vez es conveniente no olvidar algunas recomendaciones de antaño, algunas reglas de oro que han de tenerse en cuenta. Así, a través de un conjunto de escenas, a cada cual más sorprendente que la anterior, Tan nos pone al tanto de las máximas que nos permitirán vivir uno a uno los días del verano, del asueto, del descanso. Nos recuerda que el tiempo del ocio no es ilimitado, y que no se puede matar al frente de pantallas diminutas que nos van robando la vida.

LA JOVEN DURMIENTE Y EL HUSO

Author: Diego Fernando Marín

Autor: Neil Gaiman
Ilustrado por: Chris Riddell
Traducido por: Mónica Faerna García-Bermejo
Editorial: Salamandra
Recomendado para: Lectores en marcha
Libro ilustrado

Es indudable que la obra de Gaiman está impregnada del sabor de los antiguos cuentos de hadas que tanto ha querido y conoce. De hecho uno de mis poemas favoritos, incluido en El cementerio sin lápidas y otras historias negras, es Instrucciones, en donde recopila todos y cada uno de esas pruebas a las que los héroes de los cuentos de hadas (Hay un gusano en el corazón de la torre;/ y esa es la razón por la que no durará para siempre, aún me estremece), de quienes ingresan en Fantasía.
Sin embargo, mientras Lacombe busca recuperar y reconstruir para los lectores los cuentos de los hermanos Grimm, tal y como estos fueron recopilados, Gaiman los transforma, los revaloriza, acentúa nuevos aspectos y los convierte en otra cosa. Así, en La joven durmiente y el huso renuncia a cualquier idea de príncipe y se centra en un conjunto más insólito de protagonistas, una joven reina, que no desea casarse, y tres enanos (Los enanos tenían nombre, pero a los humanos no les estaba permitido conocerlos, pues los nombres eran algo sagrado.
La reina tenía nombre, mas ahora todos la llamaban “Vuestra majestad”. No abundan los nombres en este relato.), quienes con lealtad, bravura y mucho sentido común se adentran en el reino dormido de esta historia encontrando que no siempre los cuentos de hadas son lo que parecen.
Las ilustraciones de Riddell, en blanco, negro y dorado, complementan la obra de Gaiman, amplificándola y añadiéndole sus propios ingredientes secretos con el sabor de antaño.
De esta manera, para los amantes de los cuentos de hadas, en general, y para los amantes de la obra de Gaiman, en particular, esta es una obra a incluir en su biblioteca. 

LA ICONOGRAFÍA RUSA

Author: Diego Fernando Marín
martes, diciembre 8

Texto y compilación: Galina Klókova
Fotografías: Sergueï Alexeev, Stanislav Zimnokh, Nikolaï Alexeev & Sergueï Petrov
Traducido por: Varvara Mikhalkova
Editorial: Novosti
Recomendado para: Lectores en marcha
Libro de arte

Hay libros que no son fáciles de conseguir y que no se espera que lo sean. Se trata de libros muy especializados, raros, limitados o costosos. Por lo general no se les ve en cualquier librería, o ni tan siquiera se les busca; se trata de libros que en muchas ocasiones admiramos, nos deleitan, pero que no sentimos como propios. Incluso, podemos llegar a sentir que no terminan de cuadrar en nuestras bibliotecas. Sin embargo nos gustan, nos atraen y quisiéramos convidarlo por un largo tiempo para admirarlos de cuando en vez.
Por fortuna, para estos libros hay un lugar llamado biblioteca pública. En mi caso, esa biblioteca es la inmensa Rede de Bibliotecas del Banco de la República, por medio de la cual puedo acceder a cualquier libro de cualquier biblioteca o centro de documentación del país con tan solo cancelar una cierta cantidad de dinero anual. La cifra, si se la mira con detenimiento, es irrisoria. Más aún, cuando en mi calidad de docente de una institución educativa no cancelo un solo centavo, porque es la institución la que se ha afiliado para que cualquiera de sus miembros pueda acceder al servicio. Más aún, no sólo se pueden pedir libros de Bogotá, Manizales o Mitú; también se pueden solicitar música y películas.
Así, por medio de este servicio, pude llegar a La iconografía rusa. La iconografía es una de las formas de arte más representativos del pueblo eslavo y, si nos atenemos a lo que dice el libro, comienza en el año 988 D.C. y se ha extendido incluso a nuestra época, a través de la reinterpretación de ciertos cánones, de ciertos arquetipos de Cristo, María y algunos santos.    
Antes de continuar, conviene saber que se trata de arte, no de creencias religiosas. Por supuesto, no se puede ignorar que alnas creencias deploran la representación de figuras sagradas, pero en este caso, estas figuras se insertan en una fe que lo permite y lo aprueba. Más aún, quienes no creemos podemos ver en ellas elementos estéticos que nos conmueven, que tocan nuestro espíritu, bien sea por la habilidad artística, por la habilidad técnica, o simplemente porque algo, incognoscible para nosotros mismos, nos toca.
La iconografía rusa  es un libro singular además, porque está editado en tres idiomas (francés, español e italiano) con una presentación general y una descripción básica de cada uno de los cuadros, sembrando la curiosidad en el lector del común y permitiendo repasar ciertos elementos en el lector especializado. En este orden de ideas, este libro puede funcionar a varios niveles, tanto para lectores que apenas se están construyendo (sin importar su edad), como para lectores con gustos ya determinados en materia estética. En este sentido, no sólo los libros álbum pueden ser entradas al mundo del arte, los libros de arte, también pueden, insisto con el deben, ser entradas al mundo del arte.    

