Google+ Followers

Nuestros visitantes

Nuestro archivo

Nuestros seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Servicios ofrecidos

  • Conferencia: Stephen King y la lectura de terror en el aula.
  • Conferencia: La promoción de lectura y las TIC´s
  • Conferencia: El rol del maestro en la promoción de lectura
  • Conferencia: El papel del lobo en los cuentos de hadas
  • Conferencia: Lectura autónoma, lectura competente
  • Conferencia: Del mito a la ciencia ficción, una historia
  • Taller de intervención de textos en el aula.
  • Taller de narración oral.
  • Taller de lectura para padres y docentes
  • Taller de lectura en voz alta para padres y docentes.
  • Taller sobre manejo de Bullyng.
  • Organización de clubes de lectura en colegios.

Ads 468x60px

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores

Featured Posts

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "

Entradas populares

Recent Posts

Pancho

Author: Diego Fernando Marín
martes, marzo 31



Autor e ilustrador: Antonio Santos.
Editorial: Kalandraka.
Recomendado para: Los Pequeños
Relato ilustrado.

Pancho es el más reciente ingreso al Pequeño Teatro de la Crueldad (para los que llegaron tarde, ésta es la denominación que entre tres amigos –Isabel, Andor y yo- hemos decidido darle a ese singular grupo de libros que parecen no seguir los cánones tradicionales de la literatura infantil). Se trata de una narración corta y sencilla en la que el protagonista es un pequeño, hermoso y enamorado elefante al que su padre siempre le ha hecho una sola advertencia: “no te acerques a los hombres”.
Corto, fluido y contundente Pancho es una alegoría acerca del daño que el ser humano causa a los demás y a sí mismo entre tanto. Más allá, sin embargo, de hablar del mezquino ser humano, el libro propone un viaje hacia las consecuencias que trae consigo la infracción de la regla.
Los padres gozarán de este libro no sólo por la belleza de sus sencillas ilustraciones (ganador del II Premio Nacional de Ilustración de España en el año 2004), sino también porque será una nueva forma de mantener el status quo. Los promotores de lectura se encontrarán con un texto precioso con el que podrán jugar a su manera. Los psicólogos podrán hallar en Pancho un atisbo de la irracionalidad con la que a veces nos enfrentamos.
lunes, marzo 30

Lecturas para todos ha diseñado un amplio y exclusivo catálogo de servicios para el público en general, donde a través de talleres, juegos y conferencias se trabaja la promoción de lectura.

Los interesado pueden solicitar el catálogo al correo electrónico: diegofernandorama@gmail.com

El uso del libro

Author: Diego Fernando Marín
El libro es quizás el objeto más maltratado que pueda haber por un niño. Son pateados, pisados, lanzados contra el suelo, arrastrados, cabalgados, mojados, manchados con restos de comida, rayados y cualquier cosa que se les ocurra. La rápida muerte de los libros es la razón por la cual existen ediciones en cartón, plástico y tela.
Para un bebé un libro no es nada más que un juguete igual a otros tantos juguetes (aunado esto a su pobre desarrollo de la motricidad fina) y por lo tanto experimenta sus usos y funciones. Es el deber de los padres enseñarles cual es su uso correcto. Esta acción, aunque parezca baladí, tendrá una gran repercusión en la relación lector-libro durante el desarrollo infantil.
Son demasiados los adolescentes y jóvenes en los primeros semestres de la universidad que no son capaces de desenvolverse con un libro, no saben cómo realizar una investigación, ubicar un dato o siquiera ir al índice del libro. Eso en cuanto a los libros informativos o académicos. Cuando se trata de literatura muchos de ellos no saben ni siquiera recordar el nombre del autor o de la editorial para futuras referencias sobre gustos o preferencias.
Además de la forma correcta de sostener el libro, el padre debe recordar no sólo el título del libro sino también su autor y, cuando llegue al segundo nivel de lectura, se le debe mencionar el nombre de la editorial. De esta manera el niño comienza a ubicar sus preferencias.
Trabajar con las diferentes partes del libro es una buena medida a partir del ingreso a la edad escolar, así el niño aprende como localizar la información que busca o solicita amén de desenvolverse mejor en la basta geografía de esa región que conocemos como libro.
viernes, marzo 27
Los padres suelen quejarse a menudo de la pobre relación de sus hijos con la lectura. “No les gusta leer”, dicen. “No hay poder humano que los acerque a un libro”, anuncian. Sin embargo cuando se les pregunta sobre sus hábitos lectores o las bibliotecas en el hogar estas resultan ser inexistentes. No nos podemos mentir, si los jóvenes de hoy no leen es en gran parte porque los adultos no leen.
Y por qué no lo hacen. “Por falta de tiempo”, anuncian unos. “No tengo dinero para comprar libros” dicen los otros. La realidad es simple y pura, no les interesa leer. En nuestro país particularmente la lectura no se halla asociada al placer o al ocio, en cambio se halla intrínsecamente asociada a la obtención de información y la comunicación de ideas. El tiempo de ocio es utilizado para ver televisión, practicar o ver un deporte, “rumbiar” o ir al cine. Sólo una elite tiene la posibilidad de ir a un teatro, danza o función de títeres.
Uno de los elementos que hace que esto suceda en particular es que se piense, erróneamente, que la lectura es un acto solitario, aislado, en el que no se pueden implicar más personas. Al contrario, la lectura tiene un carácter social implícito, en particular cuando se trata de historias. Cuando un grupo de personas conoce una historia, esta tiende un vínculo entre ellos. De hecho los mayores vínculos que comparten las personas es a través de las historias. Eso lo saben muy bien los padres que les leen cuentos a sus hijos, sus lazos afectivos son más fuertes y sus canales de comunicación son mejores. Esto sucede por una sencilla razón: al leer relatos a los niños no sólo se comparte la información que se halla en el texto, se comparte también el afecto y el tiempo.
Sin embargo la lectura en voz alta por si sola no es suficiente. Se recomienda además tener hábitos lectores arraigados. Muchos niños leen con gran interés el periódico porque han visto a sus padres leer el periódico. Uno de los mejores estímulos es el ejemplo. Por supuesto también ayuda el tener un ambiente alusivo a la lectura. Y jamás, en ningún caso, hará daño tener una biblioteca en casa y visitar con regularidad las bibliotecas públicas.
El padre ha de ser el promotor de lectura principal, aquel que le enseñe a usar el libro a su hijo (este punto será ampliado más adelante) y que lo estimule para que considere la lectura es un espacio de ocio tan valido como el cine, la televisión o los deportes.

