Google+ Followers

Nuestros visitantes

Nuestro archivo

Nuestros seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Servicios ofrecidos

  • Conferencia: Stephen King y la lectura de terror en el aula.
  • Conferencia: La promoción de lectura y las TIC´s
  • Conferencia: El rol del maestro en la promoción de lectura
  • Conferencia: El papel del lobo en los cuentos de hadas
  • Conferencia: Lectura autónoma, lectura competente
  • Conferencia: Del mito a la ciencia ficción, una historia
  • Taller de intervención de textos en el aula.
  • Taller de narración oral.
  • Taller de lectura para padres y docentes
  • Taller de lectura en voz alta para padres y docentes.
  • Taller sobre manejo de Bullyng.
  • Organización de clubes de lectura en colegios.

Ads 468x60px

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores

Featured Posts

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "

Entradas populares

Recent Posts

¿Qué es leer? I

Author: Diego Fernando Marín
jueves, agosto 20


La pregunta no es baladí. Menos aún en un medio en el que las pruebas nacionales e internacionales nos siguen diciendo que nuestros estudiantes no comprenden lo que leen. Y no comprenden porque leer va más allá de la decodificación de un texto, no comprenden porque definitivamente debemos empezar a considerar seriamente que los textos no sólo se componen de grafías, también se componen de imágenes, de melodías tañidas en un arpa, de iconos en la pantalla de un computador incluso de materia orgánica cuando una comida conlleva en si un acto comunicativo.
La mayor parte de los docentes y de las personas dedicadas al estudio del tema parecen considerar con seriedad que el último objetivo de leer es comprender, como si la lectura fuese algo extrínseco a nosotros y a lo cual debemos llegar. Uno de los resultados de este error se ha vivido durante las últimas décadas, cuando después de haber enseñado un código se considera que se ha enseñado a leer y se enfrenta al estudiante a diversos tipos de texto (sí, con dificultad creciente) con un mismo tipo de evaluación, la literal. Largos años tras largos años quienes se enfrentan a un texto parecen hacerlo con el mismo horrible objetivo, responder a una serie de interrogantes que pretenden dar cuenta de su lectura de un texto de la manera más vacía posible. Un examen se presenta no como una oportunidad de discutir, de recrear, de realizar hipótesis (¿se podrá escribir hipotetizar?), de negar o incluso de echar pestes contra un personaje o contra un autor en particular. Sin embargo a la hora de evaluar la lectura lo único contra lo que se enfrenta un estudiante durante su educación básica es una carrera de obstáculos que consiste en un papel al que hay que llenarle unos espacios en blanco.
Si se le pregunta a un lector cuál es su objetivo a la hora de leer probablemente responderá con una sarta de vaguedades como: para aprender o para divertirme. Esto sucede porque el lector no se detiene a considerar seriamente sus motivaciones de la misma manera en que no nos sentamos a considerar con seriedad nuestras motivaciones sobre las razones de comer, respirar o ir al baño.

Caracol, la feria del libro y los precios.

Author: Diego Fernando Marín
martes, agosto 18
Los siguientes comentarios aquí expresados tienen que ver con una información observada sin contexto.
No suelo ver Caracol, de hecho no suelo ver ya mucha televisión. Sin embargo no se puede estar en muchas partes sin la compañía de un televisor.
De hecho entrando a un hotel este 18 de agosto al mediodía y viendo que había información sobre la feria del libro me detuve frente a la pantalla y encontré con algo desconcertante. En menos de un minuto la presentadora de la sección hizo dos alusiones a los altos precios de las publicaciones. En primer lugar de un libro que podía pasar a costar millones de pesos después de la feria y en segundo lado de una colección de revistas que también tenía un valor de seis cifras.
La importancia de esto radica en el mensaje que se está dando al público: La cultura es privilegio de unos pocos. Durante los últimos años Colombia se ha esforzado por construir una cultura del libro en toda la nación ya sea a través del Plan Nacional de Lecturas y Bibliotecas, con el apoyo a Ferias del Libro en todo el país, con las campañas de la Cámara Colombiana del Libro, con el Programa Mil Maneras de Leer, etc. Sin embargo situaciones como la que vi en Caracol destruyen toda la credibilidad de este tipo de campañas y nos advierte sobre lo que una gran parte de nuestros compatriotas aún piensan, que la cultura, la educación, la lectura y el ocio son posibilidades de unos cuantos, que tienen tiempo y dinero.
Se podría argüir que el comentario realizado por la presentadora no fue más que un dato curioso, dicho entre otra tanta información alusiva al tema; que en la feria del libro hay una mayor capacidad de acceso a libros, a autores y a la cultura en general. Podría ser cierto pero el problema no es de forma, es de fondo. Dicho de otra manera, que la idea de que la cultura es sólo de unos cuantos es un pensamiento que aún está dentro de nosotros, que la idea que el acceso a la lectura sólo es posible por unas mentes privilegiadas está tan internalizado que no podemos reconocer que el chofer del bus también lee cuando está frente a su ejemplar del “Caleño” o del “Espacio”.

