Google+ Followers

Nuestros visitantes

Nuestro archivo

Nuestros seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Servicios ofrecidos

  • Conferencia: Stephen King y la lectura de terror en el aula.
  • Conferencia: La promoción de lectura y las TIC´s
  • Conferencia: El rol del maestro en la promoción de lectura
  • Conferencia: El papel del lobo en los cuentos de hadas
  • Conferencia: Lectura autónoma, lectura competente
  • Conferencia: Del mito a la ciencia ficción, una historia
  • Taller de intervención de textos en el aula.
  • Taller de narración oral.
  • Taller de lectura para padres y docentes
  • Taller de lectura en voz alta para padres y docentes.
  • Taller sobre manejo de Bullyng.
  • Organización de clubes de lectura en colegios.

Ads 468x60px

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores

Featured Posts

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "

Entradas populares

Recent Posts

Las ventajas de ser invisible

Author: Diego Fernando Marín
lunes, agosto 26



Autor: Stephen Chbosky
Editorial: Alfaguara
Recomendado para: Jóvenes lectores
Novela epistolar


26 de agosto de 2013


Querido Charlie, 


Acabo de leer tus cartas por segunda vez y debo decir que por segunda vez me has conmovido. En ésta época, cuando la fantasía basada en hombres lobo y vampiros y seres sobrenaturales que parecen copiados unos de otros, y nadie agradece lo suficiente a Anne Rice o Stephen King o Neil Gainman o G. R. R. Martin o J. R. R. Tolkien, es un gran alivio saber que la literatura juvenil también puede producir otras cosas. 

Debo ser sincero contigo y empezar diciendo que la primera vez que supe de ti y de lo que viviste, tus dolores, amores y angustias, no fue a través de tus cartas, sino de la película basada en tu libro, donde Emma Watson personificaba a tu increíble amiga Sam, y un inmejorable Ezra Miller hacia de Patrick, y un Logan Lerman, desconocido para mí, te representaba. Elizabet, quién más, fue la responsable de llevarme a ver tu historia, porque yo, por supuesto, prefiero las películas de acción a los dramas, porque no me gusta quedarme colgado a veces viendo el dolor y los amores de otros en la pantalla, cuando tengo tanto dolor y amor y esperanza para ver en el mundo real. Sin embargo las cosas fueron así. Fue sólo tiempo después que supe que la película estaba basada en un libro, entonces lo pedí a la gente de Pide tu libro, y ellos como siempre supieron responder ante mis caprichos. Sin embargo te convertiste en algo más.

Para que me entiendas mejor he de decirte que soy docente de bachillerato en los dos últimos años, y que en algún momento del año pasado se me escapó decirle a mis alumnos que estaba leyendo sobre ti, y una de ellas me pidió que le enviase el libro, que aún no se conseguía en nuestro país, así que no tuve otro remedio que hacerlo. Nunca supe cuando se convirtió tu publicación en un viral.

Sin embargo, aún no podía escribirte porque no tenía tu libro como tal en mis manos. Quiero decir, un ejemplar en físico, que es la forma en que para mí mejor se leen los libros, aun a pesar de los kindles y los smartphones y las tabletas. Empero, para mi cumpleaños, mi esposa, una vez más, me obsequió tu libro por mi cumpleaños y lo tomé y no pude volver a soltarlo hasta ahora cuando lo terminé.

Así que estoy de vuelta al principio. Mientras escribo estas palabras escucho por youtube Asleep de The Smiths, no podría hacerlo de otra forma.

Esta mañana, como cosa curiosa, ingresé con tu libro a una de mis clases y dos niñas se me acercaron emocionadas preguntándome si era verdad que estaba leyendo ese libro, porque ellas también se lo estaban leyendo y les estaba gustando mucho. Incluso en ese momento pensé que era buena idea leerlo en voz alta a todos sus compañeros durante mis clases, una carta a la vez. Pero debo confesar que me da algo de corte, porque, quiéralo o no, estoy en un ambiente formativo y enseño una materia diferente a literatura y sé que la psicóloga del colegio me censuraría y quizás la Principal e incluso mi jefe y el jefe de mi jefe, porque en las páginas que escribes describes como fumas, no sólo cigarrillos, y bebes Brandy y tienes un amigo homosexual que se acuesta en algunos momentos de manera indiscriminada con otros hombres y algunos de tus amigos hablan de la masturbación, como suelen hablar los jóvenes de esos temas, sin censura y sin cortarse. Digo que me da corte, porque el tiempo de lectura es corto durante mis clases y quizás debería hablar de muchos temas sin que vinieran a cuento con mi área y, a nosotros los adultos también nos pasa, no sabría que decirles a ciencia cierta cómo hablarles del sexo y del dolor y de la confusión que embarga en este mundo moderno ser adolescente. Aún así Charlie, quiero que sepas que el ejemplar de mi libro estará al alcance de quien te quiera leer, y seguir tus vicisitudes y tu ingenuidad  y tu dolor.

