Google+ Followers

Nuestros visitantes

Nuestro archivo

Nuestros seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Servicios ofrecidos

  • Conferencia: Stephen King y la lectura de terror en el aula.
  • Conferencia: La promoción de lectura y las TIC´s
  • Conferencia: El rol del maestro en la promoción de lectura
  • Conferencia: El papel del lobo en los cuentos de hadas
  • Conferencia: Lectura autónoma, lectura competente
  • Conferencia: Del mito a la ciencia ficción, una historia
  • Taller de intervención de textos en el aula.
  • Taller de narración oral.
  • Taller de lectura para padres y docentes
  • Taller de lectura en voz alta para padres y docentes.
  • Taller sobre manejo de Bullyng.
  • Organización de clubes de lectura en colegios.

Ads 468x60px

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores

Featured Posts

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "

Entradas populares

Recent Posts

Canción de cuna para una ovejita

Author: Diego Fernando Marín
domingo, marzo 25


Autora: Eleonora Bellini
Ilustrador: Massimo Caccia
Editorial: Océano- Travesía
Recomendado para: Bebés
Libro- Álbum 

No son muchos los libros para bebés que tengo la oportunidad para reseñar. En primer lugar porque siento que una vez he reseñado uno ya los he reseñado casi todos, en segundo lugar porque son pocos los que encuentro que de alguna manera se diferencian. En cuanto al primer punto estoy seguro que mi ignorancia es gigantesca, es decir deben existir múltiples variaciones, pero la verdad las bibliotecas a las que suelo acudir no tienen mucho contenido para los bebés y hace algún tiempo me cansé de las infinitas variaciones que pueden ofrecer los libros en cuanto a  lidiar con problemas como dejar la bacinilla, aprender los colores o aprender que significa estar vestido y qué desvestido. Entiendo la naturaleza, necesidad y razón de la existencia de ese tipo de libros, empero eso no quiere decir que necesariamente me atraigan y/o gusten. Sin embargo al llamarse este espacio Lecturas para todos, siempre tengo la idea de que estoy en deuda, y ando en perenne búsqueda de material que me interese y que pueda reseñar.
Como siempre, no fue así como llegué a Canción de cuna para una ovejita. No, llegué a él un día en que el pico y placa nos encerró a Elizabeth y a mí en un centro comercial, donde para pasar la condena, nos recluimos momentáneamente en una librería. Así que después de los libros de fantasía y ciencia ficción, la literatura latinoamericana y la poesía, recaí en la literatura infantil y juvenil, y entre otros libros de océano cayó este en mis manos. Fue amor a primera vista. En primer lugar porque no se trataba de una nueva recopilación de canciones infantiles (mis preferidas creo que ya las he reseñado), si no de un sencillo poema para leer antes de dormir. Lo otro que me atrajo fue que no había un exceso de rojos, amarillos y colores primarios violentos y explosivos. En lugar de ellos habían tonalidades azules y ocres, propias del anochecer, delineadas con un negro trazo firme.  En tercer lugar, porque el texto deja a los lobo bien parados. Elizabeth rebate y discute este punto. No es un libro realista me dice entre risas, pero la verdad no me interesa que sea un libro realista. La literatura infantil está plagada de libros poco realistas. No hay un gato con botas, no hay siete enanos ni dragones. Eso no hace a ese tipo de personajes menos reales para los lectores.
Así que este pequeño volumen que se dedica a versificar sobre una pobre ovejita perdida en el bosque a quien termina acogiendo una loba, es una sencilla nana para antes de ir a dormir, que a pesar de su simplicidad no escatima el elemento literario. Son trece páginas dobles que se hallan plenas de la presencia de la literatura, bella y cautivante literatura.
Un bebé, estoy seguro, agradecerá un libro como este.
  1. Los dibujos son lindos, la historia buena, no me gusta el final, pero los que tienen el último balbuceo son los bebés. (el final es feliz) aclaro para los que no se lo han leido.

  1. bueno y dulce, Pepi

Publicar un comentario