Google+ Followers

Nuestros visitantes

Nuestro archivo

Nuestros seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Servicios ofrecidos

  • Conferencia: Stephen King y la lectura de terror en el aula.
  • Conferencia: La promoción de lectura y las TIC´s
  • Conferencia: El rol del maestro en la promoción de lectura
  • Conferencia: El papel del lobo en los cuentos de hadas
  • Conferencia: Lectura autónoma, lectura competente
  • Conferencia: Del mito a la ciencia ficción, una historia
  • Taller de intervención de textos en el aula.
  • Taller de narración oral.
  • Taller de lectura para padres y docentes
  • Taller de lectura en voz alta para padres y docentes.
  • Taller sobre manejo de Bullyng.
  • Organización de clubes de lectura en colegios.

Ads 468x60px

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores

Featured Posts

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "

Entradas populares

Recent Posts

lunes, agosto 21

Autor e ilustrador: Winsor McCay
Editado por Fantagraphics books
Recomendado para lectores en marcha
Cómic- Antología

     Bill Watterson, el creador de Calvin & Hobbes, se ha explayado de manera pormenorizada en como los syndicates limitaban sus posibilidades creativas en los medios. Incluso expresa como una de sus más celebres tiras, aquella en la que Calvin y Hobbes bailan en la madrugada acompañados de música clásica a 75 revoluciones por minuto. La tira es disruptora, en su momento y época, porque pretende eliminar el concepto de viñeta tal y como hemos estado acostumbrado a conocerla. Además, incomodaba a los grandes Syndicates de la prensa, porque hacía difícil acomodar la tira a sus diversas posibilidades de venta.

     Sin embargo, hubo otra época en que la tira cómica apenas estaba sentando sus bases, los Syndicates, aun no marcaban ningún ritmo, y las posibilidades creativas se encontraban al máximo. En esa época Winsor McCay creó Little Nemo in Slumberland e hizo historia.

     La fábula de esta obra gráfica es simple. Un niño, verbigracia Nemo, se acuesta todas las noches, entra al País de los sueños, y al final despierta. Invariablemente todas las tiras terminan con Nemo despertándose en su cama o en el suelo. Pero esto no es lo que hace particular la obra de McCay. Para ello hay que tener en cuenta que el ambiente en el que se desenvuelve la historia es el País de los sueños, y, por tanto, la lógica de este mundo es diferente a la nuestra, pues lo onírico, como es de todo soñador sabido, tiene sus propias reglas, lo que hace que Little Nemo in Slumberland prefigure con mucha anticipación el movimiento surrealista.

     Por otro lado, al estar influenciado por el Art Nouveau, el estilo de ilustración sobresale notoriamente, lo que se refleja en los colores, en la construcción de objetos y vestuario, y, de manera sobresaliente en la libertad en la disposición de viñetas. Así, elementos que luego redescubriría Will Eisner, ya estaban configurados por McCay en esta tira, haciéndola de esta forma precursora y fundacional de formas y estilos que sólo aparecerían muchos años después con la aparición de los comic books (Ver abajo).
   
     La edición de Fantagraphic Books está dividida en 6 volúmenes que incluye elementos extra a la tira, como otros ejemplos del arte gráfico de McCay. El seguimiento por épocas también permite al lector ver la manera en que los diversos argumentos van desarrollándose y complejizándose, dando como resultado una obra increíblemente maravillosa (Disculpará el lector el superlativo), que tanto el amante al gran Arte (Sí, con mayúsculas), como el amante de las tiras cómicas y la novela gráfica deberían darse la oportunidad de conocer.

     Para los lectores en lengua hispana está la publicación de Ediciones Kraken, que recoge los trabajos de McCay desde 1905 hasta 1914, pero que desmerece mucho en la calidad de las reproducciones, luciendo muchas de ellas desgastadas. Amén a esto la edición no ofrece mayores estudios o preliminares que permitan ahondar en la obra, lo que no compensa la considerable inversión económica que hay que hacer (que sigue aumentando por aquello de la inflación).

     Para quienes puedan leer la obra en inglés, esta se puede conseguir de forma completa y gratuita en internet, pues se trata de una obra cuyos derechos de autor ya se han prescrito los derechos de autor (https://ia800205.us.archive.org/16/items/LittleNemo1905-1914ByWinsorMccay/little-nemo.pdf). Lo único que la hace difícil de seguir, es que el tamaño de los textos de aquella época era extremadamente pequeño.    

SIN CITY

Author: Diego Fernando Marín
domingo, agosto 20

Escrito e ilustrado por Frank Miller
Sin datos de traducción
Publicado por Norma Editorial
Recomendado para Grandes lectores
Novela gráfica

     Frank Miller es una institución en el apartado de la novela gráfica. No importa que tan afortunados o desafortunados sean sus proyectos ya ha hecho historia con títulos tan variados como 300; Ronin; The Dark Night Return; Daredevil: Born again y, por supuesto, Sin City.