Creo que en todo caso, lo que más quería que supieras es que disfruté tu relato horrores, y que sé que en algún otro momento volveré a leerla y quizás, aún a pesar de todo, comparta uno o dos fragmentos de tu relato con mis alumnos y le sonría, y les diga que en algún momento todo estará bien si hemos tenido la ocasión de sentirnos infinitos.

Me gustaría extenderme más Charlie, pero escribo en un blog, y a veces las personas no leen textos tan extensos en formato electrónico. Pero sobre todo, no quiero incluir elementos que puedan dar mayores indicios de tu historia. Lo que quiero es que compartan el relato leyendo tus propias palabras y que entiendan que un libro como el tuyo está lleno de símbolos acerca de los sentimientos y de lo que constituye a cada quien como ser humano, y que eso atraviesa el sexo y la desesperación y la tristeza, todas ellas ventajas de ser invisible. Un marginado. 

Con mucho cariño,
       
 Diego.             
viernes, agosto 23

Autor: Fanuel Hanán Díaz
Editorial: Norma
Colección: Catalejo
Recomendado para: Promotores de lectura
Ensayo

Leer y mirar el libro álbum ¿un género en construcción?  se constituye en Latinoamérica como uno de los libros precursores sobre un tema central en la promoción de lectura y la educación, el libro álbum. Hanán Díaz, con juicio y buen tino, recorre los antecedentes de esta mixtura editorial entre imagen y texto alfabético. 

El documento se divide en cuatro capítulos. Los dos primeros se dedican a los antecedentes históricos y a definir el libro álbum como tal, en tanto los capítulos tres y cuatro se centran como tal en la ilustración, en su relación en el mundo editorial y en recomendar al mediador algunos aspectos que la enmarcan y que permiten trabajarlas con niños y adolescentes. Todo ello abordado con ejemplos claros que brindan, además, al lector una pequeña lista de libros con los cuales trabajar.

Sin embargo, a pesar de la exposición clara de Hanán Díaz –quien pone a disposición de lector un panorama exploratorio con el cual brinda herramientas fundamentales para comenzar una investigación-, el libro adolece de fallas en la edición. En el discurso, en muchas ocasiones parece que el documento fuese adaptado de una serie de conferencias acerca del tema o una investigación académica, faltándole en algunos momentos cohesión, como si determinadas partes o capítulos se hubiesen escrito en tiempos o con objetivos diferentes.

De otro lado, las imágenes que acompañan el libro carecen se hayan impresos en escalas de grises y carecen de pies de imagen que identifiquen de manera adecuada los libros de los que provienen. Sin embargo son estos detalles que pertenecen al campo de la edición más que de la escritura en sí misma.

Con todo, Leer y mirar el libro álbum ¿un género en construcción? Se constituye en un libro necesario, indispensable para identificar qué es un libro álbum, sus antecedentes y las formas posibles de abordarlo, bien sea con una mirada artística o desde la labor del mediador.
martes, agosto 20


Promoción de lectura es una expresión que cada vez es más mencionada en Colombia, tanto en las instituciones públicas y académicas como en los medios de comunicación. Sabemos que grandes escritoras de LIJ colombiana como Yolanda Reyes e Irene Vasco son también promotoras de lectura. Así mismo es común escuchar que sólo en Latinoamérica existe eso de la promoción de lectura, que en lugares exóticos y avanzados como Europa y Estados Unidos eso no existe. Al mismo tiempo, cada vez que se mencionan los índices de lectura en nuestro país, se escuchan frases como, es que hace falta hacer más promoción de lectura. Pero, ¿qué significa promover la lectura?

