Google+ Followers

Nuestros visitantes

Nuestro archivo

Nuestros seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Servicios ofrecidos

  • Conferencia: Stephen King y la lectura de terror en el aula.
  • Conferencia: La promoción de lectura y las TIC´s
  • Conferencia: El rol del maestro en la promoción de lectura
  • Conferencia: El papel del lobo en los cuentos de hadas
  • Conferencia: Lectura autónoma, lectura competente
  • Conferencia: Del mito a la ciencia ficción, una historia
  • Taller de intervención de textos en el aula.
  • Taller de narración oral.
  • Taller de lectura para padres y docentes
  • Taller de lectura en voz alta para padres y docentes.
  • Taller sobre manejo de Bullyng.
  • Organización de clubes de lectura en colegios.

Ads 468x60px

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores

Featured Posts

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "

Entradas populares

Recent Posts

Libro de nanas

Author: Diego Fernando Marín
domingo, mayo 20


Autor: Herrín Hidalgo (Sel.)
Ilustradora: Noemí Villamuza
Editorial: Media Vaca
Recomendado para: Bebés / Grandes lectores
Libro ilustrado

Cuando se busca poesía infantil, lo primero que se suelen encontrar son nanas. Cuando se buscan canciones infantiles, lo primero que se suelen encontrar son nanas. Los primeros libros que se suelen encontrar para los niños son nanas.
Hay libros de todo tipo de nanas. Las hay que recogen las voces populares, los hay que retoman sólo lo más selecto de varios países, aunque sin aclarar su origen, y hay otros- raros- como este.
Me gustaría decir que este Libro de nanas es mío, de mi propiedad, atesorado. Sin embargo fue Nathaly, quien me lo dejó por poco tiempo, sólo con el objetivo de ser reseñado. La primera característica que señalaremos de este libro, es que sólo una de las nanas seleccionadas es popular. En este caso hablamos de Duerme negrito, inmortalizada por Atahualpa Yupanqui y reconocido por la voz tierna y fuerte de Mercedes Sosa. Los demás textos seleccionados pertenecen a nombres como Miguel Hernández, Federico García Lorca, Gabriela Mistral y Gloria Fuertes, entre otros nombres. Esta razón bastaría para que el seguidor de este sector del género lírico considerara tener este libro entre sus favoritos. Empero hay una segunda razón, que seducirá no al mediador de lectura, si no también al investigador. Una vez se ha finalizado el último arrullo, se inicia una sección rosada –la llamo así por el color de esas páginas- en donde el lector puede hallar tres textos teóricos sobre las nanas. Las voces, en este caso, pertenecen a Federico García Lorca, Gabriel Celaya y Gabriela Mistral.
Por si estas razones fuesen consideradas insuficientes, es necesario entonces emplear el as bajo la manga, este volumen recopilatorio se halla ilustrado por la sin par Noemí Villamuza, quien hace un despliegue de bellas ilustraciones, en donde los niños son protagonistas.
Libro de nanas, constituye de esta manera un buen ejemplo de cómo puede ser editado un libro infantil, que disfrutaran los más pequeños y atesorarán los más grandes.    


Autor: David Stewart
Ilustrador: David Stewart (Dir.)
Editorial: Panamericana
Recomendado para: Lectores en marcha
Libro informativo