Cuentos Pulga

Author: Diego Fernando Marín
jueves, marzo 26

Autor e ilustrador: Riki Blanco.
Editorial: Thule Ediciones
Recomendado para Primeros Lectores
Cuento ilustrado.

Aunque me llamó la atención en un inicio de este volumen de cuentos fue la ilustración, lo que en verdad me cautivó fueron los textos. Riki Blanco juega, con elegancia y precisión, a entrar en el mundo del circo olvidándose del algodón de azúcar, de las crispetas, de los bancos de madera, la tristeza de los largos viajes, los leones cansados y las carpas remendadas. Para él, lo que importa son los personajes centrales, sea payaso, trapecista, contorsionista, funámbula u hombre bala. Uno a uno le cuenta al lector sobre sus intimidades, sus miedos secretos y conquistas nimias. Uno a uno se introduce en sus amores y desamores, en sus ideales y contradicciones. Más que un volumen de cuentos parece una colección de biografías cortas y bien logradas de personajes estrambóticos e inverosímiles.
Atravesando todos estos personajes sin embargo hay una historia de amor. La de un hombre bala que sólo por un brevísimo segundo consigue rozar, dialogar o tan sólo observar a Regina, la trapecista, quién jamás baja al suelo porque sufre vértigo inverso.
Aún no la he probado como promotor de lectura pero se me hace una herramienta magnífica para entrar en el mundo de la biografía y del circo, por supuesto. Un punto de arranque ideal también para aquellos que realizan promoción de escritura.

Humor

Author: Diego Fernando Marín


Imagen tomada del libro "Literartos" de José Palomo. Publicado por el Fondo de Cultura Económica.

Instituciones: Fundación Casa de la Lectura.

Author: Diego Fernando Marín
miércoles, marzo 25
Las instalaciones de la Fundación Casa de la Lectura se hallan enclavadas en el oeste de Cali, en el barrio los Cristales. Aunque para el hombre de a pie el acceso suele ser dificultoso (no hay suficientes rutas de buses, el ascenso se realiza por una larga escalera empinada) el esfuerzo es premiado cuando nos encontramos con una buena atención, una bella librería y una amplia oferta de actividades que acogen por igual tanto a niños como a jóvenes y adultos, tanto a doctos como a profanos.
Dirigida por Olga Árdila y Alberto Rodríguez hace poco más de unos diez años la Casa de la Lectura ha buscado dejar huella en proyectos como la creación de las políticas públicas de Santiago de Cali (políticas de las cuales aún adolecemos y parece que a nadie le importaran ya); la celebración de Juego Literario (un intercolegiado de lectura donde los niños demuestran sus actividades lectoras y tienen la oportunidad de encontrarse con un autor), que ya va en su segunda versión; el sostenimiento de la Escuela Casa Lectura, que se halla en la vía a Cristo Rey, y con su producto estrella, el Teatro más Pequeño del Mundo (una suerte de carpa equipada con aire acondicionado y video-beam, donde los asistentes se pueden encontrar con libros proyectados, música, cortometrajes y docenas de actividades relacionadas con el mundo de los libros) .


Además de la promoción de la lectura la Fundación es el hogar del Taller de escritura oficial de Renata, que ya lleva la publicación de dos antologías con el ministerio de cultura.
La Casa de la Lectura ofrece además un servicio de librería en donde además de libros, el visitante puede tener una completa orientación acerca de intereses lectores y niveles de lectura.
Su página web, aunque desactualizada desde diciembre de 2008, ofrece una gran variedad de lecturas y artículos relevantes en la promoción de lectura.
En definitiva un lugar interesante y que vale la pena conocer.
Dirección: Calle 8ª Oeste No. 35A23 Barrio Los Cristales.
Teléfonos: 5581818 – 317 5385416
Mail: info@casadelalectura.org
Página web: www.casadelalectura.org

Nota al 20 de mayo de 2014:

La casa de la lectura se ha trasladado hace ya más de un año y es justo que puedan tener datos más actualizados:
Dirección: Carrera 2B Oeste No. 13 - 86B. Santa Teresita.
Teléfonos: (2) 487 2168 - 317 5385416

Y, por supuesto, aquí pueden ver una foto de la fachada de su nuevo hogar:

Visitadlos, tomaos un café, charlad con Olga y Alberto y dadles un saludo de mi parte.
 