La promoción de lectura hace referencia a un conjunto de prácticas destinadas a promover la lectura en la sociedad, en términos generales, a que la sociedad lea más. En su sentido práctico, hace alusión a que las comunidades no lectoras se acerquen a la lectura. Sin embargo estas prácticas pueden ir desde la enseñanza de la lectura, pasando por la recomendación de un  libro o el acompañamiento en la lectura de determinados tipos de textos, hasta la formalización de políticas estatales que busquen desgravar de impuestos a la industria editorial. Así, que en últimas, la promoción de lectura es una práctica que relaciona desde el más humilde lector hasta el más avezado político. Como se puede observar, esta definición es insuficiente, y es insuficiente en la medida en que la promoción de lectura no existe como tal, en el sentido en que no hay una formación en promoción de lectura en nuestro país. Hay instituciones que promueven la lectura, hay promotores de lectura, hay énfasis, en algunas facultades de bibliotecología, en promoción de lectura, pero no una formación, ni técnica ni profesional en promoción de lectura (Por favor, desmiéntanme).  

En esta línea de ideas, el promotor de lectura resulta ser un profesional en algún área afín a las letras, que gusta de ellas, que conoce de ellas y que está interesado en que la literatura –sí, primordialmente de literatura-, vinculado por lo general a una Biblioteca pública o a instituciones como el CERLALC, Fundalectura, Asolectura o fundaciones como la Casa de la Lectura, Expresión Viva o Letraviva, sólo por nombrar unas cuantas. Empero, si este conjunto de entidades se reuniesen a discutir acerca de la promoción de lectura, sus alcances, definición y actividades posibles, podría encontrarse que el mismo término sería objeto de discusión.     

Curiosamente, este vacío conceptual no afecta a las instituciones relacionadas con la promoción de lectura, sino al propio promotor de lectura, quien puede ejercer funciones variadas que van desde la realización de talleres de origami hasta la catalogación de material de lectura de las más diversas fuentes, puesto que el empleador es quien define que se hace. Esto por supuesto tiene las más variadas consecuencias. Una de ellas, y quizás una de las más temibles, es la exclusividad. Esta se refiere a que las actividades del denominado promotor –animador- mediador, tallerista, o como quiera se le llame-  tienen una vinculación unívoca con la institución a la que presta sus servicios. De tal manera que cualquier forma de ejercer estas actividades por fuera de la institución, en forma teórica, académica o práctica, han de ser informadas (lo que incluye que han de ser autorizadas o reguladas) o realizadas en nombre de la institución con la que se labora. Así, el promotor de lectura, deja de ser un sujeto para pasar a ser parte integral de una institución que regula tanto sus acciones como su formación.   

Esta situación de exclusividad afecta al promotor -bien sea que pertenezca a situaciones privadas como públicas, quien está ocupando un lugar sui generis, puesto que no es formado –como ya se mencionó- más que por el tiempo y por las ganas sin conocer, no tiene una identidad laboral y, por ende, un  perfil laboral determinado- puesto que no le permite una libre asociación ni un intercambio de sus conocimientos, afectando por lo tanto su propia formación.

Estos elementos, vistos de manera harto superficial, hacen que la situación del promotor de lectura en Colombia sea aún bastante precaria, una pregunta que está aún por contestar. 

Macanudo 4

Author: Diego Fernando Marín
jueves, agosto 15



 


Autor e ilustrador: Liniers (http://macanudoliniers.blogspot.com)
Editorial: Ediciones de la flor
Recomendado para: Lectores en marcha
Tiras cómicas

Danny, mi bibliotecario de cabecera, es quien me hizo conocer y aficionar a la obra de este artista argentino, Liniers, cuyas tiras cómicas son publicadas en el diario La Nación. Su procedimiento fue sencillo e implacable, desde el correo institucional comenzó a enviarnos un día tras otro  ejemplo de su obra. En este orden de ideas, el amor era inevitable.

Liniers, cuyo verdadero nombre es Ricardo Siri, plantea unas construcciones gráficas de gran sencillez pero que genera un gran impacto en el lector. Sin embargo, quizás una de sus mayores características es la amplia galería de personajes que maneja. A diferencia de tiras como Benitín y Éneas, Olafo el amargado, Mafalda o Calvin y Hobbes, Liniers no se centra en un personaje principal, alrededor del cual gira la obra. No, sus personajes van desde el hombre cotidiano hasta el genial Picasso, pasando por los duendes, Enriqueta y Fellini, Julio Cortázar, Olga y Oliverio la aceituna, quienes animan en múltiples ocasiones sus trabajos.