La historia del hombre y la criatura a la que dio vida, ha sido una de las más exitosas en el campo literario y cinematográfico. En este último ha habido incluso secuelas poco afortunadas como La novia de Frankenstein o Frankenstein adolescente, Van Helsing o La familia Monster, en su versión televisiva. Hay algo en este relato que nos conmueve y nos obsesiona, retornando una y otra vez a él. Emocionándonos por la bestia, odiando a su creador, o viceversa. Hay algunos hechos que se nos olvidan sin embargo: Frankenstein es el apellido del creador, el monstruo no tiene nombre, aunque es el bueno. En segundo lugar se halla el hecho que Victor Frankenstein es médico. Este elemento casi no es aprovechado porque no suscita espectacularidad, se toma sólo como una característica que hace viable la creación. Empero, David Stewart, ha decidido que ese era el elemento más relevante. Así nace, El diario secreto de Victor Frankenstein sobre sus trabajos en el cuerpo humano.
Este libro es un acercamiento diferente al relato de Mary Shelley, de hecho el relato original, condensado en cartas y entradas de diario tiene una importancia marginal. Lo que le interesa en este caso al autor, es darle un vistazo a las observaciones del médico que Frankenstein, a sus anotaciones científicas sobre el funcionamiento del cuerpo. Así, en cada página el lector puede encontrar un dibujo excepcional, en ocasiones se trata de un trabajo tipo pop up donde hay pestañas que permiten indagar en el cuerpo humano, en otras permite superponer la imagen de los músculos sobre el cráneo; en otras ocasiones se trata simplemente de la superposición de notas y papeles arrugados sobre el diario. Su mayor ventaja radica, ante todo, en el lenguaje sencillo que utiliza el legendario Frankenstein para dar forma al gran conjunto de explicaciones anatómicas, tan diferente al de un atlas anatómico médico o a un libro de texto de biología. No podría ser de otra forma, por supuesto, puesto que se trata de las notas de un estudiante en su época de colegiatura, tratando de volver más inteligible, lo que en otro momento sería verborreico y demasiado técnico.
El resultado de todo este proceso es un libro informativo ameno, tanto para el lector curioso, como para el estudiante que se debe enfrentar por vez primera con un texto técnico como para el docente que busca nuevas formas de enfrentar a sus alumnos con un nuevo conocimiento.
Además, esto no se puede negar, constituye per se un libro hermoso.       
 Imágenes tomadas de Flickr
P.D.: El blog de Danny tiene nueva entrada: http://www.bibliotecariomalo.blogspot.com/2012/05/club-de-lectura.html 

Paraguas

Author: Diego Fernando Marín
sábado, mayo 19


Autora e ilustradora: María Villa
Editorial: Tragaluz Editores
Recomendado para: Lectores en marcha
Libro-álbum

Después de varias semanas, el jueves al fin los libros que Danny había comparado para la biblioteca en la Filbo, vieron la luz; o mejor, conocieron a su público. Hasta el momento Danny había hecho una buena labor, surcando los mares y evitando emboscadas de amigos y docentes que querían llevarse un libro antes de tiempo –yo sólo pude tomar uno de poesía del que luego hablaré-, y al fin su labor, los libros ya ordenados catalogados, atravesados con el alfiler del orden fueron presentados en la biblioteca del colegio y algunos pocos lectores comenzaron a llevárselos. Estamos terminando año, hay que entender a los lectores que le abren un espacio a los libros entre los exámenes de Matemáticas, el taller de biología, los controles de lectura de Filosofía y las prácticas de deportes.
 Cuando Danny me presentó este libro y me lo dejó ver en la biblioteca, me dijo, Me lo vendieron como un relato, pero para mí es un poema. Y ha sabido tener toda la razón del mundo.
Paraguas es un precioso libro ilustrado que ha visto la luz más allá de cualquier posibilidad esperada por cualquier autor. La misma autora dice, (…)luego hizo falta un editor que supiera leerlo (más allá de clasificaciones editoriales)y quisiera llevarlo hasta el público (http://laultimaventana.wordpress.com/2012/04/18/la-tela-del-paraguas/ -Revisado el 19-05-20112). Al leerlo, nos damos cuenta que no ha sido fácil.
Paraguas metaforiza la sensación de la protección, la libertad y el desarraigo bajo la figura de esos adminículos que siempre empleamos para guarecernos de la lluvia y, cuyo frágil sistema para sostener la tela en lo alto, se asemeja al de las alas de las aves. Así, todo en uno. Cada imagen del paraguas arrojado por efímero por haber cumplido su período de vida justo en medio de la peor borrasca, es semejante a un ave que yace en el suelo y 
que jamás volverá.
La obra de María Villa, es también un ejemplo de la necesidad de que esas editoriales pequeñas, casi artesanales, sigan existiendo, pues ellas son las que suelen tomar los riesgos que, muy a  menudo, las grandes editoriales no toman. 


P.D.: Tanto la fotografía como el video fueron tomadas del blog de María Villa  (
), en tanto la imagen fue tomada originalmente por Emilio B. Gracias a ellos, que no saben que he tomado sus imágenes, aunque espero sepan disculparme.