Luis María Pescetti

Author: Diego Fernando Marín
jueves, agosto 6

Conocí a este autor por la versión maravillosa y desternillante de “Caperucita Roja tal y como se la contaron a Jorge”, un libro- álbum en el que se ve como no siempre nos hacemos entender. Después de eso sin embargo poco o nada.
Recientemente en una capacitación de Mil Maneras de Leer escuché que alguien mencionaba a Luis Pescetti y hablaban de canciones y de cuentos y de libros y de una página web (consultarla en el menú de enlaces a la derecha) y de lo maravilloso que era el tipo. Si bien las páginas web de los autores suelen gustarme un tanto, la verdad es que pocos de ellos ofrecen algo más que algunas noticias editoriales (King parece ser fanático de ellas: Ya sale Under the Dome, se publica el último arco de la serie de La Torre Oscura, etc), unos elementos biográficos y un par de artículos que se regeneran una vez por semana.
La página de Luis María Pescetti es diferente. Es la página de un escritor que no le teme a los medios de comunicación y que tiene una visión clara de lo que quiere comunicar. Con un agregado, Pescetti es musicoterapeuta (no sabía que eso existía pero, por qué no) y humorista, así que su página está llena de canciones infantiles (hay un cancionero con 38 canciones para descargar gratuitamente), chistes, juegos y recomendaciones.
Una sugerencia en el momento de visitar esta página: No actúen como niños glotones (Carmela, verbigracia) que quieren zamparse todo a la vez. Vayan despacio, lento, lean hoy un ensayo, escuchen una canción, miren un video y dejen para una nueva visita. El sitio se lo merece.
Una cosa más. Los más pequeños podrán enviarle sus dibujos con la posibilidad de verlos colocados en la página sin ningún tipo de censura.

Los Manuscritos de la Tetera.

Author: Diego Fernando Marín
miércoles, agosto 5

Autor: Michael Lawrence.
Ilustrador: Robert Ingpen
Editorial Blume.
Libro Ilustrado
Recomendado para Lectores en Marcha.

Conocí este libro hacer cerca de seis años y aunque el impacto fue inmediato coqueteé con él por más de tres meses para decidirme a comprarlo. Por supuesto en esa época no era para mí (apenas estaba iniciando mi aprendizaje sobre el mundo de la literatura infantil) sino para quien es hoy mi esposa. Tonto de mí (Una versión dice que mi matrimonio ha sido tan sólo una farsa para recuperar los libros regalados)!!!!!!!!!
Los manuscritos de la tetera atrapa por vez primera por la calidad de sus ilustraciones, detalladas, minimalistas, perfectas. Cuando nos encontramos con el índice vemos que no se trata de una historia lineal sino de una construcción coral donde a cada uno de los protagonistas le llega la hora de ser el solista. Asistimos aterrados a una obra de fantasía en la que cada página encierra la desesperación, el terror, el abismo y la locura pero también la esperanza, la lealtad y el trabajo en equipo.
No es una historia sencilla por supuesto, este texto que parte de una ilustración de El Niño (una aterradora deidad Inca) se desarrolla alrededor de algunas creencias del sur de nuestro continente en parte desconocidas por el lector común pero que envuelven y alientan, sin ningún ánimo ilustrador, cada línea de esta historia.
¿Qué se necesita para viajar en una tetera? Desesperación por supuesto, una pizca de tristeza pero por sobre todas las cosas se necesita el tamaño adecuado…

Bibliotecas VI: Bibliotecas de aula

Author: Diego Fernando Marín
martes, agosto 4
La mayoría de las personas tienen una concepción sagrada de los libros. Los libros se han convertido en objetos extraños a los que sólo acceden los sabios, los conocedores y los estudiosos. En muchas ocasiones leer es sinónimo de erudición, es una tarea que se le deja a unos cuantos. Incluso los lectores de periódicos y revistas no se reconocen como lectores en muchas ocasiones porque no están sentados ante libracos polvorientos y con los dedos llenos de mugres. Si leer es una religión, acercarse a un libro sagrado es labor de unos pocos elegidos.
Para que esta concepción cambie se hace urgente que el libro sea un elemento cotidiano que sea tan imprescindible como un teléfono celular. Un niño de tres años juega con teléfonos celulares en tanto muchas veces no ha visto en su vida un libro.
El objetivo de una biblioteca de aula es precisamente ese, poner a la mano de los niños y jóvenes esa herramienta fantástica que es la lectura. Poner a su disposición permanente (tanto para el ocio como la distracción) una versión más domestica, centrada en las necesidades del docente de turno, de la biblioteca escolar. Es una sensibilización permanente de la lectura para los estudiantes y, por qué no, también para los docentes.