     El común de las personas conoce Sin City de la pantalla grande. La primera película, exhibida en blanco y negro con mínimos toques de color, plena de una violencia extrema y grotesca, en donde todo era posible, fue protagonizada por Bruce Willis, Mickey Rourke y Jessica Alba, entre otros nombres. La segunda, estrenada algunos años después, fue protagonizada por Eva Green y se trató de un relato deshilvanado y confuso, donde algunos personajes que se creían muertos en la primera volvieron a aparecer, y donde el final parecía poco convincente. No todo lo que funciona en la tinta y el papel funciona en el celuloide.   

     Con todo, enfrentarse a la novela gráfica es un placer diferente. Lo primero que se entiende es que hay tres o cuatro relatos que funcionan de manera simultánea, lo que se comprende en el libro, pero no se logra en la pantalla. Así, lo que en la pantalla parece el renacimiento de algunos personajes, en el papel está cuidadosamente evidenciado, de manera que solo puede ser comprensible al ser leído, de preferencia de forma secuencial. Relato tras relato, palabra tras palabra.

     Basin City se llama el mundo creado por Frank Miller. Basin City, un lugar corrupto, oscuro y perverso, en donde no se puede considerar la existencia del bien y el mal, sino la existencia de diferentes tonalidades de grises. No hay manera en que la luz pueda llegar al mundo infecto en el que se mueven los personajes de Miller. No hay manera en que ninguno de ellos pueda conocer la redención, porque, en palabras de Miller, “Puta ciudad. A los que no vicia, los corrompe. Y si no, los mata.” (p. 578).

     Esta edición en particular recoge en dos volúmenes las desventuras de este gran conjunto de maleantes, quienes se dedican a sobrevivir antes que a componerse una vida. Son siete relatos completos, en particular, donde destacan: El duro adiós, Mataría por ella, La gran masacre y Ese cobarde bastardo. Curiosamente todos contenidos en el primer volumen. En contraste, aunque no se pierde el cuidado de la edición, el segundo volumen se torna cansino de leer, los relatos son más fragmentados, e incluso, Ida y vuelta al infierno señala anuncia un fin en diversas partes que dejan perplejo al lector antes de darse cuenta de que no se trata de un final como tal, aunque tampoco sabe si es un final episódico, un error en la maquetación, capricho o simple descuido. Sin embargo, el colofón final, El arte de Sin City, le da al novato una idea de cómo el dibujo va transformándose de unas líneas descuidadas en  papel a una versión final. No se trata solo de dibujar todo el conjunto de una vez; como toda obra de arte, la novela gráfica exige una alta atención a los detalles.


     Una advertencia final, si después de terminar la lectura de Sin City, siente la boca como un cenicero sobre el que se ha arrojado algo de whiskey barato, implica que Miller lo ha logrado de nuevo. 

LA ESPERA

Author: Diego Fernando Marín
lunes, agosto 7

Escrito por Mercè Hernández
Ilustrado por Eva Sánchez
¿Original en catalán?
Editado por Thule ediciones
Recomendado para lectores en marcha
Libro Álbum

     Todos esperamos. Durante toda la vida esperamos. Esperamos una señal, una ilusión; esperamos un cambio, una promesa; esperamos una cita, un beso; esperamos un hijo, un viaje; esperamos… Y algún día, en algún momento descubrimos, como Neruda, que, Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

     La identidad, de acuerdo a Llinás, es un mito que arrastramos; nos aferramos a la idea de que con el paso del tiempo seguimos siendo la misma persona; como si quien ahora gusta de sumergirse en el océano no le hubiese temido en algún momento; como si quien prueba alguna vez comida exótica pudiese ser el mismo niño que solo quería comer chocolate para siempre y por siempre jamás.

     La espera no es un libro sencillo, no por la complejidad del lenguaje o del mundo construido, sino porque no se trata de un relato, no hay un protagonista identificable de la primera a la última página, hay, en cambio, una voz que habla de un vértigo, de una sensación indefinible que puede instalarse en él en cualquier momento del día.

     Sin embargo, es un libro pleno de hermosura, no solo porque en cualquier momento podemos identificarnos con sus palabras, sino porque las ilustraciones de Eva Sánchez hacen de la obra una experiencia inolvidable.


     La espera no deja incólume al lector, pues desafía en él la idea de permanencia de la identidad a lo largo del tiempo, tanto física como psicológica, y al mismo tiempo le reta seguir siendo fiel a sí mismo. Una obra que exige ser leída una y otra vez.