¿Qué es un libro?

Author: Diego Fernando Marín
martes, marzo 24
Utilizo con regularidad libros infantiles escaneados que proyecto cuando hago lectura en voz alta para niños, así ellos pueden seguir las imágenes y la lectura mientras les leo. Sin embargo este fin de semana me topé con una situación particular.
Alejandro es un niño de 20 meses a quienes sus padres y sus tíos les leen de manera regular. Cada vez que voy a su casa me recibe con un libro en la mano y me pide que se lo lea y luego otro y otro y otro hasta que me canso. Entonces toma el libro y se lo repite él mismo una y otra vez hasta que se cansa y coge su pelota o me pide que salgamos a caminar. Esta semana me cogió desprevenido con el portátil en la mano y por no leerle los libros de siempre abrí uno de los que tengo escaneados y me puse a leerle. Alejandro fue enfático, no me dejo recorrer más de dos páginas y me volvió a pedir un libro. Abrí otro archivo pensando que la historia no le habría convencido y ataqué con “El Señor José Tomillo” de Ivar da Coll. Alejandro no me dejó terminar y exigió otro libro. Entendí. Cogí su manoseado tomo de “siete millones de escarabajos” de Comotto y se lo leí y luego me pidió otro de sus libros. Abrí mi maleta y saqué “Willy Sueña” de Anthony Browne y al terminarlo me pidió que se lo repitiera y luego se lo llevó para leerlo él. Cuando terminó atacó mi maleta y sacó “Conde cero” (un libro de ciencia ficción de William Gibson) y me lo pasó para que se lo leyera. Le leí dos páginas hasta que lo abandoné por ridículo para él. Sin embargo lo que sucedió se me quedó en la cabeza.
Para Alejandro, niño de nuestra época, que disfruta de la televisión y ha crecido acompañado de sus padres y tíos que trabajan a diario en computador, un libro tiene una definición particular y exacta que se corresponde con el formato impreso de manera exclusiva. No sé si volver a leerle libros en el computador pero si sé que el libro impreso tiene para él la magia de la autonomía y de la existencia física. Para muchos de nosotros aún tiene esa magia. Sin embargo no dejo de cuestionarme acerca del libro electrónico y su empleo en niños que se hallan en sus primeros niveles de lectura. La cosa tiene visos ya de investigación cognitiva: ¿aprehende mejor el niño con un libro impreso? ¿Disfrutaría lo mismo un niño con un kindle que con un libro impreso? ¿Cambiaran estas concepciones en los próximos 20 años?
Dejo las respuestas en manos de los psicólogos cognitivos, los educadores y los especialistas en e-learning. Por ahora lo único de lo que tengo certeza es que tendré que ir con un cargamento de libros la próxima vez que visite a Alejandro.

Punto a Punto

Author: Diego Fernando Marín
viernes, marzo 20

Autor: Ana María Machado
Ilustradora: Carolina Calle
Editorial: Babel Libros.
Relato Poético.
Recomendado para Lectores en Marcha.

Precisamente en la Biblioteca Infantil y Juvenil del Centro cultural Comfandi me encontré esta joya. No puedo calificarla de otra manera.
El libro, editado en rustica y acompañado por excelentes fotografías de bordados exclusivos del texto, narra la historia de un hilacha de voz, una mujer, que como tantas otras de su género contaban historias y calladamente obedecían lo que los demás le mandaban. A través del relato y los relatos que cuenta, la hilacha de voz se da cuenta de la fuerza de sus palabras y se decide a tejer su historia:
Todos juntos comenzaron un mundo nuevo a crear:
Punto abierto, canutillo, punto de asta y arena, punto lleno y de cadena, deshilado, punto ruso, punto de estrella y pespunte, punto atrás, y ni recuerdo que más…. Todos los puntos que existen y algunos más que se inventen.

La historia, más allá de una reivindicación del genero, es la reivindicación de un lugar, de un espacio y de u oficio.
Para los psicólogos el libro se convierte en un hermoso pretexto para trabajar alrededor de los proyectos de vida y la toma de decisiones. Los promotores de lectura deberán tener cuidado a la hora de decidir si leerlo en voz alta (a pesar de su sonoridad exige matices que sólo un promotor avezado afrontaría) o acompañarlo de copias o proyección en video-beam.
Los amantes de los libros hallarán en él otro volumen imprescindible en su biblioteca.