Nocturno. Recetario de sueños

Author: Diego Fernando Marín
domingo, mayo 13

Autora e ilustradora: Isol
Editorial: Fondo de cultura económica
Recomendado para: Para los pequeños
Libro Juego

Sobre la actividad del sueño se ha escrito mucho, desde los libelos que hablan sobre el significado de los sueños según los esotéricos, brujos, magos o mercachifles, hasta La interpretación de los sueños de Sigmund Freud. Los sueños siempre han sido un tema recurrente de preocupación y de estudio para el ser humano. Nos preocupa saber por qué soñamos lo que soñamos y su posible significado, sea que nos gusta la vecina o que una visita nefasta va a llegar o quizás algo de dinero extra.  
Sea como sea, sin embargo nos gusta soñar, hablamos del sueño como un hecho positivo. Soñamos con el matrimonio, el futuro, los hijos; con ser grandes, tomar nuestras propias decisiones, vivir en un país donde no haya violencia ni corrupción; soñamos…
Hablamos mucho de lo que nos gustaría soñar en medio de las noches, de cómo poder controlar esos sueños. Justo en medio de una pesadilla surge el pensamiento recurrente, si pudiera manejar mis sueños. Isol nos ofrece una respuesta ante esa posibilidad.
Nocturno, es ofrecido como un recetario de sueños, es decir, nos ofrece la posibilidad de hacernos a una idea fija sobre lo que podemos soñar, de preparar de antemano aquello en lo que queremos sumergirnos en medio de nuestras fantasías nocturnas. El libro nos ofrece 11 sueños posibles y uno que podemos construir a nuestra elección. El procedimiento es sencillo, a la manera de Los misterios del señor Burdick, Isol nos presenta 11 imágenes con su título respectivo. Sin embargo las imágenes presentan una particularidad, una parte de ellas se halla trazada de manera convencional, en tanto la otra se halla trabajada en un materia fluorescente –El sueño es como las polillas y adora acercarse a la luz cuando nadie lo ve- que se ilumina cuando se apaga la luz. Así, lo que el niño o el adulto -Nathaly está siguiendo los sueños uno a uno- enfrenta antes de cerrar los ojos no es el aburrido programa de siempre si no la preparación de una posible imagen onírica. La doceava propuesta la puede elaborar el poseedor del libro (No creo que Nathaly me perdonase si empleo mi lápiz sobre su sueño en blanco).
Más allá de lo simpático que pueda resultar la propuesta, esta quizás funcione dado que las últimas imágenes, sentimientos o sensaciones, son harto importantes como elemento preparativo para las imágenes que ulteriores prepara nuestro inconsciente para su proyección en medio de la noche.
Además de venir en la presentación de libro, Nocturno, despliega su contraportada para que el libro pueda sostenerse de manera efectiva, de tal forma que el durmiente si pueda fijar la imagen del libro como lo último que vea antes de dormir. Por lo pronto yo prefiero aún seguir viendo el dulce rostro de mi Elizabeth antes de cerrar los ojos, así siempre me aseguro buenos sueños. 

En el siguiente vídeo Isol nos habla un poco de este libro: 