EL APRENDIZAJE DEL ESCRITOR

Author: Diego Fernando Marín
jueves, diciembre 3


Autor: Jorge Luis Borges, Norman Thomas di Giovanni, Daniel Halpern y Frank MacShane.
Traducido por: Julián E. Ezquerra.
Editorial: Sudamericana
Recomendado para: Grandes lectores
Seminario

Aunque soy admirador de Borges desde mi postadolescencia la tarea de reunir sus obras completas es casi imposible. De hecho, comprar cualquier cosa que diga obras completas debería poder ser denunciado como fraude. Así, mi compra entusiasta de la versión de las Obras completas de Emecé en cuatro volúmenes, me desilusionó al poco tiempo cuando alguien intentó trabajar un texto sobre las metáforas que correspondes a sus conferencias y no a su obra escrita. Luego, cuando quise recordar un pasaje de H. Bustos Domecq, caí en cuenta que era una obra en compañía, razón por la que desde ese momento Alberto Rodríguez puso en mis manos las Obras completas en colaboración de Jorge Luis Borges de, también, Emecé. Hace poco fueron publicados sus Textos recobrados y, finalmente, se editaron las conferencias que se convirtieron en El aprendizaje de escritor. No se me haría raro que este año, o el próximo, saliera su diario, su primer manuscrito, un libro de recetas y hasta su novela pérdida que, por supuesto, estaría incompleta.
Lo primero que debe tenerse en cuenta es que El aprendizaje del escritor no es una obra nueva ni una obra recobrada, es la recuperación de un seminario sobre escritura que Borges impartió en la Universidad de Columbia en 1971, tal y como reza en la contraportada. Por supuesto la tarea de convertir toda esa serie de conversaciones a un texto escrito trae consigo otros responsables, que a su vez se pueden considerar coautores/editores, y que también fueron ponentes o al menos personas, académicos con los que Borges conversaba.

El libro se haya conformado por tres partes, dedicadas a la ficción, la poesía y la traducción. Lo interesante de esta recopilación es que accedemos a los entretelones, al backstage de los procesos de creación de Borges, y luego a como resolvía las dificultades que ofrecía su traducción al inglés, incluso como este podía retroalimentar la versión original. En su conjunto lo que ofrece es la posibilidad de ver cómo funcionaba el lenguaje en Borges, como se decantaba por una frase o una expresión en particular en lugar de otra. No ofrece ningún consejo para un escritor en ciernes, en cambio muestra, para quien lo quiera ver, como funciona en verdad el proceso creativo.  Amen a esto, reconocemos a un Borges más humano, deseoso de hacerse entender, de explicar los entresijos de la creación literaria. De esta manera, para el escritor en ciernes, para el interesado en el lenguaje, es una maravillosa oportunidad de aprender al lado de un maestro. 

RABIA

Author: Diego Fernando Marín
miércoles, diciembre 2

Autor: Stephen King (Richard Bachman)
Traducido por: Hernán Sabaté
Editorial: Plaza Janés
Recomendado para: Jóvenes lectores
Novela