Su origen fue humilde, en el Barrio San Nicolás del Centro de Cali. Era apenas un piso donde se hallaban los libros y muchas ganas de hacer las cosas. Con el tiempo, sin embargo, su importancia y perspectiva creció tanto que la biblioteca Infantil y Juvenil de Comfandi se convirtió en un importante centro cultural que se enclava hoy en la Calle 8 No. 6-23.
La biblioteca como tal se ubica en el cuarto piso del Centro Cultural. Allí encontramos además de libros, juegos, computadores y una agradecida vocación de servicio por parte de las personas con las que nos encontramos. Se siente la calidez de las personas que les gusta y saben hacer su trabajo.
Los libros se hallan cuidadosamente elegidos y al alcance de todo aquel que quiera tomarlos. Sobre esto no hay restricción, los niños tienen mesas y sillas de su propio tamaño así como colchonetas si quieren tirarse al piso a descansar mientras leen.
Las salas para talleres están bellamente decoradas y por todo el lugar se hallan mensajes y consignas que invitan a la lectura y el ensueño.
Los jóvenes también tienen allí su espacio con libros que abracan temas que van desde la mitología pasando por el realismo, el comic, el manga, la información hasta la fantasía y la ciencia ficción.
Más allá del préstamo de libros y el alquiler de computadores, la biblioteca Infantil y Juvenil ofrece talleres relacionados con as artes manuales y el mundo de la literatura. Para docentes se encuentran las visitas guiadas con sus grupos en las mañanas, el préstamo de cajas viajeras para las instituciones y un pequeño fondo de documentación que se ocupa sobre la promoción de lectura.
Los padres podrán encontrar talleres y espacios donde sus hijos se acercarán a la lectura.
Los niños y jóvenes encontraran, de seguro, un lugar donde soñar.
Del 23 al 30 de Abril además, la Biblioteca Infantil y Juvenil celebrará la tercera versión de su carnaval del libro. Celebración que aúna las editoriales, talleristas y múltiples actividades enfocadas en la promoción del libro y la escritura.
Un lunar se presenta sin embargo en el trabajo de la institución. Inmersos en el siglo XXI, en la era de la informática, en el momento en que se discute el futuro del libro impreso, la biblioteca no posee una página web propia. Esperamos que esto cambié próximamente.
Cualquier información sobre talleres, visitas guiadas y actividades culturales pueden encontrarla en los teléfonos: 3140000 Ext. 1314-1317.

The Sandman: Los cazadores de sueños.

Author: Diego Fernando Marín
miércoles, marzo 18


Autor: Neil Gaiman.
Ilustrador: Yoshitaka Amano.
Editorial: Norma Editorial.
Relato corto ilustrado.
Recomendado para Lectores en marcha.

Uno de los personajes más importantes dentro del imaginario anglosajón es sin duda The Sandman, el hombre de arena. No un hombre formado por la arena ni el dueño de un arenal sino una criatura que echando un puñado de arena sobre los parados de las personas se encarga de hacerlas dormir. Por supuesto su función se presta para que algunos escritores den su versión perversa de los hechos, así la figura de Sandman fue aprovechada por E. T. A. Hoffman para hacer una de sus más macabras historias en tanto que en el Mundodisco de Pratchett, Sandman hace dormir a las personas no echándoles la arena en los párpados sino golpeándolas salvajemente con él. Sin embargo cuando hablamos de The Sandman y lo asociamos al autor inglés Neil Gaiman, tenemos que hablar de lo sublime.
The Sandman fue originalmente una novela gráfica (ya hablaremos más adelante de la diferencia entre comic y novela gráfica) de arrollador éxito en el mercado norteamericano que contaba las venturas y desventuras del señor de lo sueños y quienes ingresaban en su territorio. Así mismo abría las puertas a que se conociera el universo complejo y caótico de arquetipos como Deseo, Envidia, Delirio y destino entre otros.
Sin embargo todo lo bueno llega a su final y The Sandman después de una extensa serie de premios llegó a su final. Al menos como novela gráfica. Diez años después una editora se comunica con Gaiman y le propone hacer un comic para celebrar el décimo aniversario de la novela gráfica. Gaiman contacta a Yoshitaka Amano y este pone una condición, aceptaría ilustrar el volumen siempre y cuando no se trate de un comic o una novela gráfica. Destino había hablado. Las acuarelas realizadas por Amano complementan y amplían el mundo planteado por Gaiman magistralmente.
“Cazadores de sueños” es la cuidadosa adaptación de una antigua fabula japonesa. Su escritura es delicada pero firme, diáfana pero misteriosa, bella al punto del dolor. Relata la historia de amor entre una raposa y un monje al que le acortarán el plazo de su vida por medio de tres sueños, cuando la raposa se entera de ello entonces convoca a The Sandman y este escucha.
Este volumen constituye una rareza y una preciosidad no sólo por la belleza de las ilustraciones o la narración sino por la hermosa preparación de la edición que realiza Norma Editorial (la rama de Editorial Norma dedicada al mundo de los comics y los libros profusamente ilustrados) donde se nota el cuidado y el cariño dedicado a este volumen en particular.
Los promotores de lectura encontraran un relato completo que funciona con los niños y jóvenes a manera de novela corta y que incluso los más reacios devoran con fruición. Los padres se hallarán un relato pleno de vigor y profundidad que también les deleitará.

Una serie de catastróficas desdichas.

Author: Diego Fernando Marín
martes, marzo 17
Autor: Lemony Snicket
Ilustrador: Brett Helquist.
Editorial: Lumen y Montena.
Novela corta. Serie.
Recomendado para Lectores en marcha.