De editoriales y escritores colombianos

Author: Diego Fernando Marín
sábado, mayo 12

En el marco de la celebración de la Filbo, y a propósito de la conmemoración del aniversario de la muerte de Rafael Pombo, la escritora y crítica Yolanda Reyes y la directora de Fundalectura, Carmen Barvo, tuvieron un educado intercambio de ideas alrededor del papel de las editoriales y el apoyo estatal a los escritores de Literatura Infantil y Juvenil Colombiana. Reyes (http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/yolandareyes/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-11576825.html)  exigía apoyo, Barvo (http://m.eltiempo.com/opinion/columnistas/otroscolumnistas/proceso-de-seleccin/11619965) defendía la poca participación de la LIJ Colombiana en la selección realizada por Fundalectura para el Plan Nacional de Lectura y Escritura, en virtud de la ausencia de calidad y/o pertinencia para la edad de lo enviado por las editoriales. Más allá de las razones esgrimidas por amabas, se deja ver un curioso vacío que está afectando la producción de la LIJ colombiana y es la responsabilidad editorial.
Las editoriales colombianas, o dirigidas al sector colombiano, se caracterizan principalmente por apostar sobre seguro. Como se ha dicho en oportunidades anteriores, reconocemos de antemano que una editorial es un negocio y, como cualquier negocio, busca manejar ganancias y disminuir, al máximo, las perdidas. Sin embargo, al dejar poco margen para las publicaciones arriesgadas y diferentes, la variedad disminuye y suelen tener una gran cantidad de libros clones. Tan parecidos, tan uniformes que rayan en la carencia de sentido, que niegan la diversidad y la cultura.
Además de Reyes, Vasco, Buitrago y otra media decena de nombres, son pocos los escritores colombianos que publican con regularidad y, sin demeritar la calidad de sus trabajos, muchas menos las editoriales que se arriesgan con nuevos nombres a menos que hayan ganado de antemano un premio literario.
Un ejemplo de esta particular forma de ceguera la podemos ver con la editorial Alfaguara. Hace unos pocos años, creo que en el 2004, Alfaguara publicó en su Serie Roja este libro que es el primero, o uno de los primeros, de la fabulosa serie detectivesca protagonizada por Flanagan, un detective adolescente. Sin embargo la descripción del libro es una fría descripción que en nada arroja interés para el lector (En lo personal, fue después de haber leído los libros de Anaya que me enteré que No pidas sardina fuera de temporada hacía parte de la misma saga y, por supuesto, lo devoré), En un suburbio barcelonés, un adolescente aficionado a la investigación privada logrará descubrir los tejemanejes de otro joven que, sin estudiar, aprueba con "demasiada" brillantez sus exámenes. (http://www.alfaguarainfantilyjuvenil.com/index.php?id=197&s=libro)Nada más. Ni una sola letra más que describa quien es el personaje principal, ni su relevancia, ni los elementos que puedan hacerlo interesante. De hecho Alfaguara no ingresa un solo libro adicional de la saga. No porque no de ganancias si no porque no han ganado premios. Si esto sucede con un libro, con una serie de libros, que ha probado tener éxito en la población juvenil, ¿qué podemos esperar de un libro propuesto por un escritor colombiano que apenas esté comenzando o que no haya ganado premio alguno?
Al respecto conversábamos con Silvia Valencia que la misma Yolanda Reyes vio publicado su libro El terror de sexto B porque había ganado un premio, de lo contrario no habría visto, quizás, la luz pública en nuestro país.
Las editoriales que apuestan por los autores colombianos, aún cuando lo hagan de una forma segura y controlada, son pocas. Entre ellas tenemos a Libros y Libros, quienes dentro del lanzamiento de su plan lector, decidieron realizar una convocatoria nacional para incluir nuevos autores colombianos en sus publicaciones. Es cierto que Libros y Libros tiene como público objetivo el Plan Lector de los colegios, es cierto que no toma grandes riesgos en sus propuestas –característica que como ya se ha mencionado, es común a la editoriales colombianas- pero también es cierto que se está tomando el tiempo para impulsar nuevos autores, que lo hace a nombre propio y, que de hecho, recibe asiduamente originales que deben cumplir sólo con ciertos criterios de calidad –si, también de corrección política- para ser publicados. No veo haciendo lo mismo a Editorial Alfaguara, Norma ni Babel. De Hecho desconozco –y sé que no sólo soy yo- los mecanismos para que cualquiera pueda enviarles originales o que estos sean tomados en cuenta –la editora de Editorial Norma, en su momento, ni siquiera era colombiana, mucho menos se hallaba radicada en el país.
Reyes y Barvo apuntan al mismo problema, al mismo hoyo negro que es responsable del exceso de libros sobre secuestrados, autosuperación, violencia y narcotraficantes. El mismo hoyo negro que estimula y recomienda sólo libros que mantienen el statu quo, por temor a no vender.
No será la última palabra que mencionemos sobre este tema. 

¿Sabrá volar el mar?

Author: Diego Fernando Marín


Autor: José Corredor-Matheos
Ilustradora: Noemí Villamuza
Editorial: El Jinete Azul
Libro ilustrado
Recomendado para: Lectores en marcha