King siempre ha sido un autor prolífico, incluso se le podría acusar de grafomaniaco. Grafomaniaco afortunado, porque después de la publicación de Carrie prácticamente todas sus publicaciones se venden como arroz, creando a su paso una cohorte de salvajes fanáticos y defensores. Por supuesto, tal compulsión con la escritura ha provocado una obra desigual, provista de rasgos muy interesantes, que en los últimos años ha logrado también el reconocimiento de la crítica. La misma crítica que en algún momento dijo que si King publicara la lista de supermercado se la publicarían, y se vendería como arroz, la misma que –son su misma ayuda- lo comparó con el equivalente gastronómico de una Big Mac.
Su grafomanía llegó al punto que en la década de los 70´s su propio editor le dijo que no debía publicar más bajo su nombre, así nació Richard Bachman. Así, bajo este pseudónimo nacieron Rabia, La larga marcha, El fugitivo, Maleficio, Posesión y Blaze. Del segundo y el tercero se puede decir que son un muy buen antecedente de Los juegos del hambre, anticipando el mundo distópico y el papel de los medios de comunicación. De la primera se puede decir que ha debido correr con mejor suerte.
Rabia, no es uno de los libros más nombrados de King, de hecho le había hecho el quite desde hace mucho tiempo, prefiriéndome concentrarme en otros libros, otros autores. Sin embargo hace cosa de unas semanas mi esposa simplemente me lo trajo. Otro afortunado encuentro con King, otro encuentro en donde pude recordar porque me gusta tanto este viejo disparaletras.
No sé, no recuerdo si en la década de los 70´s existía la etiqueta de Literatura Juvenil. Soy demasiado perezoso para indagar eso en este momento. Sin embargo, ya había poblado la tierra El señor de los anillos y El Hobbit y dos años después se publicaría esa obra maestra conocida como La historia interminable. La pregunta surge porque todo en Rabia puede ser calificado como Literatura Juvenil, al menos como es caracterizada en este momento: Es protagonizada por un joven, tiene lugar en una institución educativa, las situaciones que se discuten son propias del mundo juvenil, y anticipa también (¿Por qué no me extraña?) muchas de las situaciones escalofriantes protagonizadas por jóvenes desesperados, principalmente en Estados Unidos.
Rabia narra la historia de un adolescente salvaje que se sabe en el límite de la locura, que ha atacado a uno de sus maestros y que decide, acompañado de la pistola de su padre, humillar al sistema educativo, mandarlo todo a la mierda. En el proceso descubrirá que el promedio de sus compañeros, por mal o bien, está mucho más de acuerdo con él de lo que pensaba, llegando al punto de encontrar entre todos una víctima propiciatoria.
El libro, que puede hacer las delicias de muchos adolescentes de hoy en día, denuncia muchos de los aspectos de la doble moral de la sociedad en la que vivimos. No se puede decir, empero, que el libro sea perfecto, hay defectos estilísticos, y en algunos casos es inverosímil que el narrador en sus recuerdos sea el mismo protagonista, puesto que la narración es muy madura. Sin embargo es ágil, fluido y tiene cada una de las fortalezas de King, buena construcción de personajes, de las relaciones entre ellos y las situaciones presentadas.

Si eres amante de King, fiel lector, deberías poderte pasar por sus páginas. Si no eres amante de King, dale una oportunidad, es una buena oportunidad para cambiar tu opinión sobre él, te enfrentará al peor de los monstruos, el simple ser humano. 

LOS HIJOS DE HÚRIN

Author: Diego Fernando Marín
martes, septiembre 15

Autor: J. R. R. Tolkien
Ilustrado por: Alan Lee
Traducido por: Carme López
Editorial: Booket
Recomendado para: Jóvenes lectores
Novela

     Aunque la historia de Túrin Turambar no es nueva (Se puede rastrear desde Los cuentos perdidos hasta El Silmarillion, pasando por las mismas Baladas de Beleriand) hay algo en ella que habla de manera directa al corazón del ser humano, al corazón mismo de la inevitable desolación, el lugar donde se encuentra desesperanza y todo heroísmo.
     Turín, hijo de Húrin, es y desciende de héroes lunares; es así mismo el reverso de Beren. Donde este último triunfa el primero cae, donde Beren resplandece, Túrin atrae a la misma oscuridad. Y, a pesar de todo esto, la historia de los hijos de Húrin habla de la luz y de la necesidad perenne de oponerse a las tinieblas.
     Niënor, hermana de Túrin, personifica el destino aciago, la fatalidad de la que el guerrero no puede finalmente escapar. En este caso el encuentro con la diosa es la perdición del héroe. Sin embargo, no todo es caída en los hijos de Húrin. Niënor sabe inspirar amor de la misma manera en que Túrin inspira la grandeza y el valor en aquellos que le siguen.
Así, sea a través de las baladas, los cuentos o relatos mitológicos, Los hijos de Húrin nos hablan de la inevitabilidad del destino pero también de la incapacidad de ser pasivos frente a él.
Por último, no hay que dejar a un lado que este vólumen, a pesar de ser una edición de bolsillo, se encuentra acompañado por ocho láminas del reconocido Alan Lee, quien tan bien ha sabido capturar la esencia del universo de Tolkien. 

