Google+ Followers

Nuestros visitantes

Nuestro archivo

Nuestros seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Servicios ofrecidos

  • Conferencia: Stephen King y la lectura de terror en el aula.
  • Conferencia: La promoción de lectura y las TIC´s
  • Conferencia: El rol del maestro en la promoción de lectura
  • Conferencia: El papel del lobo en los cuentos de hadas
  • Conferencia: Lectura autónoma, lectura competente
  • Conferencia: Del mito a la ciencia ficción, una historia
  • Taller de intervención de textos en el aula.
  • Taller de narración oral.
  • Taller de lectura para padres y docentes
  • Taller de lectura en voz alta para padres y docentes.
  • Taller sobre manejo de Bullyng.
  • Organización de clubes de lectura en colegios.

Ads 468x60px

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores

Featured Posts

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "

Entradas populares

Recent Posts

sábado, enero 2

Autor e ilustrador: Bill Watterson
Traducido por: Fco. Pérez Navarro
Editorial: Ediciones B
Recomendado para: Lectores en marcha
Tiras cómicas

     Aunque Calvin y Hobbes sea una tira cómica y, por tanto, su colección de libros solo parece seguir una suerte de organización cronológica, esto no es del todo cierto. Cada uno de ellos tiene elementos distintivos que no se encontraban en las tiras diarias y/o dominicales. Así, en El gran Calvin y Hobbes ilustrado (El número 5 de la colección)  se encuentran 7 poemas ilustrados, y en Calvin y Hobbes para principiantes (El número 7 de la colección) se encuentra el magnífico Una noche nauseabunda, un himno a los terrores de la noche y al valor de la amistad.
     En este orden de ideas, El último libro de Calvin y Hobbes no es una excepción y de esta manera se convierte en una pieza clave para entender el génesis y evolución de la obra de Watterson. Aquí Watterson acompaña la antología de algunas de sus mejores tiras diarias y dominicales, explicando el proceso creativo que le llevo a ellas, pero también todo lo que implica trabajar para los syndicates norteamericanos, su larga lucha con ellos y su negativa a licenciar a Calvin y Hobbes para que se convirtieran en objetos de mercadeo. De esta manera, lejos de seguir el proceso de personajes como Garfield o Snoopy, Calvin y Hobbes se quedaron convertidos en complejos personajes habitando en el papel.
     Para los habitantes de la narración gráfica, Watterson incluye características de la publicación de las narraciones gráficas, la dificultad que hay en ellas para hacer la ruptura en las viñetas más allá de las imposiciones de los syndicates norteamericanos, así como el origen de los personajes que acompañaron a Calvin y Hobbes a lo largo de las tiras.

     Así, tanto para los amantes de la narración gráfica como para los amantes de Calvin y Hobbes, este último libro se convierte en una pieza que debe estar en nuestros estantes.  
P.D. Para los interesados en la obra del creador de Calvin y Hobbes, les recomiendo Dear Mr. Watterson, un documental que explora su mundo y obra.