Lo primero que me llamó la atención de este pequeño volumen rojo, fue las ilustraciones de la inconfundible Noemí Villamuza, la misma de Encender la noche y De verdad que no podía, entre otras innumerables horas. Lo segundo es la sobria edición que El jinete azul realiza con este libro. Lo tercero, pero no menos importante, es que se trata de un libro de poesía.
Hace pocos días Nathaly, nos dejó pasar a Elizabeth y a mí un breve momento a su morada en donde nos dejó dar un pequeño repaso a su biblioteca de LIJ. Había libros de todos los tamaños, colores y sabores, y entre los que me llamó la atención se encontraba este. Es difícil encontrar libros de poesía, dirigidos al público infantil y juvenil, que sean interesantes hoy en día. Me viene a la mente La alegría del querer  de Jairo Aníbal Niño,Búho en casa de Arnold Lobel, algunos libros de nanas y muy poco más.  
 ¿Sabrá volar el mar?  Se constituye en una rara edición debido a dos factores, no se halla lleno de colorines ni de ilustraciones gigantescas, que pretenden llenar el vacío de la brevedad de las palabras, ni constituye un vano elogio a los tiempos idos ni cae en los lugares comunes de las calesitas o el algodón de azúcar o el oso de peluche o el juguete de palo. No, se detiene en lo que es relevante para la poesía, para el acto poético, el juego con la palabra, con la musicalidad, los sentimientos y las sensaciones. Los poemas son breves pero se asoman a la poesía de lo cotidiano, sin pretender una trascendencia necia, sólo son y eso lo agradece el lector. No hay empalagamiento si no contemplación.
Al final, se agradece al autor haber dejado a un lado la falsa virtud y la vanidad, el cuidado que se tuvo con cada verso, donde no sobra nada, puesto que los poemas propuestos parecen haber sido podados con dedicación, y esa terrible adicción que produce la belleza.
A Carmen Borja
¿Llegaré yo a escribir
alguna vez
el poema que me abra
ese paisaje
donde pueda perderme
entre los árboles
y aspirar los perdidos
aromas de la infancia?
¿Cuándo podré crear
un mundo tan real
como irreal es este
en el que vivo?
Todo lo que he logrado
es escribir poemas.
No dan sombra sus árboles,
ni frutos.
En ellos no hay aromas,
ni el silencio que anuncia
que el poema se ha escrito.

Lobos

Author: Diego Fernando Marín
domingo, mayo 6


Autora e ilustradora: Emily Gravett
Editorial: Castillo
Recomendado para: Primeros lectores
Libro-álbum

Sucede que me gustan los lobos. Incluso cuando son los malos de la historia. De hecho considero que es mejor así porque los lobos no son tiernos animalitos para jugar. Son animales salvajes que no dudarían en atacarnos si invadimos su territorio o nos propasamos con ellos. Nunca he considerado que sean nuestros enemigos, pero sí que le debemos respeto. Mucho respeto.
Uno de mis poemas preferidos de Borges es El último lobo, donde se relata los momentos postreros del último lobo de Inglaterra. Borges mira al lobo desde la distancia sin falsas contemplaciones pero con una enorme piedad.
De  manera similar, Emily Gravett nos hace una relación de lo que puede suceder cuando un conejo se topa con un lobo. Jugando a incluir un libro dentro de un libro, Gravett convierte al lector en un conejo que toma un libro sobre lobos de una biblioteca y luego lo va leyendo de manera distraída mientras inferimos que se dirige a casa. Poco a poco el libro de la biblioteca nos va informando de cómo son los lobos grises, donde viven, donde cazan y finalmente que cazan. Tarde nos damos cuenta que nos hemos convertidos en presa. Los lobos no hacen concesiones.
Empero Gravett tiene que jugar de alguna manera con lo políticamente correcto, aquello que hace posible que ciertos libros se lean, que sean comprados, recomendados por libreros, docentes y padres de familia. Gravett cede ante la presión editorial y social al crear un final alternativo del relato. Y lo hace con ironía, con una risa socarrona, quizás lobuna, entre los dientes apretados de aquel que ha jugado con su presa. Nos advierte que si somos lectores más sensibles, hay un final alternativo. A continuación nos cuenta que el lobo era vegetariano y que compartió un sándwich con el conejito. A diferencia de las ilustraciones anteriores, esta se compone de un collage realizado con papeles arrugados, probablemente borradores desechados, en donde al conejito le han puesto su cabeza, y el lobo se halla claramente desdentado, un lobo que no muerde, un bosquejo de sí mismo. 

Gravett incluso se asegura de comunicarnos su final preferido. Al voltear la página nos encontramos con cartas, propaganda y un reclamo de la biblioteca, enviado a casa de C. Onejo, donde se le informa que hace diez días el libro Lobos ha debido ser devuelto a la biblioteca.
Eso es ironía. Eso es literatura.   


P.D.: Al mirar la contracaratula del libro – que, a propósito, fue ganador de la medalla Kate Greenaway al mejor libro ilustrado en el 2006 – nos encontramos con una curiosa afirmación que nos refuerza el carácter censurador sobre el primer final propuesto por la altura: Un libro álbum de excepcional ingenio y originalidad, con dos finales alternativos para satisfacer a los lectores más exigentes.
Te dejo a ti, fiel lector, que saques tus propias conclusiones.
 
P.D. 2. Gracias por presentarme este libro Nathaly.