LEYENDAS DEL ABISMO 2

Author: Diego Fernando Marín
domingo, septiembre 13

Autor: Neil Gaiman,  Matt Wagner
Ilustrado por: John Bolton, Scott Hampton, Charles Vess, Paul Johnson, Richard Piers Rayner, Dave McKean, Mike Hoffman, Mike Mignola, Steve Bissette, Teddy Kristiansen
Traducido por: Guillermo Ruiz Carreras
Editorial: Ediciones ECC
Niveles de lectura: jóvenes lectores
Novela gráfica

En el mundo del cómic el nombre de Neil Gaiman es una leyenda, tanto por la creación de Sandman, como por la generación de un montón de otros productos entre los que se destacan Orquídea negra, sus contribuciones a las historias de La cosa del pantano  y al mismo Hellblazer. Sin embargo, y a pesar de que algunos de esos nombres figuran en este mismo volumen, hay una serie de historias que no se puede dejar de lado, que están a un nivel, digamos, superior, a falta de una mejor expresión, de una expresión más correcta, más justa. En este caso se trata de Los libros de la magia.
En términos generales Los libros de la magia reproduce el viaje del mito del héroe de Campbell, de acuerdo a la introducción que hace Roger Zelazny; se trata entonces de la conducción que cuatro representantes de lo oculto hacen a un niño, Tim Hunter, a través del pasado, el presente, el reino de las hadas y el mismo futuro de la Magia. Sí, así, con mayúscula. Aquí Gaiman no solo ofrece un recorrido, y un encuentro, con algunos de los personajes del mundo de lo oculto más relevantes del universo DC, sino que los faceta, los convierte en seres reales multidimensionales que, disculpad mi entusiasmo lector fiel, no tienen desperdicio. Así los mundos de la Magia son desplegados a través de los ojos de Tim Hunter y del lector de manera impecable, innegable, presentándosela como una opción posible, si se le permite entrar a nuestras vidas.
Amen a esto, las ilustraciones que acompañan esta historia gozan de una multiplicidad de técnicas subordinadas al mismo relato que permite al lector reconocer el virtuosismo de los artistas.
Para terminar, quiero resaltar la existencia de un “cuento gráfico”, si se me permite la expresión, pleno de belleza y humanidad, Abrázame, protagonizado por el cínico John Constantine.
En resumen, se trata de una delicia para los sentidos y la inteligencia, que aún aquellos que no siguen los cómics deberían darse la oportunidad de conocer.  

NEUROMANTE

Author: Diego Fernando Marín

Autor: William Gibson
Traducido por: José Arconada Rodríguez y Javier Ferreira Ramos
Editorial: Booket
Recomendado para: jóvenes lectores
Novela

Bradbury lo odiaba, consideraba que el cyberpunk era basura, que era algo nocivo para la ciencia ficción. Y es que tal vez no podían existir estilos más opuestos, poético el uno, duro y recargado el otro. Bradbury era melancólico, nostálgico, sepia; Gibson era agresivo, derrotista, neón.
El comienzo de esta novela es en sí mismo una declaración de la derrota: El cielo sobre el puerto tenía el color de una pantalla de televisor sintonizado en un canal muerto. Neuromante es en sí mismo un clásico, una obra exquisita engastada en silicio. Pero vayamos por partes.
Antes de la red existió Gibson, él invento la palabra ciberespacio, de alguna manera nuestro mundo virtual fue preconcebido con él. Precisamente en ese mundo pleno de hackers, de vaqueros, se mueve la novela, alrededor de Case, un pobre diablo quien alguna vez fue un vaquero de éxito hasta que intentó robar a su jefe y este hizo algo peor que matarlo, lo hirió de forma tan profunda que jamás podría ingresar de nuevo al ciberespacio. Por supuesto ello se mantuvo hasta que alguien, otra suerte de pez abisal necesitó de él.
Neuromante es denso, rápido, pleno de un lenguaje cargado que no da pausa al lector, en este sentido es exigente; Gibson no se detiene a explicarle al lector: esto es el hielo, es to es una consola, este es un implante, no. Esos elementos son hechos del mundo en el que nos sumergimos y como tal debemos desentrañarlos, de la misma manera en que desentrañamos el mundo cuando somos bebés.

