Google+ Followers

Nuestros visitantes

Nuestro archivo

Nuestros seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Servicios ofrecidos

  • Conferencia: Stephen King y la lectura de terror en el aula.
  • Conferencia: La promoción de lectura y las TIC´s
  • Conferencia: El rol del maestro en la promoción de lectura
  • Conferencia: El papel del lobo en los cuentos de hadas
  • Conferencia: Lectura autónoma, lectura competente
  • Conferencia: Del mito a la ciencia ficción, una historia
  • Taller de intervención de textos en el aula.
  • Taller de narración oral.
  • Taller de lectura para padres y docentes
  • Taller de lectura en voz alta para padres y docentes.
  • Taller sobre manejo de Bullyng.
  • Organización de clubes de lectura en colegios.

Ads 468x60px

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores

Featured Posts

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "

Entradas populares

Recent Posts

La lectura en voz alta, ¿para qué?

Author: Diego Fernando Marín
martes, febrero 23


Escribo estas líneas por Liliana Moreno de la fundación Letra Viva.

La lectura en voz alta puede definirse como aquella técnica en la que un mediador lee ante un público determinado. Dependiendo de la posición teórica en la que esté afincado realizará una lectura más expresiva – a veces casi narrada- llena de voces y matices o su desempeño tendrá más énfasis en elementos como la puntuación y los giros lingüísticos. Aunque en algún momento la cuestión de estas diferencias teóricas pudiese considerarse baladí, en el mundo de la mediación y promoción de lectura está abierta, siendo objeto de debate permanente. En lo personal consideró que la posición ha de depender en últimas de la comodidad del lector. Sin embargo me estoy yendo por las ramas.

Como técnica la lectura en voz alta ha probado ser la actividad más eficiente para lograr que quienes no lean, o tengan dificultades con la lectura, se acerquen a ella y logren disfrutarla. Sin embargo tampoco se trata de una panacea. He escuchado de muchos casos en donde el lector en formación no llega a la autonomía lectora pidiendo siempre que le sigan leyendo y expresando desdén al enfrentarse a la lectura por sí mismo.

Como se ha mencionado antes la lectura es, debe ser, un espacio pleno de afecto, tanto hacia la lectura como hacia quien lee. Cuando este espacio se convierte en uno de los pocos donde ese afecto se demuestra, el lector en formación tiene dificultades para irse incorporando a una actividad lectora propia. Es por esta razón que la lectura en voz alta ha de combinarse con la lectura silenciosa sostenida, espacios donde el lector en formación pueda enfrentarse a una amplia diversidad de textos para encontrar su propio camino en el amplio mundo de los textos.

Hemos mencionado hasta el momento uno de los instantes en los que se emplea esta técnica de promoción y mediación de lectura. El otro instante nos ha acompañado desde el momento en que se inventó la escritura. Hablamos en este caso de la lectura en voz alta comunitaria en donde su objetivo no es la formación sino el goce que produce estar juntos alrededor de un tema que se ama.

La imagen del lector como una criatura huraña, escondida en un rincón, pegada de un mamotreto mohoso y polvoriento al que nunca le ha llegado el sol es una idea romántica que esconde una verdad inconveniente, el lector es una criatura social. Algunos incluso se convierten en docentes para poder justificar esta afición secreta por las letras y hablar de libros y lecturas como quien discute sobre marcadores, delanteros y porterías. Esta naturaleza social de la lectura ha llevado a que haya reuniones donde se comparten muchos tipos de textos a través de la lectura en voz alta. En este tipo de reuniones suelen haber debates y encuentros apasionados alrededor de la palabra escrita (impresa o virtual). En este último caso el objetivo no es la formación lectora sino el acompañamiento y el goce social.

Tenemos entonces dos momentos cuyos objetivos nos permiten plantear otra distinción, la de mediación y la de la promoción de lectura. Que ni es lo mismo ni es igual.

La mediación de lectura trata del proceso de acompañamiento a un lector – o lectores – en formación, donde se busca lograr una autonomía lectora. En tanto que la promoción de lectura busca mantener, conservar y lograr nuevos espacios donde la lectura sea la protagonista (sobre estas distinciones hablaremos después más a fondo).

La primera de las situaciones descritas es típica de la mediación de lectura, mientras que la segunda es claramente una situación de promoción de lectura.