Google+ Followers

Nuestros visitantes

Nuestro archivo

Nuestros seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Servicios ofrecidos

  • Conferencia: Stephen King y la lectura de terror en el aula.
  • Conferencia: La promoción de lectura y las TIC´s
  • Conferencia: El rol del maestro en la promoción de lectura
  • Conferencia: El papel del lobo en los cuentos de hadas
  • Conferencia: Lectura autónoma, lectura competente
  • Conferencia: Del mito a la ciencia ficción, una historia
  • Taller de intervención de textos en el aula.
  • Taller de narración oral.
  • Taller de lectura para padres y docentes
  • Taller de lectura en voz alta para padres y docentes.
  • Taller sobre manejo de Bullyng.
  • Organización de clubes de lectura en colegios.

Ads 468x60px

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores

Featured Posts

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "

Entradas populares

Recent Posts

¡Es una traviesa esa raya!

Author: Diego Fernando Marín
martes, abril 17


Autora: Carmen Leñero
Ilustrador por: Luis Fernando Enríquez
Editorial: Fondo de Cultura Económica
Recomendado para: Primeros lectores
Libro-álbum
Hay libros con los que uno guarda deudas, libros que permanecen en el estante a pesar de que los hemos disfrutado muchas ves, libros que cuando uno menos lo piensa saltan a tus manos. Uno de esos libros, por supuesto, es este de Carmen Leñero y Luis Fernando Enríquez.
¡Es una traviesa esa raya! traza una línea divisoria entre dos mundos, o una multiplicidad de ellos, es un golpe asestado a la unicidad de pensamiento, al paradigma que presenta el mundo como un elemento definido, predecible y cognoscible en su totalidad. Todo comienza en el momento en que un niño al hacer una línea para su trabajo de geografía se encuentra con que la raya que traza sobre su cuaderno escapa de él, del orden cerrado, de lo aprehensible y comienza a dividir en dos el mundo que lo rodea. De un lado se halla lo definible, del otro, aquello que a duras penas se puede percibir; de un lado está el tiempo línea y del otro la atemporalidad; de un lado se halla la cotidianidad, en el otro se encuentra el conejo de Alicia; de este lado, el cuerpo, del otro, la sombra. Así, por medio de una rima constante Leñero nos sumerge en la posibilidad de los mundos posibles, en tanto Enríquez por medio de unos dibujos fascinantes nos va enseñando algunas de las posibilidades que Leñero nos plantea.
Con sorpresa descubrimos, al cerrar el libro, que la raya no sólo ha escapado del cuaderno de geografía, sino que ahora nos circunda, nos define y nos muestra los mundos a los que podemos acceder.