Antes de la existencia de la película protagonizada por Jim Carrey con el mismo título, nada sabía de este autor ni de esta colección de libros. Simplemente había rentado una película con la cual disfrute mucho y que como nota adicional informaba que estaba basada en una serie de libros. Por supuesto los busqué. Aún los sigo buscando.
“Una serie de catastróficas desdichas” ha tenido un éxito enorme en países de lengua inglesa sin embargo en el nuestro su difusión ha sido tan pobre y su éxito tan escaso que sólo se ha traducido hasta el octavo volumen. Muchos esperamos con ansias los otro cinco. No creo que contemos con suerte siendo el caso que dos editoriales se han encargado hasta ahora de la serie (Ambas de la Random House Mondadori) sin terminar su publicación en español.
Esta serie de libros narra la desventura de los hermanos Baudelaire, herederos de una cuantiosa fortuna al perder trágicamente a sus padres en un atroz incendio que destrozo su casa. Encargados al albacea de un banco que va encontrando tutores cada vez más disparatados, estos hermanos sufrirán cada vez más en tanto son perseguidos por el más horrible tutor que alguien pueda tener, el Conde Olaf. Un hombre avaro, psicópata, mal actor y terriblemente desconsiderado hacia cualquier vestigio de dignidad de los huérfanos.
Sin embargo esto no es todo, a partir del tercer tomo el lector comienza a sospechar que hay otra historia oculta entre las líneas del narrador, Lemony Snicket, una historia referente a la muerte de la destinataria de sus dedicatorias: Para Beatrice. Desearía fervientemente que estuvieras viva y bien. (Libro tercero)Para Beatrice. Siempre estarás en mi corazón, en mi mente y en tu sepulcro. (Libro quinto). Destinataria que al parecer murió a manos del Conde Olaf.
“Una serie de catastróficas desdichas” es un retrato mucho más naturas de las vicisitudes de los niños de hoy en día que muchas otras obras en las que todo siempre termina bien. Al avanzar a través de esta serie de libros nos encontraos que los Baudelaire no tienen a nadie más que a ellos mismos y sus pequeños dones secretos (la invención para Violet, la lectura para Claus y morder todo lo que se le atraviese para Sunny) con los cuales se irán adentrando en la secreta conspiración que de alguna manera ha marcado toda sus vidas.
El promotor de lectura descubrirá que los niños se mantendrán pegados a estos libros (muchos de ellos se pueden leer de manera independiente) por la morbidez de sus descripciones y espacios, siendo uno de los mejores libros de misterio que se puedan encontrar. El lector adulto podrá gozar de estos libros riéndose de la manera sutil en que el autor se va burlando de las convenciones de los libros infantiles en detalles como la estructuración de la obra o la definición, que introduce ocasionalmente, de las palabras según su contexto y su uso.
Completa la serie de libro de Lemony Snicket (personaje metaficcional) una serie de cartas de Beatrice y una suerte de catastrófica autobiografía.
Los interesados también pueden visitar: http://www.lemonysnicket.com/
Una serie que se hace merecedor de un lugar destacado en el Pequeño teatro de la Crueldad.

Libro virtual, libro de papel.

