Google+ Followers

Nuestros visitantes

Nuestro archivo

Nuestros seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Servicios ofrecidos

  • Conferencia: Stephen King y la lectura de terror en el aula.
  • Conferencia: La promoción de lectura y las TIC´s
  • Conferencia: El rol del maestro en la promoción de lectura
  • Conferencia: El papel del lobo en los cuentos de hadas
  • Conferencia: Lectura autónoma, lectura competente
  • Conferencia: Del mito a la ciencia ficción, una historia
  • Taller de intervención de textos en el aula.
  • Taller de narración oral.
  • Taller de lectura para padres y docentes
  • Taller de lectura en voz alta para padres y docentes.
  • Taller sobre manejo de Bullyng.
  • Organización de clubes de lectura en colegios.

Ads 468x60px

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores

Featured Posts

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "

Entradas populares

Recent Posts

sábado, febrero 1



Autor: Michael Escoffier
Ilustradora: Kris Di Giacomo (http://krisdigiacomo.com/)
Editorial: Kókinos
Libro álbum
Recomendado para: los pequeños

Érase una vez un cuento para niños que le recuerda algo a los adultos, que la literatura existe ante todo por su necesidad de contar, de comunicar, y luego, quizás en último lugar, quizá por completo innecesaria, se halla su necesidad didáctica. 

El cuento comienza con una niña pidiéndole, cómo no, un cuento a su madre, y ésta comienza con Érase una vez una hormiguita que quería mover montañas… Ante esto la niña se rebela y comienza a construir su propio relato, en donde la madre intenta intervenir, acallar la voz de la violencia con frases como:

- Érase una vez un dragón muy bueno que echaba agua por la boca…
- ¡Bah, no qué tontería! Los dragones no son buenos.(…) 

Así comienza una historia, contada a tropezones, evadiendo la voz de la razón, de la madre,  que quiere imponer sobre la imaginación la voz, no de la lógica, si no de la moral, de lo políticamente correcto, del buen comportamiento. 

El resultado, de todo esto es un cuento, como dicen los españoles creo, la mar de divertido. 

Las ilustraciones de Kris Di Giacomo (que vine hoy a descubrir que era una mujer) son exuberantes y divertidas, expresando la desmesura de esa niña que ante todo, antes que nada, quiere un cuento, solo un cuento, nada más que un cuento.

Publicar un comentario