Más allá de eso, empero, este Macanudo 4 es un ejemplo de cómo las Tiras cómicas, son una forma de expresión, que podemos denominar literaria, a la altura de autores como Cortázar o Benedetti. En este caso, este tomo en particular, es un cruce de dedicatorias y de inicios de reflexiones que hay en torno a una relación de pareja que hace poco se ha oficializado, la de Danny y Marcela. Así que de alguna manera he sido testigo de cómo muchas de las tiras han sido empleadas como excusas para dedicarse unas palabras de amor o reproche o temor.

Por amor o por diversión, cualquier excusa es buena para leer a Liniers. 
A continuación pueden ver algunos extractos de la obra: 





 

Salta cachorro

Author: Diego Fernando Marín
jueves, agosto 8



Autor: Fernando Gómez
Ilustrador: Luis Carlos Cifuentes
Editorial: Seix Barral
Recomendado para: Jóvenes lectores
Novela – Historieta

Parto de un hecho, por más exigentes que seamos no todo lo que leemos es una obra de arte. Más aún, muchos de los libros que gustan a un lector pueden ser despreciables para otros. Eso me hace estar en desacuerdo con autores como Harold Bloom, quienes consideran que todos deben amar a Shakespeare. Aunque coincido con Bloom en que el dramaturgo inglés es el mejor escritor en la historia, no considero que sea un pecado que alguien no lo haya leído. Opino lo mismo de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, de La odisea o del Ulises de Joyce. Cada lector encuentra sus libros y algunas veces los momentos no coinciden. Recuerdo haber disfrutado en mi adolescencia de Los hermanos Karamazov e Ilusiones, sin hacer distinción en la calidad de ninguno de ellos. Caigo en la vergonzosa confesión de decir que tengo los dos primeros volúmenes de Bill, el héroe galáctico de   Harry Harrison y que todavía me desternillo de la risa al volver a ellos. Empero, no recomiendo aquí todos los libros que leo. Este blog nació con el deseo de dar a conocer libros que considero valiosos bien por su calidad literaria, bien por la calidad de las historias que narra. No espero que todos coincidan con mis opiniones.
Salta cachorro no es una obra que se  distinga por ser un relato perfectamente redondeado, tiene partes que no coinciden, algunas de ellas parecen gratuitas  e incluso el deus ex machina aparece en demasiadas ocasiones. Sin embargo es una obra valiente en el panorama de la literatura colombiana, puede decirse que es una historia refrescante. En ella Fernando Gómez narra la historia de una bruja citadina que se transforma en las noches en una mujer de belleza exuberante que caza hombres y se los devora cumpliendo una maldición que parece ser antiquísima. Con todo, el predador también se convierte en presa cuando un par de pubescentes que dicen pertenecer a una casta de Cazadores de brujas decide ir tras ella, de manera accidental, gratuita, por medio de un método absurdo del que se sirve el autor para poner en escena una gran cantidad de cruda violencia. En su narración, Gómez se aúna al talento de Luis Carlos Cifuentes, para narrar algunos momentos por medio de elementos de historieta, técnica que hasta el momento no he conocido en otra obra colombiana.
El resultado es desigual por supuesto, los riesgos tomados en este tipo de obra saltan a la vista en muchas ocasiones, pero debe tomarse en cuenta que abre puertas, que permite a otros autores arriesgarse, dejar los caminos cómodos de la narración tradicional para experimentar con nuevos formatos. En esto se convierte en precursora.
El lector de Salta cachorro debe dejarse seducir por la acción, por la crueldad, por el vértigo de la narración en detrimento, en algunos casos de la verosimilitud. Es una obra que busca ser leída de un tirón, con una sonrisa sardónica en los labios de parte de aquel lector que sólo busca pasar un buen rato. El lector exigente, aquel que goza del preciosismo, del arte, la construcción de personajes y la detallada arquitectura narrativa quizás debe dejar este ejercicio a un lado.
Quien desee conseguirla, puede hacerlo a través de la Librería Nacional (en realidad pensé que el libro estaba descatalogado)o por medio de www.linio.com.co