Author: Diego Fernando Marín
lunes, marzo 16

Es inútil intentar alejarse de un tema tan caro tanto a lectores como a editores y promotores de lectura. Cada día se escuchan nuevos planteamientos y argumentaciones tanto a favor como en contra del auge del libro electrónico y de la caída del libro impreso. Sin embargo la discusión esta viciada y se mantiene en torno a preferencias personales como a requerimientos empresariales. No más.
La Random House Mondadori publicó hace poco un libro extraño llamado “El Libro Blanco de la sabiduría” de Ruiz de Amadis (autor apócrifo donde los haya) en él se realiza un juego entre edición (con apariencia de ser rescatado de entre las llamas, con un corte en una de sus esquinas), presentación (tiene múltiples ilustraciones), autoría (autor desconocido con una propuesta no sólo literaria y visual sino también lúdica) y mercadeo (basta ver el artículo publicado en el Tiempo sobre este ejemplar). Este volumen en particular es todo un argumento en contra de la edición de todo libro en formato electrónico. No sería lo mismo, no puede ser lo mismo un libro electrónico que un libro impreso y ahí se halla el error.
No tengo nada en contra el libro electrónico, hace ya varios años estoy suscrito a varias listas de intercambio de libros electrónicos donde casi puedo conseguir cualquier libro escaneado o en formato Word y/o pdf de fácil carga en una palm o, para quienes se lo aguantan, en un teléfono celular o hasta en un reproductor de música. Mi búsqueda se restringe cada vez más a libros que no puedo conseguir bien sea por costo bien por la dificultad de hallarlo en formato impreso en mi país del sagrado corazón. Ante mi torpeza para leer en inglés y mi impaciencia por la lentitud de las editoriales para su edición en español, descargué y disfrute con fruición en su momento, los últimos tres tomos de la Torre Oscura de Stephen King que hoy ya tengo en formato impreso. Debo decir, a su favor, que encontré la versión electrónica mucho mejor traducida que la versión impresa; debo decir, en su contra, que perdí la versión electrónica ya hace un año ante uno de los ataques epilépticos de mi computador. Debo decir que Plaza & Janes, encargados de la versión impresa, olisqueó un buen negocio en la página web que tenía estos libros a disposición de cualquiera y en lugar de denunciarlos por plagio se aunó a ellos y hoy los mantiene no sólo informados de sus novedades sino que, hasta donde entiendo, los ha hecho los revisores de sus publicaciones sobre King. Una decisión inteligente donde las haya. En este caso ambos ganaron. Por supuesto el Kindle aún no había sido lanzado y los debates de hoy no estaban presentes.
La principal preocupación de las editoriales ahora son sus márgenes de ganancias y los derechos de los autores con los que trabajan. Si esto se soluciona de manera óptima, es decir si las editoriales siguen percibiendo sus maravillosos márgenes de ganancia la rendición ante el formato electrónico ya está hecha para prejuicio de los lectores. En prejuicio en tanto los libros electrónicos sólo mantienen una novedad económica en costos y para la espalda de los lectores (cargar cientos de libros en un solo aparatejo en lugar de andar con una biblioteca de cientos de libros a nuestras espaldas o en bibliotecas que cada vez se extienden de manera vital es una ganancia en nuestro apretado mundo de hoy).
Por supuesto estamos ante la primera generación de libros electrónicos, sólo copias digitalizadas de los libros impresos, que aún tienen deficiencia a la hora de presentar imágenes (cuando veo fotos o pinturas en un kindle me da la curiosa sensación de bidimensionalidad que se experimentaba hace unas décadas con las polaroid). En la segunda generación creo que sólo está trabajando penguin books, que presenta libros con animaciones y otro tipo de aditamentos que en este momento no están muy claros. Esto pone de relieve que no se tratará en el futuro sólo de diferencia de formatos de lectura sino de presentación y edición de textos y es en este último caso donde el libro impreso tiene aún muchas batallas por presentar.
Reveo mi versión de “Los Misterios del Señor Burdick” (Crhis Van Allsburgh en edición del Fondo de Cultura Económica) y me centró en su diagramación y la espectacularidad de sus imágenes. Se que no lo disfrutaría tanto al verlo electrónico (de hecho en razón de mis actividades como promotor de lectura lo tengo escaneado y no me produce la inquietud que el libro en mis manos) y sé que su arte (diagramación y diseño) se perdería en un kindle o en un celular.
Diagramación, arte, diseño, tamaño son aún consignas que no se ha jugado la industria editorial. En tanto el libro electrónico sólo tiene su mismo tamaño de pantalla para presentar todos los textos, el libro impreso tiene todos esos factores con los cuales jugar además de texturas, colores y hasta tipografías. Por supuesto se trata de libros más costosos que los comunes, sin embargo recuerdo ahora la novela gráfica de Paul Auster, que ha sido publicada en versión de bolsillo por Anagrama y sé que no es imposible. Así mismo las opciones que editoriales como Alfaguara, que tiene libros con Cd´s que amplían (no reemplazan) la experiencia del libro, muestran que el libro impreso tiene aún muchas posibilidades en juego sobre todo mientras las oportunidades del libro electrónico están tan desaprovechadas.
Consulto en la enciclopedia encarta (que venía anexionada al trasto epiléptico en el que ahora escribo) acerca del uso de una palabra y encuentro una confirmación de mi último argumento al ver la multimedialidad de la encarta. Un libro electrónico exige una nueva forma de narrar. Una narración que puede y debe ser acompañada de material audiovisual y de audio al tiempo que la persona se encuentra leyendo (en libros impresos este tipo de intercambio o enriquecimiento con otros lenguajes ha sido entendido en ediciones como la de “Salta Cachorro”, que incorpora viñetas que no se hallan al pie de la narración sino que la enriquecen, o la del citado “Libro blanco de la sabiduría”), es decir libros con bandas sonoras y efectos visuales incluidos. Sin embargo como aún estamos lejos de esos nuevos narradores, debemos conformarnos con ediciones que sirven en versiones tanto impresas como electrónicas. Un ejemplo de esto es “Cabalgando la bala” de Stephen King, en donde el autor (que tiene un gran olfato para los negocios) realizó la primera publicación electrónica con venta de la que se tiene noticia y que ante el fracaso se publicó en formato impreso sin que ganara o perdiera nada (excepto en millones de dólares) el relato. Marvel ha cortado por lo sano y sin mayor aspaviento ha dado la opción a sus seguidores de pagar una membresía mensual para que lean en línea tantos comics como quieran mientras sigue con sus publicaciones impresas.
La discusión seguirá por supuesto, eso no hay que dudarlo, lo que si hay que dudar es que debamos rendir tan rápidamente la publicación impresa ante la electrónica cuando la batalla de formatos apenas esta dada y el libro electrónico siga desperdiciando toda su potencialidad.