El resultado es una novela arrolladora que desnuda al ser humano frente a la tecnología avasalladora que nos rodea y que se integra con nosotros; una obra imprescindible para los amantes de la ciencia ficción.  
miércoles, agosto 5

Autor: Philip K. Dick
Traductor: César Terrón
Editorial: Edhasa
Recomendado para: Grandes lectores
Novela

A menudo la ciencia ficción ha sido catalogada como una suerte de subliteratura a la que se le califica de escapista. Quienes afirman eso conocen muy poco de ciencia ficción, tal vez demasiado de Sharknado o Iron Sky y muy poco de autores como Asimov, Gibson, Bradbury o Philip K. Dick.
Philip K. Dick ha sido uno de los autores más importantes en la historia de la ciencia ficción, y uno de los más adaptados al mundo audiovisual, alcanzando su mayor renombre con Blade Runner, basada en ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?
La historia de esta obra sigue a Rick Deckard, un policía dedicado a retirar androides, cuyo pesimismo y dudas acerca de lo que constituye su fe, sus necesidades y el núcleo de su propia identidad, van en aumento a medida que avanza la obra. Debe subrayarse empero que tanto cazador como presas presentan diferencias entre el libro y la película. Mientras en la película la parte estética es fundamental, además de las relaciones establecidas entre el cazador y sus presas; en el libro la tensión se centra en las dudas que Deckard siente acerca de lo que es en medio de un mundo que poco a poco se está degradando.

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? se constituye, tanto por su entorno como por la elaboración de personajes y las interacciones entre ellos, amén del mundo que pone en funcionamiento en una de esas obras que cuestionan a profundidad la óptica del lector acerca de lo que se considera como real, tanto a nivel interno como externo. Una obra maestra. 

LA BIBLIOTECA SECRETA

Author: Diego Fernando Marín
sábado, agosto 1

Autor: Haruki Murakami
Ilustrado por: Kat Menschik
Traducido por: Lourdes Porta
Editorial: Libros del zorro rojo
Recomendado para: Lectores en marcha
Libro ilustrado

Más allá del empleo de ilustraciones, a los lectores nos gustan los libros bellos, bien editados, que no solo contengan un buen contenido, sino que además tenga buena letra, el reflejo de la luz sobre el papel no canse, las márgenes sean amplias, la letra grande, que la traducción sea buena,  y que todos estos elementos se constituyan en un todo coherente, algo más que la suma de sus partes (Y es que una bella presentación no puede arreglar un mal contenido, como en el caso de Egon  de Villegas Editores).
     Por fortuna La biblioteca secreta  es un producto bien balanceado, presenta una hermosa factura en conjunto con un gran relato. Este es el segundo cuento de Murakami ilustrado por Menschik y  editado por Libros del zorro rojo (el primero fue Sueño), y en ambas ocasiones el lector se enamora a primera vista. De esta forma el libro cumple con ser atractivo de múltiples formas diferentes.   
     En esta ocasión nos enfrentamos al más puro Murakami, aquel que sumerge al lector en mundos alternos, que revela que hay una realidad subyacente a la nuestra, que a la vuelta de la esquina podemos encontrarnos con Fantasía. Por otro lado, Kat Menschik nos obsequia con unas ilustraciones primorosas en las que la luz tiene una gran relevancia para construir nuevas texturas y capas de significado.

     En conjunto, La biblioteca secreta  se constituye como un libro deseable, de esos que se quiere tener de inmediato en nuestros estantes y que se abre un lugar en nuestro corazones, aunque ese lugar sea un poco siniestro, un poco desesperanzado.    

ONDINA

Author: Diego Fernando Marín
jueves, julio 30

Autor e ilustrador: Benjamin Lacombe
Traducido por: Elena Gallo Krahe
Editorial: Edelvives (Editorial Luis Vives)
Recomendado para: Primeros lectores
Libro ilustrado

     Benjamin Lacombe es un nombre ya acostumbrado, casi una institución, en el mundo de la Literatura Infantil y Juvenil (LIJ), al punto que se puede afirmar que ya tiene una enorme fanaticada para quienes su nombre es sinónimo de calidad y buena literatura (disiento por Los amantes mariposa). En lo particular me ha gustado mucho su posición de respetar los cuentos tradicionales de hadas alejados de la posición edulcorada de Disney y de una gran parte de los educadores y padres actuales.
     Creo que fue Tolkien en su ensayo Sobre los cuentos de hadas quien se ocupó de dejar clara que este tipo de relatos trata sobre las reglas y costumbres de los habitantes de Fantasía, y de lo que acaece a quienes entran en contactos con sus habitantes. De esta guisa, es claro que quienes viven en Fantasía tienen sus propias formas de ver el mundo, que en muchos casos entran en choque con las nuestras.   
     Tal es el caso precisamente de este relato, de esta adaptación, Ondina, que presenta un encuentro entre un mortal y una ninfa, entre un ser humano y un habitante de Fantasía (Una ondina no es lo mismo que un hada, aunque tengan similitudes). Por supuesto, lo que empieza como encuentro tiene una forma, dulce, de acabar como desencuentro pues las fuerzas preternaturales son terribles y hermosas.
    Amén de las ilustraciones -dulces y severas al tiempo, cargadas de erotismo también-, Lacombe nos presenta personajes que evolucionan, que cambian, que se dejan influenciar o que influencian a su vez, que arruinan y a su vez son arruinadas, logrando un relato simple en apariencia, pero que apela a la esencia de lo humano a través de las situaciones y de los símbolos.    

