Google+ Followers

Nuestros visitantes

Nuestro archivo

Nuestros seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Servicios ofrecidos

  • Conferencia: Stephen King y la lectura de terror en el aula.
  • Conferencia: La promoción de lectura y las TIC´s
  • Conferencia: El rol del maestro en la promoción de lectura
  • Conferencia: El papel del lobo en los cuentos de hadas
  • Conferencia: Lectura autónoma, lectura competente
  • Conferencia: Del mito a la ciencia ficción, una historia
  • Taller de intervención de textos en el aula.
  • Taller de narración oral.
  • Taller de lectura para padres y docentes
  • Taller de lectura en voz alta para padres y docentes.
  • Taller sobre manejo de Bullyng.
  • Organización de clubes de lectura en colegios.

Ads 468x60px

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores

Featured Posts

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "

Entradas populares

Recent Posts

sábado, febrero 19

Autor: Christian Bruel

Ilustradora: Anne Bozellec

Editorial: Babel

Recomendado para: Lectores en marcha.

Libro álbum.

Mi madre solía decirme que muchas veces no es uno quien se topa con los problemas sino los problemas quienes se topan con uno. Así me está pasando con los libros problematizadores (aclaro el término para quienes llegaron tarde. El término aceptado es el de libros perturbadores. No me gusta. Me parece estigmatizador. Sin embargo es claro que libros como Juul, El pato y la muerte, Rey y Rey, 13 muertes de Bubba, o este entre tanto otros, aluden a temas que no son fáciles de manejar por los mediadores de lectura). Alguno de mis contactos comentó algo de este libro por facebook y a las dos semanas llegó a mis manos.

Sospecho que los autores son franceses. Sospecho también que tienen conocimiento de psicoanálisis y no sé hasta qué punto este conocimiento permeó algunos de los elementos del libro. Sé que el texto (en su totalidad alfabeto-imagen) me impactó.

Carl Gustav Jung habla de elementos arquetípicos, ideas antiguas que se transmiten culturalmente de generación en generación dotando todo de sentidos variados (si no os gusta mi definición os remito a la wikipedia). Así, el arquetipo de La sombra se corresponde con la parte oscura de nosotros mismos (tengo para mí que una de las grandes dificultades del mundo actual es que no reconocemos nuestras propias sombras) y el ánimus con la parte masculina que hay en las mujeres. Sospecho que armados de estos dos elementos nuestros autores construyeron esta historia.

¿Qué es lo que define los roles de género? Julia no se hace esas preguntas, es una niña traviesa, coqueta, desordenada, desaliñada y sumamente activa. No es dócil, ¿por qué lo va a ser? No es lo que sus padres quieren-esperan que sea. Es sólo ella. Confrontado por el constante deseo de sus padres Julia se pierde para al fin encontrarse, Julia- terrible, Julia-furia, Julia- Julia.

Por supuesto no espero que sea un libro del agrado del lector tradicional. De hecho lo incluyo en mi Pequeño teatro de la Crueldad, aclarando que el libro no tiene ningún elemento cruel, pero sí que agarra un tema peliagudo-cortopunzante para muchos mediadores y lo deja ahí tan en evidencia, tan campante.

Si tú, amable lector, lo conoces o te animas a conocerlo, déjame saber tu opinión.

Ipad y lectura

Author: Diego Fernando Marín
jueves, febrero 17


La principal diferencia entre el Kindle y el ipad es que el primero de ellos está diseñado tan sólo para leer en tanto que en el segundo la lectura es una aplicación posible entre otras tantas. Diana Uribe mencionaba en unos de sus programas sobre la historia del libro que este, con la cultura digital, había regresado a la idea del papiro. Mientras que en el texto impreso conformado por páginas se puede avanzar y retroceder de acuerdo a la numeración que permite ubicar de nuevo el pasaje deseado de acuerdo a unas coordenadas numéricas y espaciales fácilmente identificables, en nuestro papiro moderno es un poco más complicado. Para hacer esto en un libro electrónico hay que desenrollar el papiro y, sin la referencia visual de derecha o izquierda, de haber avanzado poco o mucho, encontrar un pasaje en especial se hace mucho más complicado. Lo mismo sucede con el kindle (aunque hay que señalar que en su formato especial las funciones de marcar, subrayar y comentar son mucho más sencillas). En el ipad esto cambia, comenzando por que el cambio de páginas no se hace con un botón si no con el dedo. Accedemos así a un libro que se halla en una pantalla con la que en verdad podemos interactuar.