Los Misterios del Señor Burdick

Author: Diego Fernando Marín
miércoles, marzo 11

Autor: Crhis Van Allsburgh
Editorial: Fondo de Cultura Económica.
Libro-Álbum
Recomendado para Los Pequeños.
Descubrí este libro entre los volúmenes más manoseados de una biblioteca infantil hace casi diez años. En aquella época consideraba cualquier tipo de clasificación fútil e innecesaria y la mayoría de los libros dirigidos a los niños poco más que melaza predigerida. Entonces sucedió.
El volumen se halla compuesto sólo por 14 imágenes acompañadas de un título y una línea que sugiere una historia. Además un pequeño prologo a manera de historia en la que explica el apócrifo origen del libro. Lo que no explica se halla en las poderosas imágenes que siguen a continuación. Son muchos los escritores que han cedido frente a este libro. Stephen King en su colección de relatos “Pesadillas y alucinaciones” incluye “El despegue de la casa de la calle Maple”, una de sus mejores historias, basado en la última de las laminas presentadas.
“Los Misterios del Señor Burdick” se presta además para realizar promoción de escritura. Son pocos los niños que se resisten a escribir una historia basada en una de las imágenes o en el conjunto de todas ellas. Historias sofisticadas plenas de emoción y belleza. Indudablemente un libro que hay que tener en la biblioteca.

Ciencia Ficción.

Author: Diego Fernando Marín
martes, marzo 10



La ciencia ficción es uno de los géneros más desaprovechados en la promoción de lectura. Algunas de las razones esgrimidas por docentes y promotores de lectura tienen que ver con su desconocimiento del género, la dificultad de leerla en voz alta y las pocas obras dirigidas a niños pequeños.
Poco a poco sin embargo los nuevos artistas y escritores utilizan elementos de ciencia ficción en sus libros-álbum y en sus textos cortos para niños. Esto no es gratuito por supuesto. Desde sus albores la ciencia ficción se ha convertido en una de las revoluciones literarias más impresionantes e impactantes tanto en su forma como en su contenido. Es inútil pretender juzgar la estructura de una obra como “El sol desnudo” de Asimov comparándola con “La guerra y la paz”. Es como pretender comparar un huevo con una herradura. Sin embargo tanto críticos como docentes han pretendido hacer esa comparación.
Uno de los valores intrínsecos más importantes de la ciencia ficción tiene que ver con la capacidad para cuestionar al lector; cuestionarlo sobre el futuro, sobre las consecuencias de sus acciones, sobre lo desconocido y, sobre todo, con la esencia de lo humano. Se rebatirá que una obra de Shakespeare hace todo eso si tanta parafernalia. Claro que si, pero no es tan atractivo ni tan sorprendente para un niño o un joven (de hecho la obra de Shakespeare que podría ser más atractiva para un muchacho, no la conocen los docentes. Hablo por supuesto de “Titus Andronicus”). A la hora de realizar promoción de lectura deberíamos pensar en eso primero, que con la ciencia ficción, ya hemos ganado la mitad del terreno. Lo otro que podríamos pensar es que es una de las formas más efectivas para realizar proyectos transversales. A partir de una obra de Asimov, Bradbury o Gibson podemos aunar elementos sociales, psicológicos, físicos y/o químicos en un solo proyecto que atraviese hasta cuatro meses de trabajo educativo.
No pienso en eso sin embargo, pienso en un niño al que le pasaron un tomo de “Visiones peligrosas” y descubrió en esas páginas lo que quería hacer para siempre. Creo que siempre pienso en eso al escribir sobre el tema.

El Dragón hoy.

Author: Diego Fernando Marín
viernes, marzo 6



Siendo consecuente con el simbolismo del dragón la literatura fantástica ha cambiado su actitud hacia él de acuerdo a las circunstancias que nos acompañan. Hoy, que hablamos de deterioro de la capa de ozono, de calentamiento global y escases de agua, la mayoría de los héroes no enfrentan a los dragones sino que montan sobre ellos o los buscan como amigos.
Se está realizando un redescubrimiento del dragón. Títulos como “El último Elfo”, “Tierra de dragones”, “El jinete del dragón”, muestran una asociación de los hombres con este tipo de criaturas fantásticas.
Insisto, no hay nada de satánico en esta idea. Si el dragón simboliza las fuerzas de la naturaleza, hoy que estamos (con demasiada lentitud) tomando conciencia de los daños realizados, es apenas normal que nuestro antaño enemigo se convierta en aliado. Nunca antes como ahora hemos necesitado comprender la naturaleza y ayudarla a que recuperé su vigor.

El Dragón ayer.

Author: Diego Fernando Marín
jueves, marzo 5

Para las religiones primigenias la serpiente tenía características divinas porque renacía constantemente al mudar su piel, por esa razón se la asociaba con la luna y a ambas con la idea de eternidad. Por esa razón gran parte de las divinidades paganas estaban asociadas a la luna o tenían una media luna en la cabeza.
Con el advenimiento del cristianismo se demonizó la idea de la serpiente (es característico en un choque cultural que la cultura vencedora absorba o satanice la religión de los vencidos) que pasó a simbolizar lo malo. La más grande de las serpientes es el dragón.
El dragón como símbolo sin embargo va más allá del mal, se trata de una fuerza de la naturaleza que encierra el poder de los elementos en una sola criatura. Es una bestia feroz e inexpugnable que exige ser vencida. La mayor parte de los caballeros y héroes de la antigüedad tarde o temprano vencían un dragón y, sobre todo, lo que él representaba.
Vencer un dragón es para el héroe fantástico la más grande de las hazañas, por eso el dragón ha de ser gigantesco y feroz, no por lo que es sino por lo que encierra en sí mismo. Al vencer al dragón el héroe se vence a sí mismo y vence a la naturaleza indómita y, más importante, transmite el mensaje al lector que todo puede ser vencido, que cualquier obstáculo puede ser vencido por aquel que tiene valor y el corazón limpio. No hay nada de satánico en esa idea. San Jorge mismo venció un dragón.
miércoles, marzo 4