El vampiro

Author: Diego Fernando Marín
miércoles, julio 29

Autor: John William Polidori
Traducido por: Camila Lew
Editorial: Grupo Editorial Norma
Recomendado para: Lectores en marcha

     La literatura de terror suele reclamar a Drácula  de Bram Stoker como la primera gran obra sobre vampiros que se escribió. Sin embargo este reclamo suele olvidar que el vampiro es un protagonista de múltiples relatos del folklore, principalmente europeo, y que su figura se puede rastrear incluso a los mitos fundacionales de la cultura egipcia. De esta manera la literatura acerca de esta forma particular de no muerto, que se alimenta de sangre para poder pervivir, que se aleja del ajo, que debe ser decapitado y/o enterrado bocabajo en un cruce de caminos, tiene un pasado mucho más rico y colorido que el de Vlad Tepes, y tiene un futuro mucho más allá de Crepúsculo.
     El vampiro se originó el mismo día que Frankenstein o el moderno Prometeo, y aunque no contó con su misma suerte si sentó las bases de lo que luego sería el arquetipo del habitante nocturno, una criatura hosca, poseedora de un gran magnetismo sobre hombres y mujeres, dedicada a alentar los comportamientos bajos y  viciosos. En contraste con el vampiro de Stoker, el de Polidori no encuentra ninguna posibilidad de redención.

     En este orden de ideas, leer El vampiro de Polidori es recuperar el relato tradicional de vampiros, donde el mal es vicioso y el bien no puede hacer nada para oponérsele a ciencia cierta, configurando a su protagonista como un héroe lunar que se derrumba ante los hechos, indefenso ante la gran bestia sedienta de sangre.  
sábado, julio 25

Autor: Carol Dunlop, Julio Cortázar
Ilustrador: Stéphane Hébert
Editorial: Muchnik Editores
Recomendado para: jóvenes lectores
Libro juego – Novela

     Hace algún tiempo Danny me regaló Fantomas contra los vampiros multinacionales de Julio Cortázar, con una advertencia, es malo. La advertencia me sorprendió porque había considerado que aún en sus textos más flojos Cortázar era un gran escritor, alguien que conseguía darle una vuelta a la cotidianidad para forzar su propia comprensión de lo real sobre el lector. Sin embargo, al final tuve que darle la razón a Danny, Fantomas contra los vampiros multinacionales es un texto insoportable, sin que lo puedan salvar ni siquiera su integración con las historietas. La razón que lo hace insoportable es porque no termina de ser un panfleto político ni un texto narrativo, es un horrible híbrido que no termina de afincarse en un terreno o en el otro, en donde ni siquiera puede sentirse la ternura y la poesía de otros textos de Cortázar. Con este antecedente en contra, sabiendo que Los autonautas de la cosmopista hace parte de la segunda fase de Cortázar, la fase de su compromiso político con la izquierda latinoamericana, me enzarcé en su lectura y la sorpresa no pudo haber sido mayor.
De acuerdo con google maps el camino de París a Marsella toma un tiempo de 6 horas 55 minutos en automóvil o tres, y 6 días 11 horas si el recorrido se hace a pie. Dunlop y Cortázar se las arreglaron para romper las reglas de tiempo, el espacio y la ley (de acuerdo con Cortázar el tiempo máximo permitido de estadía en la autopista era de dos días) para vivir de acuerdo con sus propias reglas de juego, 33 días; 33 días en los que contraviniendo el propio objetivo de una autopista, llevar de A a B a un viajero en el menor tiempo posible, la pareja de esposos se detuvieron todo lo que tuvieron cada dos parking, en su fiel Fafner.
El resultado no sólo es hermoso sino magistral, el tiempo vivido en la autopista no resulta solo en una contracepción contra todo lo establecido, en un manifiesto de lo que implica la vida y el escape del tiempo, sino en un verdadero tiempo poético en los que los autores se instalaron, con el fin de demostrar que el viaje era posible hacerlo en un máximo de tiempo, sino, lo confesarán casi al final los autores, descubrir que Marsella existía,
Tal vez la primera incitación a tan ardua empresa nos vino del hecho de que todos los viajeros que parten de París por la autopista vulgarmente llamada “del sur”, lo hacen en el supuesto de que al término de su viaje serán depositados en la entrada de Marsella. Este supuesto, apoyado por mapas y otros medios de conocimiento, no resiste el menor análisis serio (…¿Existe Marsella? (…) Marsella existe, y es tal como la muestra Marcel Pagnol. Pero sólo existe porque la expedición ha verificado su existencia, y no por las razones que el vulgo acepta sin análisis previo. (pp. 237-238)

