SIN LA SOMBRA DE LAS TORRES


Autor e ilustrador: Art Spiegelman
Editorial: Norma editorial (No confundir con editorial Norma)
Historieta
Recomendado para: Grandes lectores

     No recuerdo con exactitud el momento en que supe de Sin la sombra de las torres, en todo caso sé a ciencia cierta que fue en el trascurso de este año, en alguna página web que comentaba cómics y/o novelas gráficas. Partía por supuesto de dos errores: uno, lo único que conocía de Spiegelman era Maus, y dos, asumí que se trataba de una obra publicada en el 2014, cuando en verdad lo fue en el 2004. 
Cuando al fin tuve Sin la sombra de las torres en mis manos me sorprendió en primer lugar que se trataba de un volumen editado en cartoné. Me sorprendió porque la obra de Spiegelman es bastante política y adulta, y el cartoné es un material que me acostumbré a asociar a las publicaciones de primera infancia. En segundo lugar esperaba una narración continúa, es decir un relato gráfico narrativo, algo muy diferente de lo que me encontré
Sin la sombra de las torres es una recopilación de tiras publicadas originalmente en el diario alemán Die Zeit, dedicadas a sublimar, de alguna manera, lo que su autor vivió al estar en Nueva York durante el ataque a las torres gemelas el 11 de septiembre de 2001. Sin embargo, y a pesar de lo que muchos podrían esperar, la obra no es una celebración patriotera ni un ataque despiadado a los habitantes del Medio Oriente, por el contrario lo que se puede ver es una obra muy crítica con el gobierno norteamericano.
Podemos decir que la obra se divide en dos, la primera parte da cuenta de los primeros minutos que vivió Spiegelman como habitante de Nueva York y padre de una niña en una escuela cercana al World Trade Center. Al final de esta primera parte el autor dice,  Poco después del 11-S. mientras esperábamos a que cayera algún otro zapato terrorista, muchos encontraron consuelo en la poesía. Otros lo buscaron en las antiguas tiras de prensa. A partir de estas palabras Spiegelman abre una segunda parte, encabezada por un prólogo en el que da cuenta a grandes rasgos de la historia del cómic y da paso a una serie de cómics históricos que no han perdido su vigencia, sobre todo si se le revisa a la luz de los hechos de la primera parte.
Sin la sombra de las torres  es una obra singular, política y encantadora, que da cuenta de la neurosis de un autor, de un norteamericano como cualquier otro, que aún está haciendo catarsis de lo acaecido en su país, y que no justifica de ninguna manera que esto haya justificado las guerras posteriores que al atentado tuvieron lugar. Para los amantes de la historieta, el cómic y la novela gráfica, es una obra inclasificable que debe ser visitada una y muchas veces más.        

Comentarios

Publicar un comentario