Google+ Followers

Nuestros visitantes

Nuestro archivo

Nuestros seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Servicios ofrecidos

  • Conferencia: Stephen King y la lectura de terror en el aula.
  • Conferencia: La promoción de lectura y las TIC´s
  • Conferencia: El rol del maestro en la promoción de lectura
  • Conferencia: El papel del lobo en los cuentos de hadas
  • Conferencia: Lectura autónoma, lectura competente
  • Conferencia: Del mito a la ciencia ficción, una historia
  • Taller de intervención de textos en el aula.
  • Taller de narración oral.
  • Taller de lectura para padres y docentes
  • Taller de lectura en voz alta para padres y docentes.
  • Taller sobre manejo de Bullyng.
  • Organización de clubes de lectura en colegios.

Ads 468x60px

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores

Featured Posts

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "

Entradas populares

Recent Posts

Redes de textos

Author: Diego Fernando Marín
lunes, agosto 9

Leer un libro no es un acto único irrepetible y singular. De hecho leer cualquier cosa es atravesar una red en la que, a la manera de Eco en el Péndulo de Foucault se pasa de Platon a Cerdo en cinco ideas sueltas, que los textos –todo tipo de ellos- se interrelacionan.
Tomemos por un momento al Quijote. Quien lee el Quijote de manera irremediable siente le nexo existente con libros como Amadís de Gaula, El Cantar de Roldan, Orlando Furioso y Tirante el Blanco, entre tantos otros libros de caballería, sin los cuales la obra de Cervantes perdería gran parte de su gracia. Al mismo tiempo, hacia adelante, también proyecta sus tentáculos. Para leer al Quijote, y entender sus efectos en nuestros tiempos, también hay que leer a Zuleta, a Sir Arthur Conan Doyle, el Gordo y el Flaco, etc, etc, etc. E incluso, si se quiere, también hay ecos suyos en una obra como Dragón de Ray Bradbury. Incluso quien no ha leído el Quijote puede sentir su sombra respirándole en la espalda (recuerdo una actualización de estado de Irene Vasco, en facebook, en la que se jactaba de no haber leído aún el Quijote y pretendía seguir así, ¿y qué?). Lo mismo sucede con otros textos. El lector actual de Drácula o El Vampiro de Polidori, no podrá dejar de sentir que ingenuos y tiernos e innobles son esas hordas de vampiros norteamericanos que nos están invadiendo.
Leer un libro es de alguna manera leer todos los libros potenciales que engendra, incluso su contrario (creo que la idea original es de Borges), atravesar ecos de historias que tal vez nos encontremos – o no- más adelante, es jugar con las potencialidades de la inter y la intratextualidad (como se nos dilucida la cita de Moby Dick cuando conocemos como era la pesca de ballenas en el siglo XIX; como comprendemos la ironía de Dumas cuando pone a Vampa a leer la vida de los cesares al leer nosotros mismos la vida de los cesares).
Creo en definitiva que decir signo es una de las maneras de nombrar el infinito…