Quizás uno de los avances más importantes del libro electrónico en el ipad se halla precisamente en este último punto. Mientras el kindle continúa con la tradición de la letra escrita y pantalla a blanco y negro, algunas editoriales han visto en el ipad una posibilidad para ir más allá. De esta manera se han comenzado a desarrollar otro tipo de libros, en donde el soporte multimedial es mucho más utilizado, enriqueciendo de esta manera la experiencia de la lectura. Así lo podemos ver en los adelantos que se han podido observar de “Alicia en el país de las maravillas” y de Penguin books.

Esto no hace del ipad una panacea. Como se señaló anteriormente se trata de sólo una aplicación en un dispositivo que desarrolla cientos de aplicaciones diariamente. Al realizar lectura en voz alta con el kindle la pregunta de mis estudiantes fue ¿Por qué no un ipad? Por economía, distracción y portabilidad. Me siento más tranquilo con un kindle en la mano mientras camino que con un ipad (hay que tener en cuenta los niveles de inseguridad de mi país), el primero es más económico que el segundo y ya que se trata de un dispositivo exclusivamente para leer, me evito distraerme con facilidad navegando en internet o jugando (también hay que tener en cuenta el nivel de hiperkinesia propio). Desde otro punto de vista, el ipad no deja de ser un computador, eso quiere decir que el nivel de brillo de la pantalla también puede afectar al lector común. Añadiría algo más, al ser táctil siento más frágil al ipad que al kindle.

Por supuesto se trata de gustos y potencialidades. Espero que próximamente el kindle venga con una pantalla policromática y la posibilidad de leer comics.

Bibliotecas por fuera, bibliotecas por dentro

Author: Diego Fernando Marín
miércoles, febrero 16

Hace unos años tuve la oportunidad de visitar el parque Biblioteca España en Medellín. Una belleza arquitectónica enclavada en plena ladera, uno de los sectores deprimidos de la ciudad. Por dentro no se quedaba atrás, los espacios eran amplios, contaba con espacios agradables tanto para la lectura como para la consulta en internet; su personal se destacaba por su amabilidad y atención, los usuarios… Ahí estaba el problema. Los usuarios eran pocos, un puñado de niños que se turnaban en la sala de internet (gratuito para los usuarios) y dos o tres que se hallaban en la sala de lectura.

Los mediadores de lectura manifestaron que muchos usuarios aún se sentían intimidados por la biblioteca. No sabían si había o no que pagar, muchos de ellos no tenían zapatos y se sentían incómodos. Estos hechos no eran exclusivos de esta biblioteca. Al contrario, también en Bogotá y Cali (si tienen noticias de lo que ha sucedido en otras ciudades coméntenoslas) ha sucedido lo mismo. Lo que nos hace preguntarnos acerca de la efectividad de estas megabibliotecas en zonas deprimidas. No porque la comunidad no se las merezca por supuesto, si no porque tal vez no es lo que una comunidad necesita. Lo que puede necesitar son los libros, los programas de atención, los programas culturales y, por supuesto, los mediadores de lectura y cultura.

Una de las bibliotecas que ha logrado ir quebrantando muchas de esas dificultades con su crecimiento paulatino a lo largo del tiempo es la Biblioteca Departamental del Valle “Jorge Garcés Borrero” (vaya nombre más largo, ¿eh?). Esta biblioteca cuenta con salas de lectura infantil y juvenil, literaria, de referencia y de autores departamentales; además de eso tiene auditorios, museo tecnológico interactivo, sala de ciencias que cuenta con observatorio y en el momento se encuentra en evolución hacia algo que se llama “La manzana del saber”. Es también una de las más visitadas tanto a nivel virtual (http://www.bibliovalle.gov.co/) como físico. Sin embargo en los últimos años ha adolecido de recortes presupuestales que están afectando los elementos más importantes de una biblioteca, el personal humano y el bibliográfico. En estos años la atención se ha centrado en el crecimiento de su infraestructura pero, ¿Qué pasa con la calidad de sus servicios? Hace unos dos años existían tres mediadores en el museo tecnológico interactivo, hoy sólo hay una a la que le toca incluso estar pendiente del mantenimiento de los equipos, en tanto que la mediación en la biblioteca infantil y juvenil (uno de los sectores más importantes) está sobrecargada de trabajo y no siempre con la mejor disposición.

