Google+ Followers

Nuestros visitantes

Nuestro archivo

Nuestros seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Servicios ofrecidos

  • Conferencia: Stephen King y la lectura de terror en el aula.
  • Conferencia: La promoción de lectura y las TIC´s
  • Conferencia: El rol del maestro en la promoción de lectura
  • Conferencia: El papel del lobo en los cuentos de hadas
  • Conferencia: Lectura autónoma, lectura competente
  • Conferencia: Del mito a la ciencia ficción, una historia
  • Taller de intervención de textos en el aula.
  • Taller de narración oral.
  • Taller de lectura para padres y docentes
  • Taller de lectura en voz alta para padres y docentes.
  • Taller sobre manejo de Bullyng.
  • Organización de clubes de lectura en colegios.

Ads 468x60px

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores

Featured Posts

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "

Entradas populares

Recent Posts

LA NIÑA DE ROJO

Author: Diego Fernando Marín
martes, febrero 11

Autor: Aaron Frisch
Ilustrador: Roberto Innocenti
Editorial: Kalandraka
Recomendado para: Lectores en marcha
Libro álbum

La historia es conocida incluso aunque jamás la hayas leído: una niña vestida de rojo es enviada a casa de la abuela. En el camino se encuentra con un lobo, quien, como ya se sabe, conoce un atajo para llegar a la casa de la abuela.
Lo que difiere en este caso no es el relato, es la puesta en escena. En un primer momento nos encontramos en un salón lleno de juguetes. Un grupo de niños rodea una mesa sobre la cual se halla una abuela en su mecedora que les dice, Acercaos, niños, que os voy a tejer un cuento. Así comienza la magia. El bosque del siglo XVIII no es el bosque de ahora, la niña avanza envuelta en un abrigo rojo con capucha, es menos niña y más adolescente. Calza unos tenis rosados. La niña avanza topándose a cada paso con una maravilla mayor. No sabe, o está acostumbrada a ello, que hay más de un lobo acechando por ahí. Finalmente la encuentran. El resto de la historia hay que recorrerlo con pies duros, atento a las trampas.
El relato se divide a nivel gráfico por la diferencia de color en los cuadros de texto. Antes de encontrarse con el lobo, los cuadros de texto son rojos; después, cuando todo se tuerce, los cuadros de texto son verdes.
Una de las versiones de los estudiosos alude a las sutiles alegorías eróticas del texto del siglo XVIII, sin embargo no desprecia una tradición anterior que rezaba que el relato de la niña de rojo aludía también a una realidad más prosaica, aquella innegable en donde los lobos acechan en los bosques.
Frisch e Innocentti no son ajenos a los tiempos, adecuan, quizá previendo las quejas de los padres, un final más acorde a los deseos de quienes exigen un final feliz. Curiosamente, ese final alterno solo reafirma la brutalidad de la primera versión.  

Innoccenti, quien en la portada aparece como responsable de la historia tanto como de las ilustraciones, muestra, una vez más, las infinitas posibilidades que conservan los cuentos tradicionales cuando son tratados con respeto. 

LA LUNA EN LOS ALMENDROS

Author: Diego Fernando Marín

Autor: Gerardo Meneses Claros
Editorial: S.M. 
Recomendado para: Lectores en marcha
Novela juvenil

Al igual que No comas renacuajos  esta es una historia de horror. Durante todo el relato el lector está atento a lo ominoso que sabe se esconde detrás de cada palabra, de cada conversación, de cada acción.
La luna en los almendros comienza relatando un juego simple en el momento en que se va la luz en un pueblo colombiano. Es en ese momento, mientras juega en la oscuridad con su hermano, que Enrique recuerda el pequeño pueblo de donde proviene, lleno de naturaleza y alejado de elementos comunes a nosotros como la electricidad y, por ende, la televisión. No es lo único por supuesto, el ausentismo escolar es protagonista, puesto que la cultura campesina impone la necesidad del trabajo en los chicos y uniones de pareja tempranos para las niñas. Es en este ambiente en que sucede la primera parte del relato, antes de las primeras visitas de “los muchachos” al pueblo. Es a partir de esto que el relato comienza a torcerse, que comenzamos a adivinar que la placida vida de la familia está próxima a complicarse, aún más cuando el ejército también irrumpe en la historia.
La luna en los almendros no presenta un solo hecho violento, sin embargo lo que cuenta alude a los elementos caóticos que ha atravesado nuestro país, a la constante guerra que hace presencia en el campo, donde además el estado a duras penas puede hacer presencia con una inspección de policía o un puesto de avanzada del ejército.
El final, abierto, solo puede aludir al encuentro con lo ominoso, de lo que, de cualquier manera, no se puede escapar; De la misma manera en que, a pesar del dolor que engendra La luna en los almendros, no se puede dejar de leer.  
Obra ganadora del IV Premio de literatura infantil El barco de vapor -Biblioteca Luis Ángel Arango 2011