Google+ Followers

Nuestros visitantes

Nuestro archivo

Nuestros seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Servicios ofrecidos

  • Conferencia: Stephen King y la lectura de terror en el aula.
  • Conferencia: La promoción de lectura y las TIC´s
  • Conferencia: El rol del maestro en la promoción de lectura
  • Conferencia: El papel del lobo en los cuentos de hadas
  • Conferencia: Lectura autónoma, lectura competente
  • Conferencia: Del mito a la ciencia ficción, una historia
  • Taller de intervención de textos en el aula.
  • Taller de narración oral.
  • Taller de lectura para padres y docentes
  • Taller de lectura en voz alta para padres y docentes.
  • Taller sobre manejo de Bullyng.
  • Organización de clubes de lectura en colegios.

Ads 468x60px

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores

Featured Posts

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "

Entradas populares

Recent Posts

LAS AVENTURAS DE PINOCHO

Author: Diego Fernando Marín
miércoles, septiembre 24

Autor: Carlo Collodi
Ilustrador: Roberto Innocenti
Editorial: Kalandraka
Recomendado para: los pequeños
Libro ilustrado

Las aventuras de Pinocho es uno de esos relatos que, como Caperucita Roja o La Bella Durmiente, pertenecen a la cultura occidental. ¿Quién no recuerda la tierna imagen del títere de madera popularizada por Disney?, ¿quién no sabe que al decir mentiras a Pinocho se le crece la nariz?, ¿quién no recuerda a Pepe Grillo?, una conciencia tan absolutamente arrasadora, que luego repetiría papel con otro nombre en la película Mulán –Sí, también de Disney, quien dulcifica historias políticamente correctas como… bueno, como crispetas-.
Antes que todo, debe decirse que esta edición de Kalandraka es majestuosa. En primer lugar por sus características físicas: tapa dura con sobre cubierta impresa a todo color, que permite su fácil manipulación, además de su tamaño que lo hace accesible con facilidad. En segundo lugar, y lo que le otorga un espacio en cualquier biblioteca son las maravillosas ilustraciones de Innocenti, quien no sólo figura con su nombre en la tapa, sino que se auna a Collodi como autor. Así, en la tapa, justo después del nombre, figura Carlo Collodi y Roberto Innocenti. Para quienes vemos a diario como el nombre del autor es relegado, si acaso, a la página legal de los libros, encontramos ese lugar en la portada francamente maravilloso. Por supuesto, a medida que vamos recorriendo las páginas del libro, entendemos porque el ilustrador italiano figura como autor.
El primoroso trabajo de Innocenti rebela la majestuosidad de su trabajo. Desde la primera página encontramos ilustraciones plenas de detalles minúsculos que nos transportan a la vida de los pequeños pueblos de Italia. Así, nos encontramos las casas, las pequeñas vías, y el vestuario de los habitantes de cualquier momento entre los finales del siglo XIX y los principios del XX. Acaso, tal vez haya algún pueblo justo así en este momento. Pero la magia de las ilustraciones de Innocenti no termina ahí, puesto que vemos como, a partir de la construcción de diversos planos y escenas panorámicas, el lector se ve inmerso en el estado anímico de las situaciones. Esta magia- pues de magia, nada más y nada menos, se trata- alcanza su punto cumbre de desolación en la escena en la que Pinocho es ahorcado.
Ahorcamiento de Pinocho. Capítulo 15

Por supuesto el lector se habrá dado cuenta que he dedicado un espacio extenso a hablar del trabajo del ilustrador sin referirme al autor, y esto es, simple y llanamente, porque la historia no me convenció.
Bien, detengámonos un momento. Las aventuras de Pinocho se escribieron en un momento histórico en los que las narraciones con carácter moralista abundaban; dicho de otra forma, la literatura era una forma de educar. Así, Pinocho cumple con su cometido, pues la historia narra las diversas aventuras de una marioneta tonta –asumo que tenía cerebro de serrín- que desobedece de manera descarada a un hombre que está dando la vida por ella. El motivo de convertirse en un niño de verdad en realidad es un elemento posterior que aparece, de manera aproximada, en el último tercio del libro. De resto, lo único que encontramos es el esfuerzo de un padre por darle todo a su hijo de madera, y como este se las arregla para meterse en un lío tras otro. Empero lo que en verdad me disgustó fue la poca coherencia de los personajes con los que se encuentra Pinocho, desde Geppetto hasta el Hada Azul, pasando por el titiritero y Pepe Grillo –quien muere de un mazazo en el capítulo cuatro y aun así vuelve a aparecer dos veces en capítulos posteriores- , los personajes se comportan como unos verdaderos imbéciles, cuya única virtud, si es que se puede decir eso, es tener una capacidad infinita de olvidar la tontería de la marioneta.
Con todo, las situaciones descabelladas, propias del non sense, pero que no lo alcanzan por su afán moralizador, puede hacer aún las delicias de los más chicos, y los padres que pueden a través de este volumen otorgar a los niños una de nuestras más importantes herencias culturales.
  1. Habrá que ver solo las ilustraciones.

Publicar un comentario