Como adulto, por supuesto, estas cosas no me afectan directamente. No tengo hijos y mis alumnos son mayores para recibir el impacto de estos servicios (el servicio en la sala de adultos se presta a la autonomía y por lo general hay actividades muy interesantes para los usuarios). Sin embargo como promotor de lectura tiendo a ver como cada vez más se tiende hacia lo grande, lo mega, lo super, en lugar de concentrarse en lo que es más importante en cualquier biblioteca, el personal humano y el material bibliográfico.

P.D. Una petición adicional: ¿En realidad era necesario ese horrible remedo de planeta en la parte externa de la biblioteca?

P.D. 2: Fotografía tomada de:

http://www.google.com.mx/imgres?imgurl=http://www.galeriacolombia.com/userfiles/GUser/kbass/org/pict0169.jpg&imgrefurl=http://www.galeriacolombia.com/index.php%3Fp%3Dbuscador.find%26action%3Dsearch%26keyw%3DDepartamental&usg=__pM211MY_9wKCD_NmDQN0YFhjN3Y=&h=480&w=640&sz=286&hl=es&start=55&zoom=1&tbnid=G0xBVbRGdP6boM:&tbnh=134&tbnw=179&ei=Q9FbTfzHA4HBtgfg7bDbCw&prev=/images%3Fq%3Dbiblioteca%2Bdepartamental%2Bdel%2Bvalle%26um%3D1%26hl%3Des%26rlz%3D1T4TSHL_es___CO321%26biw%3D1276%26bih%3D599%26tbs%3Disch:1&um=1&itbs=1&iact=rc&dur=469&oei=FdFbTZ-MA8H68AaL7KCADQ&page=4&ndsp=18&ved=1t:429,r:0,s:55&tx=105&ty=101

KINDLE

Author: Diego Fernando Marín
lunes, febrero 14
Como siempre el culpable es Stephen King. Fue a partir de mi búsqueda de los últimos volúmenes de La torre oscura que terminé leyendo libros electrónicos. Las traducciones eran demoradas y cuando llegaban tenían precios inalcanzables. Así que descargué los libros (no dejaré de decir que las traducciones realizadas por fans en la red fueron mejores que el producto lanzado al fin por la Random House Mondadori) y me los leí de un tirón. Luego llegarían otros libros de King, la saga de Darren Shan (en Colombia sólo tuvimos acceso a algunos libros después de la película), la serie de Mundodisco de Pratchett y mucha ciencia ficción que nunca llegó a Colombia. Con el tiempo descargar libros digitalizados (y digitalizar a su vez algunos libros infantiles para mi propio uso) se convirtió en una costumbre, y al igual que en mi biblioteca física, tengo incontables volúmenes que aún no he leído.

Sin embargo fue sólo hasta hace poco que tuve acceso a un lector electrónico, en este caso un kindle. Ates de ello había torturado mis ojos con reproductores de mp4 y con computadores portátiles. Hace unas semanas tengo en mis manos un dispositivo de estos y la experiencia ha sido inmejorable. En primer lugar el hecho de no tener una fuente lumínica propia hace que sea tan fácil de leer como un libro corriente, sin cansar los ojos. En segundo lugar se halla su portabilidad, se puede llevar a todos lados sin ningún contratiempo y leer simultáneamente varios libros. Además su estuche lo hace ver como una agenda haciendo posible llevarlo en la mano sin causar la menor sospecha. Este punto hace que el ciudadano de a pie lo pueda cargar sin levantar la menor sospecha. Su diseño es simple y discreto. Una de sus ventajas la constituye que está hecho para leer. No es un aparato multiusos (aunque tenga conexión a internet) ni para jugar. En cambio si se pueden accesar audiolibros. Además se pueden consultar las palabras desconocidas, realizar notas, marcar páginas y subrayar lo que nos resulte interesante.

Lastimosamente su interfaz es monocromática lo que no nos permite visualizar correctamente mucho tipo de imágenes ni leer comics de manera cómoda.

En suma es una muy buena experiencia para aquel a quien le guste leer. Si se quieren hacer más cosas se halla en ipad, del cual hablaremos en otra ocasión.