   Aunque, como se dijo al principio, Los autonautas de la cosmopista se instala en esta segunda fase de la escritura de Cortázar, y los elementos políticos se presentan en diversos momentos (nadie puede ser ajeno a su tiempo), el relato se centra en la parodia de expedición seria, documentada a través de múltiples fotografías (que el tiempo o la edición de la época han convertido casi en borrones), es en principio un testimonio de amor y del escape que ambos propiciaron para huir de los demonios, como la Osita y el Lobo los llamaron, que los estaban acosando, que cobrarían la vida de Carol antes de que el libro se publicara y la vida de Julio dos años después.

     De esta manera Los autonautas de la cosmopista se convierte en un testimonio de que el establishment puede ser vencido sin necesidad de hacer un panfleto político, sino a través de la poesía.

COSTURAS

Author: Diego Fernando Marín
jueves, julio 23

Autor: Alejandro Martín
Ilustradora: Paola Gaviria (Powerpaola)
Editorial: Editorial Robot, Laguna Libros
Recomendado para: los pequeños
Libro ilustrado

La idea del tejido, del hilo y de la aguja, nos ha acompañado a lo largo del tiempo, recordemos a las Nornas, a Ariadna, a Penelope, Punto a punto. Coser implica unir, hacer, reparar.
Es así como a partir de una operación de apéndice Ana empieza a reflexionar desde la acción de coser y sobre su propio cuerpo - ¿Será que uno puede quitarse ese disfraz?-, sobre todo el proceso anterior a sí misma y lo que implica, de una u otra manera, su identidad; todo esto a través del sencillo proceso de idear un vestido para sí misma.
Pero si hay algo que tienen una operación, lo que implica que te abran y que te muevan por dentro, es que las cosas no vuelven a ser como antes –lo saben las madres- hay algo que cambia, que queda impreso en una costura que se convierte en cicatriz, en signo, y no siempre cicatrizar es fácil, menos aún para una niña pequeña.
Los dibujos de Paola Gaviria ponen de relieve un gran cantidad de posibilidades, centrándose en los pequeños relatos cotidianos y significativos, recuperando la visión infantil de la ilustración, campo en el que se sitúa en este relato, alejándose por un momento, solo por un momento, de la novela gráfica.   

Así, Costuras se convierte en una metáfora de lo que implica ser mujer y también de lo que implica la libertad, la posibilidad de definirse como persona, incluso de rediseñar el propio cuerpo como si fuera un vestido. La metáfora está ahí, servida para quien la quiera tomar.   

COSQUILLAS

Author: Diego Fernando Marín
miércoles, julio 22

Autores e ilustradores: Christian Breuel y Anne Bozellec
Traducido por: María Carreño Mora
Editorial: Babel libros
Recomendado para: Los pequeños
Álbum

     Hace mucho tiempo he querido hacer un post sobre este libro debido a la gran cantidad de dudas que me genera, empero hasta no tener el libro a mano ni siquiera me lo había propuesto.
     Es necesario empezar aclarando que Cosquillas  es un álbum realizado a cuatro manos por Crhistian Breuel y Anne Bozellec, pareja también autora de  La historia de Julia, la niña que tenía sombra de niño. Al igual que este último título Cosquillas no tiene nada de convencional.
     Una de las primeras preguntas que me surgieron al respecto de la edición del libro, es que a pesar de ser un álbum Cosquillas presenta un traductor. ¿Cuál es la función de un traductor en un libro de imágenes? No sé si algún lector tenga respuestas para ello.
     La responsable de haber ingresado Cosquillas al grupo de investigación fue, no podía ser de otra forma, Silvia, quien nos dejó con un regusto ambiguo en los labios y en la cabeza. En una primera mirada Cosquillas hace alusión precisamente a eso, una niña pequeña, aún se chupa el dedo, quien en medio de la noche se levanta a hacerle cosquillas con una pequeña pluma a quién podemos asumir es su hermano o un amigo que se queda en casa. Todo comienza con timidez, alcanza la cumbre en un gran alborozo hasta que ambos quedan rendidos y se duermen en la misma cama. Sin embargo una cosa pueden ver los niños y otra los adultos, y ese es un elemento importante en los grandes libros, que sus niveles de interpretación son variados como, ya lo dijo Shrek, una cebolla.
     Aunque una gran parte de la teoría freudiana hoy ha sido revaluada y otra gran parte discutida, es también cierto que uno de sus grandes aportes fue descubrir la vivencia erótica de los niños, su temprano encuentro con la sexualidad. En ese sentido Cosquillas es una obra muy freudiana, pues el adulto no la ve con los mismos ojos de los niños; más allá de las cosquillas es evidente el tono erótico que hay en el juego, las caricias que surgen de un primer juego inocente, la exploración de los cuerpos y la sensualidad.

