Google+ Followers

Nuestros visitantes

Nuestro archivo

Nuestros seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Servicios ofrecidos

  • Conferencia: Stephen King y la lectura de terror en el aula.
  • Conferencia: La promoción de lectura y las TIC´s
  • Conferencia: El rol del maestro en la promoción de lectura
  • Conferencia: El papel del lobo en los cuentos de hadas
  • Conferencia: Lectura autónoma, lectura competente
  • Conferencia: Del mito a la ciencia ficción, una historia
  • Taller de intervención de textos en el aula.
  • Taller de narración oral.
  • Taller de lectura para padres y docentes
  • Taller de lectura en voz alta para padres y docentes.
  • Taller sobre manejo de Bullyng.
  • Organización de clubes de lectura en colegios.

Ads 468x60px

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores

Featured Posts

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "

Entradas populares

Recent Posts

jueves, julio 14
Cali tiene sólo una librería, la Librería Nacional. Por supuesto hay librerías de viejo y supermercados en donde se pueden conseguir libros. No quiero hablar de la pretendida librería de Villegas Editores, en tanto la Librería Atenas, para bien o para mal es hoy historia. Así que en nuestro pequeño burgo tenemos sólo una librería. En ella se hallan posibilidades que oscilan entre las novedades editoriales con mayores posibilidades de seducir lectores, es decir de vender, así como bestsellers y literatura universal que siempre se busca (sin embargo es difícil conseguir un libro como La montaña mágica de Thomas Mann), hablo de libros como el Quijote o Hamlet o El vendedor más grande del mundo. Por supuesto hay algunos libros pertenecientes a disciplinas como el Derecho o el Esoterismo y, muy recientemente, un espacio para la Ciencia Ficción. Sin embargo es lo que hay y es a partir de donde podemos alimentar principalmente nuestras bibliotecas personales. Lo que no encontramos ahí lo buscamos a rajatabla en la librería de La Casa de la Lectura o en Expresión viva, que parecen tener las mejores intenciones pero están muy mal ubicadas y para el lector promedio no existen.

Pensé que ya me había indignado todo lo posible el sólo hecho de tener una sola librería en Cali, hasta que el día de hoy me encuentro esta perla en la sucursal de Unicentro: una advertencia de cobro adicional por servicio al cliente. Es decir, además de tener pocas opciones, de ser la única instancia que no da jamás un descuento a una promoción, La Librería Nacional pretende ahora cobrar el servicio del vendedor o la persona encargada. Por supuesto puedo leer mal, espero que así sea y que mañana mismo reciba una carta de indignación y molestia por mis palabras. Plugo a Dios porque así sea. En este momento sin embargo la realidad es otras, como en cualquier restaurante o bar, nuestra única librería no decide pagar mejor a sus empleados si no que pretende que los usuarios sufraguemos esos costos.

No todo es malo por supuesto, pero lo que sigue no es merito de La Librería Nacional. Ediciones B ha lanzado un nuevo formato de libros de bolsillo que puede romper ciertos paradigmas. Se trata de su colección de Librinos (http://www.librinos.com/), verdaderos libros que pueden ser llevados a cualquier parte. Es de conocimiento público que las ediciones electrónicas están obligando a replantearse formatos y presentaciones a las versiones impresas. El diario colombiano El Tiempo, fue uno de los más evidentes en este tipo de presentaciones. Ahora Ediciones B muestra también como lo virtual puede cambiar elementos de lo real. La idea parece nacer en Holanda en el 2009 y ha mostrado cierto éxito. Ignoro si en otras partes de Europa se conoce ente formato y como ha sido recibido por el público, pero puede ser prometedor. Los librinos son una publicación a una sola columna, en papel de biblia, con margen muy pequeño que son la mitad de un libro de bolsillo tradicional. El cambio consiste además en que no se leen dos páginas sino una sola. El formato del libro no es vertical sino horizontal y presenta mejoras interesantes a la hora de leer. La editorial ha sido conservadora por el momento y lanza un total de seis libros en Colombia, todos ellos Bestsellers, por aquello de no poner todos los huevos en la misma cesta.

A despecho de la Librería Nacional, los librinos también pueden ser conseguidos en supermercados.

Libros-álbum para adultos

Author: Diego Fernando Marín
Uno de los errores más comunes que se suelen cometer es la consideración que el formato de libro-álbum pertenece al campo infantil y juvenil. De hecho se suele considerar que al lector adulto promedio no le interesan los libros con ilustraciones, a menos que se trate de artistas plásticos famosos como Dalí, Picasso o Botero (recuerdo ahora la versión del Quijote ilustrada por Dalí, el lanzamiento de La balada de María Abdala de Juan Gossain, ilustrada por Botero en la Revista Diners. Y aún así este tipo de versiones suelen aparecer de manera reducida en las librerías. Por supuesto, es diferente cuando se trata de un libro de arte, pero cuando se trata de libros ilustrados, estamos hablando de un campo reducido, y dedicado en el imaginario al mundo infantil. No siempre es así.

En el artículo sobre Atlas, de Jorge Luis Borges vimos como uno de los más reconocidos escritores de la literatura universal tomó el formato del libro-álbum para uno de sus últimos libros. El caso de Borges es conocido y se halla bien delimitado, empero también es común encontrar en las estanterías dedicadas a la literatura infantil obras para un público más maduro. Un ejemplo de ello es Días de hijo (Philip Waetcher; Editorial Lóguez), que aún siendo comprensible por lectores en marcha, se halla claramente destinados a los grandes lectores, por el cúmulo de experiencias que estos pueden tener. Aquí es muy útil recordar también porque es mejor la clasificación por niveles de lectura que por edades: mientras estas últimas son claramente restrictivas y censuradoras, la clasificación por niveles tiene en cuenta la experiencia del lector. Días de hijo narra la aventura del nacimiento, desde el punto de vista del padre, como este significa las primeras acciones del niño desde que nace hasta que dice sus primeras palabras.


Pero el caso de este libro no es único. Algunas de las más hermosas obras de este tipo son las que exploran el campo de las relaciones amorosas como: Dos personas (Iwona Chmielewska; Editorial Océano), Equilibrio (Menena Cottin; Ediciones Tecolote) y Gallego, a la orilla del mar (Juan Farías & Xosé Cobas; Editorial Fondo de Cultura Económica), entre las que se me escapan y las que no conozco. Estos libros (excepción hecha de Gallego), son tomados por infantiles, no sólo por el formato que emplean sino también por la sencillez de su lenguaje, que apuntan a los detalles que muchas veces se nos escapan a los adultos. Un caso aparte lo merece Punto a Punto (Ana María Machado; Editorial Babel), ya reseñado en el blog con anterioridad, que explora las dinámicas de lo femenino dentro de la sociedad.

Además de estos títulos se pueden encontrar muchos más, que el inexperto puede juzgar apresuradamente como perteneciente a la Literatura Infantil y Juvenil, cuando su destinatario puede ser otro. Algunos ejemplos pueden ser los títulos publicados por editoriales como Zorro Rojo y Media Vaca, que tienen dentro de sus títulos obras de Cortázar, Hoffman y Poe entre otras.

En los próximos días estaremos reseñando con más profundidad algunas de estas obras. Tú, fiel lector, podrás así decidir cuales compartes con tus hijos y, cuales, definitivamente, preferirías compartir con tu esposa, tu hijo adolescente o tus padres.