Google+ Followers

Nuestros visitantes

Nuestro archivo

Nuestros seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Servicios ofrecidos

  • Conferencia: Stephen King y la lectura de terror en el aula.
  • Conferencia: La promoción de lectura y las TIC´s
  • Conferencia: El rol del maestro en la promoción de lectura
  • Conferencia: El papel del lobo en los cuentos de hadas
  • Conferencia: Lectura autónoma, lectura competente
  • Conferencia: Del mito a la ciencia ficción, una historia
  • Taller de intervención de textos en el aula.
  • Taller de narración oral.
  • Taller de lectura para padres y docentes
  • Taller de lectura en voz alta para padres y docentes.
  • Taller sobre manejo de Bullyng.
  • Organización de clubes de lectura en colegios.

Ads 468x60px

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores

Featured Posts

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "

Entradas populares

Recent Posts

LA PIRATERÍA Y LA EDUCACIÓN

Author: Diego Fernando Marín
miércoles, septiembre 5


Mucho se ha discutido en los últimos años acerca de la INTERNET como espacio para la difusión cultural, puesto que en ella –por bien o por mal- podemos intercambiar archivos digitalizados de películas, discos y/o audios, entre otro inmenso material. Debo reconocer que mi posición sobre este tipo de material es más bien positiva. Leí, gracias al trabajo inmenso de gente de la red, la Torre Oscura V, VI y VII, dos años antes de que llegara a Colombia una traducción oficial. De la misma manera hice recientemente con Danza de dragones, que en mi país llego hace cerca de tres semanas a las librerías. Llegué a la lectura y visionado digital, no por ahorrarme dinero sino por la necesidad de tener una mirada cultural más amplia que la que me ofrecen los canales oficiales – si alguien tiene algo que objetar le pido que mire la cartelera de cine ofrecida por cinecolombia en Cali o que visite una Librería Nacional. En el mismo orden de ideas me opongo al ACTA y a SOPA, y cerré mi cuenta de Facebook cuando cerraron Megaupload.
Sin embargo también he de reconocer que este fanatismo me impidió ver otro lado del intercambio ilegal que hace mucho daño a la cultura. Empezaré mencionando que una de las cosas de la red que más me gustan es el gran trabajo gratuito y cooperativo que existe alrededor de la difusión cultural, e incidentes como el de los fakes de Harry Potter han sido para mí los menos. Con todo esto hay otra realidad que no se puede desconocer y es que muchos se lucran de este denodado esfuerzo, y se lucran a costa de quienes no tienen acceso a un buen nivel educativo y/o cultural.
La historia me la contó una maestra de un municipio del Valle del Cauca, Florida. Se trata de un pueblo conservador, que dista de Cali cerca de una hora y media. Si mal no estoy el 90% de sus instituciones educativas son públicas con todo lo que conlleva en un país donde los docentes del sector oficial son mal pagos y realizan todos con las uñas. Es en este ambiente donde los docentes hacen todos con las uñas y en muchos casos logran cosas espectaculares con recursos nimios. Lo de los libros, lo de los libros es otra cosa. A pesar del esfuerzo realizado, en muchas instituciones el espacio de la Biblioteca Escolar no existe o es considerado como banco o, simplemente, es un chiste, un remedo de centro de documentación. De la misma manera, la figura del bibliotecario escolar se delega en un docente que nunca tiene tiempo, así que los libros suelen yacer bajo capas de polvo. Con todo, los docentes de lenguaje aún piden libros, buscando que los alumnos tengan acceso a la literatura universal. Así que piden libros como Crónica de una muerte anunciada, por poner un solo ejemplo, y hablan sobre él y Gabriel García Márquez –en un país con un solo Premio Nobel su lectura es obligada- y lo que ha significado su obra a nivel local y mundial y las maravillas del realismo mágico. En clase los muchachos participan y actúan y ponen cara de confusión cuando se trata de ciertos pasajes, mientras otros contestan afirmativamente. Desde su privilegiado lugar, la docente ve que todos tienen el libro de rigor, algunos más gruesos, otros más delgados, en todos la misma impresión desvaída de la caratula. La docente sabe que se tratan de libros piratas, que no pagan derechos de autor, pero al fin y al cabo, no nos podemos mentir, es lo que hay.
A la hora de evaluar comienzan los fracasos, algunos responden las preguntas –realizadas con libro en mano-, pero otro sector parece que no hubieran pasado nunca por ese pasaje sobre el que se evalúa; el mismo pasaje visto en clase y comentado. El docente confundido indaga, pide a un alumno su libro, luego a otro y luego a un tercero. Descubre entonces que sólo entre los tres hacen un solo libro. Es decir, ni siquiera tienen un libro, tienen fragmentos del libro; lo que leen como una historia completa, que juzgan sin principio ni final, sin pies ni cabeza, es en realidad eso. No es la falla de un escritor ni un docente que no sabe llegar a esos lectores, es que lo que tienen en sus manos no es un libro, es un aborto, una atrocidad inmunda, que los aleja de Gabriel García Márquez y/o de cualquier otro autor con el que se hayan topado.
Muchos han querido ver en la publicación de libros pirata una suerte de romanticismo tardío, en la única fuente de acceso a las letras que tiene el ciudadano de a pie. Sin embargo la realidad bien puede ser otra.  Muchos de los libros ofrecidos en las calles bien pueden ser fakes o resúmenes o simplemente otra cosa, como en el caso de esta Crónica de una muerte anunciada.
Qué nos queda entonces si nos debatimos entre una pobre distribución de libros, el desconocimiento y el poco acceso al mercado digital, sólo pedirle a los piratas un poco más de ética en su trabajo. No en vano somos el país del sagrado corazón…
(Imágen tomada de: http://letrasv.blogspot.com/2010/04/mexico-no-lee-y-los-libros-pirata.html 05/09/2012)