Las personas son felices mientras sus hijos leen libros como “Juventud en éxtasis” o “Juan Salvador Gaviota” o “El canto de la rana” o “sin tetas no hay paraíso”. Son felices porque asumen que se puede sacar una enseñanza de esos libros, en primer lugar, y además porque esos libros son entendibles. Es decir hablan de situaciones como la que cualquiera pudo haber enfrentado o vivido, más cercanas a las funciones de las parábolas y las fábulas que a las de la literatura.
Personalmente no sé que enseñanza se pueda sacar de “Cien años de soledad” ¿Qué las cucarachas se matan deslumbrándolas con el sol? ¿Qué entre primos no debe haber ningún vínculo amoroso? ¿Qué debes oponerte a los demás para triunfar? No lo creo. Sin embargo es uno de los libros más hermosos que he leído.
La fantasía y la ciencia ficción por el contrario suelen ser apartadas de la mano de los niños y jóvenes (en una universidad reconocida de Cali, de cuyo nombre no quiero acordarme, se ha prohibido la adquisición de libros de fantasía porque allí se educa la gente para la realidad) por que son literatura de evasión (“los únicos que tienen algo contra la evasión son los carceleros”, dijo Tolkien), literatura de la que no se puede extraer nada bueno y que además suele hablar de cosas horribles.
Cuando representantes de la iglesia atacaron a Potter acusando a su autora de bruja me conmocioné. La idea no sólo es estúpida sino absurda. Esas mismas personas deben adorar los libros de Carlos Cuauhtémoc (escritor godo y católico donde los haya). El hecho de escribir sobre mundos fantásticos no tiene nada que ver con la brujería. Recordé otro caso, a Michael Ende lo acusaron en su momento de tener vínculos con la iglesia satánica tan sólo porque Bastián Baltasar Bux (el protagonista de “La historia interminable”) tenía un medallón que decía “Haz lo que quieras” que era la consigna de Aleister Crowley. Nada hay de satánico en la actitud de Bastián mucho en la de sus acusadores.
Ni Bastian ni Potter ni cientos de libros de fantasía más van a provocar daño alguno en la mente de los lectores, al contrario. Veamos un ejemplo.
(Continuara…)

P.D. la imagen pertenece a la ilustradora Stephanie Pui Mun Law y su sitio web es: http://www.shadowscapes.com/

martes, marzo 3
Se va a celebrar en Medellín, del cuatro al ocho de marzo, un encuentro denominado Fractal `09. La intención de este encuentro no es otra que pensarse una ciudad del futuro, la Medellín del mañana. La lista de invitado está integrada por grandes personalidades de la ciencia ficción y la fantasía. Por supuesto, sus organizadores son jóvenes.
No son muchos lo que en Colombia le apuestan a la ciencia ficción. Tenemos dos escritores destacados en el tema, René Rébetez (ya fallecido) y Antonio Mora Vélez que se debe autogestionar y de quien sólo conozco publicaciones electrónicas.
Al contrario de lo que mucha gente piensa ni la fantasía ni la ciencia ficción son escapismo, sólo quien piensa profundamente en el hoy puede proyectarse hacia el futuro y elucubrar historias sobre esos mundos posibles alentando de paso a los seguidores sobre las problemáticas que nuestros actos de hoy generarán a corto, mediano o largo plazo.
Para quienes deseen saber más sobre el encuentro los invitamos a visitar:
http://www.encuentrofractal.com
http://www.semana.com/noticias-cultura/volver-futuro/121182.aspx
Por lo pronto van nuestras más sinceras felicitaciones a los organizadores.

Jesús Betz

Author: Diego Fernando Marín
lunes, marzo 2

Autor: Fred Bernard
Ilustrado por: François Roca
Editorial Fondo de Cultura económica.
Libro Álbum.
Recomendado para Lectores en Marcha.


Conocí a Jesús Betz hace cerca de dos años y desde el inicio se me hizo agua la boca al encontrarme un libro que se compone de cartas y que hace referencia a la inverosímil historia de un hombre tronco (sin brazos y sin piernas) que recorre el mundo entero y que revelándose ante lo que se pensaría un triste destino, descubre que el honor, el valor y el amor existen para todos aquellos que los busquen. Se me hizo agua la boca al ver las magníficas ilustraciones a página completa, una por cada carta, y el gran formato de la publicación.
La intención inicial de estos autores era trasladar al papel el argumento original de una de las películas más polémicas de la historia, “Freaks”. Sin embargo al encontrarse con grandes dificultades para conseguir los derechos necesarios decidieron contar su propia historia.
Jesús Betz ha tenido una muy buena acogida por parte de los niños a quienes se las he leído o a quienes les he pasado el libro. Para los adultos en cambio, esas primeras palabras, esos primeros capítulos son difíciles, frustrantes y dolorosos, sin embargo se empeñan en salir avante para descubrir que lo que importa no es la crueldad y el dolor sino lo que se esconde detrás de ellos.