     Si bien el lector puede preguntarse, y me gustaría saber su opinión acerca de ello, acerca de la conveniencia, de la comodidad del mediador, del promotor, al presentarle este libro a un niño, siempre queda la necesidad de tener a la mano un libro maravillosamente editado que puede interpretarse de múltiples y variadas formas. 
    Para que se hagan una idea del libro, les dejo algunas imágenes, aclarando eso sí que se hayan descontextualizadas, que no corresponden a una secuencia y sí son una invitación a conocer el libro en detalle. 



UN MAGO DE TERRAMAR

Author: Diego Fernando Marín
martes, julio 21

Autor: Ursula K. Le Guin
Traducido por: Matilde Horne
Editorial: Minotauro
Recomendado para: Jóvenes lectores
Novela

Quizás el manuscrito Voynich sea el mejor ejemplo de lo que resultaría una obra de literatura fantástica completamente lograda, alejada de tal manera de lo que conocemos que su comprensión sea imposible. Así, la literatura fantástica sólo podría ser considerada exitosa con la invención no sólo de un mundo completo ajeno al nuestro, sino que el lenguaje empleado para su escritura fuese también inventado, incluyendo los mismos grafemas en los que se escribe.
Esto explica por ejemplo que las grandes obras de literatura fantástica y de ciencia ficción suelan ser de una complejidad lingüística, no por el gusto de serlo, sino porque suelen proponer al lector mundos tan diversos que tienen que detenerse un mayor tiempo en describirlo. En este orden de ideas, cuando muchas de estas obras deben ser traducidas al mundo audiovisual, suelen tomarse mucho tiempo en describir el funcionamiento del mundo en el que se hayan inscritos, lo que hace lento el trascurso de los sucesos. Cuando más fácil es una obra de ficción, de alguna manera más puntos en común  tiene con nuestro mundo de referencia.
Este pequeño prólogo no quiere señalar en ningún momento que la obra de Ursula K. Le Guin sea insufrible o en exceso compleja, con un lenguaje demasiado exigente, pero sí que al comienzo puede sentirse un poco pesada, un poco ampulosa,
En aquel entonces Kargard era un imperio poderoso. Las cuatro comarcas se extendían desde el Septentrión hasta el Levante: Karego-At, Atuán, Hur-at-Hur y Atnini. Los kargos hablaban una lengua muy distinta de las lenguas del Archipiélago o los otros Confines, y eran un pueblo salvaje, de tez blanca y cabellos rubios, feroces guerreros que disfrutaban con el espectáculo de la sangre y el olor de las aldeas en llamas. (p. 19)

Empero, superado ese primer obstáculo la obra logra en el lector esa atención obsesiva, propia de los relatos que se consiguen instalar para siempre en la memoria; esto se debe a la construcción de un personaje principal, Ged, complejo, mucho más allá de la univocidad de los personajes de novelas juveniles más contemporáneas como Edward Cullen o Katniss Everdeen. Por el contrario, llama la atención como el personaje parece menguar en lugar de crecer, cambia, se transforma y, por tanto, aprende, muta en algo más de lo que resultó ser al principio.
En este mismo orden de ideas, algo que podría desconcertar a muchos lectores de sagas más recientes es que en algunos capítulos, maravillosamente, no pasa nada. No hay monstruo alguno, no hay espadas en llamas, no hay castillos viniéndose en ruinas, sólo un héroe que huye (encontrándose) o que caza una sombra que es mucho más y mucho menos que una sombra.

Un mago de Terramar es una de esas obras que no sólo atrapa al lector en un primer momento, sino que lo invita a volver a sumergirse en este mundo de Terramar, tan cerca y tan lejos del nuestro, una de esas obras que hacen que la experiencia de lectura sea inolvidable.