Google+ Followers

Nuestros visitantes

Nuestro archivo

Nuestros seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Servicios ofrecidos

  • Conferencia: Stephen King y la lectura de terror en el aula.
  • Conferencia: La promoción de lectura y las TIC´s
  • Conferencia: El rol del maestro en la promoción de lectura
  • Conferencia: El papel del lobo en los cuentos de hadas
  • Conferencia: Lectura autónoma, lectura competente
  • Conferencia: Del mito a la ciencia ficción, una historia
  • Taller de intervención de textos en el aula.
  • Taller de narración oral.
  • Taller de lectura para padres y docentes
  • Taller de lectura en voz alta para padres y docentes.
  • Taller sobre manejo de Bullyng.
  • Organización de clubes de lectura en colegios.

Ads 468x60px

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores

Featured Posts

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "

Entradas populares

Recent Posts

Pelea en el parque

Author: Diego Fernando Marín
domingo, abril 24

Autor: Evelio Rosero Diago

Ilustrador: Carlos Alguien

Editorial: Magisterio

Colección: Lecturas

Cuento

Recomendado para: Lectores en marcha.

Fue a Luis Bernardo Yepés, promotor de lectura de Comfenalco, a quien primero escuché hablar de este libro de Evelio Rosero Diago. Supe así mismo que existen dos versiones de esta historia. La primera, no alcanzada por la censura y las posteriores, donde el final cambia.

Pelea en el parque se ciñe con exactitud a su título. Nos dibuja siete personajes enfrentados en un parque por la posibilidad de utilizar un columpio amarillo, oloroso a pintura nueva, recién instalado. La situación parece baladí, por supuesto, y al mismo tiempo tanto tú, querido lector, como yo, tenemos imágenes de esos cientos de columpios que estuvieron en nuestra infancia y de las docenas de lágrimas que derramamos porque ya estaban ocupados o dañados. Algunos quizás, también recuerden esos primeros enfrentamientos alrededor de esos objetos que debían de ser públicos pero que en muchos casaos, sólo unos pocos usufructuaban.

En esa época tampoco se hablaba de Bullyng, matoneo o acoso escolar. La infancia era un territorio que cada quien sufría a su manera con mayor o menor acompañamiento de los padres, pero al fin y al cabo era cosa de niños. Autores como Rosero fueron de los primeros en cartografiar las dificultades de ese tenaz territorio de nuestro desarrollo. La niñez que nos pinta no es en definitiva la de un paraíso de mermelada, sino la de un sector de nuestra vida que está relacionada con múltiples jerarquías y formas de poder. El episodio que se nos refiere tiene que ver directamente con ello. La narración es descarnada, no hay buenos y malos sino fuertes y débiles, al menos por momentos. Los personajes, al contrario de lo que suele suceder en los relatos que terminan en los planes lectores, son construcciones complejas y creíbles que evaden la simple diferencia entre los buenos y los malos. A medida que avanza el relato, esas diferencias se van perdiendo, esa frontera entre la candidez de los buenos y la sordidez de los malos se va difuminando. Rosero nos recuerda que fuerte y débil es sólo una cuestión de perspectiva, de lugar y de momento.

Roto el equilibrio el relato sólo se puede decantar hacia la ruptura o la concordia final, normalmente realizada de la mano de algún adulto. En esta primera edición de Pelea en el parque el autor evade ese facilismo. El texto termina de manera brutal, dramática y conmovedora. No hay reconciliación con la realidad atroz, no hay salvación.

Mientras recorría las líneas del relato de rosero, otra celebre pela de muchachos me venía a la mente (la intertextualidad es a veces inevitable), la de It, de Stephen King. En ella también asistimos a una pelea a pedradas en la que la fatalidad también aguarda.

Este es un nuevo ingreso a mi Pequeño teatro de la Crueldad.