Google+ Followers

Nuestros visitantes

Nuestro archivo

Nuestros seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Servicios ofrecidos

  • Conferencia: Stephen King y la lectura de terror en el aula.
  • Conferencia: La promoción de lectura y las TIC´s
  • Conferencia: El rol del maestro en la promoción de lectura
  • Conferencia: El papel del lobo en los cuentos de hadas
  • Conferencia: Lectura autónoma, lectura competente
  • Conferencia: Del mito a la ciencia ficción, una historia
  • Taller de intervención de textos en el aula.
  • Taller de narración oral.
  • Taller de lectura para padres y docentes
  • Taller de lectura en voz alta para padres y docentes.
  • Taller sobre manejo de Bullyng.
  • Organización de clubes de lectura en colegios.

Ads 468x60px

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores

Featured Posts

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "

Entradas populares

Recent Posts

El libro que canta

Author: Diego Fernando Marín
viernes, marzo 9


Autora: Yolanda Reyes
Ilustradora: Cristina López
Editorial: Alfaguara
Colección: Nidos para la lectura
Recomendado para: bebés.
Libro ilustrado

Hace unos pocos minutos he terminado mi recorrido por las páginas de El libro que canta, una recopilación de Yolanda Reyes en donde se articula la tradición oral con la creación propia y la de otros autores. El resultado es un libro preciosamente editado, teniendo en cuenta las necesidades de esa dupla madre e hijo. Aún así, el lector desprevenido no deja de sentir nostalgia por haber reconocer tantas palabras que en algún momento, entre tantos ires y venires, se fueron a la trastienda creyéndose perdidas ya para siempre.
Uno de los elementos que enriquece la concepción del libro es la introducción que Reyes hace a cada uno de los capítulos, donde no se dirige al lector, ese capaz de desentrañar el código alfabético, si no a ese otro que siente, anhela, espera y exige, Estás en ese mundo tuyo de agua, /sin tiempo y sin memoria./No sé tu nombre ni tu sexo. / No sé cuándo vendrás, pero te espero./ No pienso en nada más, / de tanto que te espero. /  Mientras pasan los días,/ junto a retazos de palabras y canciones. / ¿Recordarás sus ritmos cuando vengas?/ No importa: escucha su rumor y duerme./Mi corazón te arrulla.      (Reyes; pp. 8)   
Ese diálogo con ese otro es constante; es notorio que el destinario es aquel que descansa en el vientre materno o en sus brazos o en sus piernas jugando al caballito o siendo bañado, acicalado y amado.  
Para el otro, aquel que no es padre –aún- la nostalgia es también un vínculo poderoso con aquel que se fue una vez y, también, con aquel otro que deberá transmitir esas palabras a los que vienen detrás,
Este es el cielo de azulada altura
y este el lucero
y esta la rosa y esta la manzana
y esta la madre para la ternura.
Y esta la abeja para la dulzura
y este el cordero de tibia lana
y estos: la nieve de blancura vana
y el surtidor de líquida hermosura.

Y esta la espiga que nos da la harina
y esta la luz para la mariposa
y esta la tarde donde el ave trina.

Te pongo en posesión de cada cosa
callándote tal vez que está la espina
más cerca del dolor que de la rosa.
                Jorge Rojas. Lección del mundo. 

Reyes no escatima en los nombres que invita a su libro. Sabe que son pocas las oportunidades de convencer a quien lee que la poesía no son sólo las palabras que dicen los poetas sino que son una forma de habitar y construir el mundo, así que al lector –Porque los bebés leen con las orejas, con la piel y el corazón- no le queda otra forma que dejarse dar la bienvenida por la poesía.

Las estrellas son negras

Author: Diego Fernando Marín


Autor: Arnoldo Palacios
Editorial: Ministerio de Cultura
Recomendado para: Jóvenes lectores
Novela

Estamos acostumbrados a un bildungsroman burgués tipo joven Werther, en donde el amor y el colegio son los elementos más importantes en la   vida de un adolescente. A lo sumo se encuentra en dificultades con su familia, que puede estar rota o reaccionar de forma agresiva con los cambios de protagonista. En estas novelas de aprendizaje impera el desconcierto y al final su protagonista suele mirar el mundo con nuevos ojos y, a partir de sus nuevas experiencias, adquiere habilidades para enfrentarse con mayor entereza al mundo adulto.  Pero, ¿qué sucede cuando se abandonan las asfaltadas calles europeas, el mundo de los bares caleños o la alocada vida adolescente norteamericana para ingresar al Quibdó? ¿Qué sucede cuando el principal desconcierto no es el descubrimiento de la sexualidad, la ruptura familiar o el fracaso escolar sino el hambre?
Arnoldo Palacios nos sumerge en el mundo de Irra –Israel- , un joven negro de dieciocho años a quien le acaban de negar una beca para continuar sus estudios, que sólo tiene dos mudas y cuyo principal enemigo es el hambre.  Seguiremos a Irra en dos jornadas en las que atravesará el hambre, la ira, la sexualidad y una suerte de concordia consigo mismo. El paso por estas etapas, aunque provisto de múltiples reflexiones, será mucho más visceral que intelectual. En La novelas son negras  también asistimos a la radiografía de un pueblo colombiano –que representa la realidad de todo el país- en donde la mayoría de sus habitantes son negros pero quienes tienen los mejores trabajos, posiciones y poder son los blancos. Debe aclararse, sin embargo, que la intención de la novela no tiene ningún afán de retaliación, al contrario, se revela que ese otro mundo, el mundo de los blancos que Irra tanto envidia, no es más que una fachada mal sostenida.
Arnoldo Palacios escribió Las estrellas son negras  en 1949 (o mejor reescribió, la obra original se quemó en 1948). Ha sido publicada en al menos tres ocasiones por Populibro, y por el Ministerio de Cultura, la última vez en su Biblioteca de escritores Afrocolombianos. Sin embargo su difusión ha sido reducida quedando al alcance de un público mayoritariamente académico e interesado en las obras propias de la cultura negra. Empero, el mundo descrito por Palacios, real y visceral, merece una mejor suerte dada la calidad de su narrativa, poética y representativa de nuestra cultura.
Quienes quieran descargar el libro, pueden hacerlo de manera gratuita en el siguiente enlace:
http://www.banrepcultural.org/sites/default/files/88095/02-Arnoldo_Palacios_las_estrellas_son_negras.pdf

P.D.: LAs obras de la biblioteca Afrocolombiana editada por el banco de la republica pueden ser descargadas en: http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/biblioteca-afrocolombiana. Sólo hay que dar click en la caratula. Así mismo puede descargarse la Biblioteca Indígena de Colombia en: http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/biblioteca-indigena-colombia